Wild Wild Country

V.O: Wild Wild Country 2018
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Chapman Way
,
Maclain Way
Ver serie

Las sectas siempre han despertado el interés y la curiosidad de los medios de comunicación y los productores de documentales. Pero en lo que llevamos de siglo se han convertido prácticamente en un género en sí mismo. Y para no permanecer ajeno a esta moda en la que el culto a un personaje estrafalario es la motivación principal de miles de personas, Netflix estrenó en 2018 Wild Wild Country.

Dirigida por los hermanos Maclain y Chapman Way y producida por los hermanos Duplass (Togetherness, Habitación 104), esta docuserie de seis episodios se adentra en la comuna de Rajneeshpuram, que durante los años 70 y 80 movilizó a centenares de personas llegadas de todo el mundo. Con el filósofo y gurú indio Bhagwan Shree Rajneesh como líder, al que sus seguidores llamaban Osho, este culto que nació en la India terminó fundando su propia ciudad en el estado norteamericano de Oregón. Una rocambolesca historia en la que el fervor espiritual se mezcla con historias de celos, venganzas, bioterrorismo y lujosos Rolls Royce.

Wild Wild Country es una de las docuseries más exitosas de Netflix, porque cuenta con todos los ingredientes necesarios para atrapar al espectador. El protagonista principal es un líder espiritual que desprecia la política y las religiones tradicionales, promulga el amor libre y la libertad de expresión. A su lado está Sheela, una servicial joven que no tarda en convertirse en su secretaria y luego en su portavoz. Y todo ello se desarrolla en una bohemia comuna india que, al más puro estilo de la época, se asemeja mucho a la tierra soñada de cualquier hippie.

La personalidad que demuestra Sheela a lo largo de todo el metraje hizo de ella un personaje popular que incluso algunos llegaron a calificar como icono pop, y en 2018 visitó Barcelona dentro del CCCB que se celebra en la ciudad condal. “Fui acusada de muchas cosas por parte de gente que me envidiaba por estar tan cerca de Bhagwan. Pero ser acusada no significa ser criminal (…) Ya cumplí condena de cárcel por los delitos que cometí y salí, así que por favor dejadme en paz. Si tenéis dudas, quedáoslas para vosotros, no las carguéis sobre mí”, respondió en una de las entrevistas que mantuvo con los medios españoles.

Tras el estreno de la docuserie, y su enorme trascendencia mediática, no tardaron en aparecer en los medios hombres y mujeres que formaron parte de la comuna. Una experiencia que algunos de ellos vivieron siendo niños, pero que les marcó profundamente. Uno de ellos fue Dickton Kent, que compartió sus experiencia a través de su blog, y que no dudó en señalar que “si Sheela no hubiera sido tan extravagante, las cosas podrían haber sido diferentes”. Crítico con la aparición de las estrellas de Hollywood que tanto sedujeron a Osho, y que determinaron el futuro del culto, reconoció que durante su adolescencia nunca se interesó por sus enseñanzas, y que la gente era cariñosa en público pero que no tenía relaciones sexuales al aire libre, tal y como se desprende del documental.

“Contar la verdadera historia de Rajneeshpuram probablemente nos llevaría 20 horas” reconoció Maclain Way en una entrevista. El director también aclaró que el interés por Sheela, que aparece tanto en las imágenes de archivo como en la época actual, vino porque “está en una posición única en la que no es muy querida ni bienvenida en Oregón” pero “ha sido completamente excomulgada de la comunidad” y tampoco “tiene muchos amigos que la respalden”. Según su hermano y codirector, “Sheela tiene una convicción muy clara de sus ideologías y sus creencias y de lo que creer que es correcto e incorrecto y por lo que estaba luchando, y eso es lo que hace que la serie sea tan interesante”.

Tras solucionar sus problemas con la justicia Sheela se mudó a Europa y en la actualidad vive en Suiza, donde dirige varias residencias de ancianos. Una especie de redención personal que sin embargo se vio interrumpida por la docuserie de Netflix, que ofrece una visión de ella compleja y feminista, pero también malvada. “Tenemos personas que la ven como una luchadora por la libertad y alguien que estaba dispuesta a crear su propia dinastía y su futuro, incluso si fuera por otro hombre. Sheela es ciertamente una feminista, pero encontró su feminismo a través de un gurú”, declaró Maclain.

El éxito de Wild Wild Country y sus protagonistas es demasiado jugoso para que Hollywood lo deje en una miniserie y por eso Netflix anunció un documental sobre Sheela y las secuelas que dejó en ella el movimiento. Por otro, Amazon, con Priyanka Chopra (Quantico) como protagonista, hizo lo propio en ficción la historia de la ayudante de Osho para trasladarla a un largometraje. La explotación de la comuna de Rajneeshpuram bien lo merece, ya que además de captar la atención de todo el mundo, en 2018 Wild Wild Country se hizo con el Emmy a la mejor serie documental.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x02
  • 1x05