White Lines

V.O: White Lines 0
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Ashley Way
,
Luis Prieto
,
Nick Hamm
Reparto:
Guillermo Lasheras
,
Jade Alleyne
,
Javi Coll
,
Javier Garrido García
,
Juan Carlos Vellido
,
Juan Diego Botto
,
Marta Milans
,
Rafael Morais
,
Tallulah Evans
,
Tom Rhys Harries
Guionistas:
Álex Pina
Ver serie

No hacía falta ver aquel “Del creador de La Casa de Papel” para saber que, efectivamente, Álex Pina había vuelto. Y es que ya los primeros fotogramas del trailer de White Lines prometían que este thriller ibicenco llegaba con todo para repetir el tremendo éxito de su hermano mayor. Ritmo frenético, música molona, personajes al límite y un sinfín de giros que impiden cualquier movimiento en el espectador que no sea darle al botón de “siguiente episodio”.

En esta ocasión, el creador pamplonica regresa con un drama centrado en la desaparición de un importante pinchadiscos inglés, cuyo cuerpo aparece veinte años después en Ibiza. Es entonces cuando su hermana viaja hasta allí para ser parte de una investigación que tiene por objetivo saber qué le pasó al joven en sus últimas horas. Pero emprender una búsqueda en la isla trae consigo sumergirse en un oscuro mundo de mentiras, fiestas, drogas y yates de lujo.

Como es de esperar, la ficción constituye uno de los bombazos de Netflix para 2020. Y no es para menos. Si a la presencia de Vancouver Media —creadores de La Casa de Papel— le añades la participación de la británica Left Bank Pictures, responsable de la prestigiosa The Crown, el cóctel resultante es más que atractivo, como mínimo. En este sentido, Andy Harries, jefazo de la productora de Londres, destacaba cómo el proyecto reúne a dos países distintos para hacer uno de los títulos que más orgullo le despiertan. “Es un verdadero logro haber reunido a estas dos compañías, esto demuestra que puedes hacer series para el público de habla hispana e inglesa sin ningún problema”, comentaba el ejecutivo.

Sin embargo, mezclar dos culturas tan distintas en la historia fue algo que, en la práctica, aumentó el reto que ya de por sí suponía la ficción. Por ello reunieron una sala de guionistas con cinco escritores españoles y uno bilingüe, formada por nombres curtidos en series como El Barco, Vis a Vis o Los Hombres de Paco, y entre los que se encuentran: David Barrocal, Esther Martínez Lobato, Alberto Úcar, Javier Gómez Santander y Nacho Sánchez Quevedo. Ellos fueron los encargados de escribir los guiones que más tarde repasaría Pina y, finalmente, el guionista inglés traduciría conociendo los matices de la historia.

“Espero que lo que sientan los espectadores cuando vean la serie sea realismo. Los españoles hablan castellano coloquial con su ritmo natural y el inglés también es perfectamente natural”, cuenta Harries. No obstante, esta fusión hispano-británica no se limita al guion, sino que irradia todos los departamentos de la producción. Por ejemplo, hay presencia multicultural desde la dirección del nominado al Goya Luis Prieto (Snatch) y los británicos Nick Hamm (Driven) y Ashley Way (Ripper Street) —ganadores del BAFTA— a la fotografía de Juan Miguel Azpiroz (The Gunman) y el ganador del Emmy Kieran McGuigan (The Hole), pasando por el reparto.

Precisamente, el elenco fue seleccionado cuidadosamente para dar una sensación de conjunto y naturalidad. Así, nombres como el nominado al BAFTA Daniel Mays (Star Wars: Rogue One), Laura Haddock (Guardianes de la Galaxia) o los nominados al Goya Belén López (15 Años y Un Día) y Juan Diego Botto (Vete de Mí) encabezan la propuesta. Pero no son los únicos en un reparto que reúne a más de un gran nombre, algunos de la talla de Pedro Casablanc (B), cuatro veces galardonado por la Unión Española de Actores; el portugués Nuno Lopes (São Jorge), premiado en los festivales de Berlín y Venecia; Marta Milans (Shazam!); Tom Rhys Harries (Britannia); Angela Griffin (Coronation Street); Francis Magee (Crimen Organizado); Barry Ward (The End of the F***ing World); o Javi Coll (Los Abrazos Rotos), entre otros.

El resultado es una ficción que, según el propio Pina, se vertebra alrededor de una gran pregunta: “¿Quién mató a mi hermano?”. Ese hilo conductor les ofrece la posibilidad de “hacer un And Then There Were None un tanto atípico con unos personajes excéntricos que ya de por sí están marcados por los excesos de Eivissa. Pero en realidad lo que contamos es cómo la protagonista, Zoe, a través de esta búsqueda, acaba en realidad encontrándose a sí misma (...) Tocamos la melancolía del paso del tiempo y de si realmente estamos viviendo la vida que queríamos cuando teníamos 20 años. Siempre buscamos la identificación del espectador”.

Conviene no olvidar que Pina es el mismo que, desde hace ya más de una década, lleva creando series tan populares como Los Serrano, Los Hombres de Paco, Vis a Vis o El Barco. Esto hace que la presión por igualar el resultado de sus títulos anteriores pueda ser una losa, sobre todo tras el fenómeno que supuso La Casa de Papel. En este sentido, Pina asegura: “Hay dos caras de la misma moneda. Por una parte, cuando tienes un producto que ha gustado, sientes esa presión y cada vez que escribes algo nuevo al otro lado está un señor llamado decepción acechando. Pero por otro lado te da una mayor oportunidad porque tienes la confianza del espectador, que es más proclive a hacer un primer visionado de tu nueva serie porque le gustó la anterior. Esa carta solo la tienes una vez, pero si la tienes juegas con ella”.

¿Habrá gastado Pina su carta más valiosa? La respuesta de la crítica apunta a que no. Tanto así que el prestigioso diario The Guardian afirma que la serie es “un drama de misterio irreverente, descarado y enérgico” y asegura que “sorprendería” si una creación tan “vistosa, turbulenta y fantásticamente desenvuelta” no acabase triunfando. Otros como Digital Spy la sitúan como “un viaje entre géneros, estridente y extremadamente loco del que no querrás tener prisa en bajarte”. Eso sí, advierten de que conviene “no tomarla muy en serio”.

En cualquier caso, todo apunta a que los diez primeros capítulos de White Lines logran seguir la estela de sus antecesoras, siendo capaz de ofrecer un producto marca de la casa. Esto es, básicamente, una historia ágil, con varias líneas temporales y trufada de giros que, si te descuidas, voltearán tus expectativas a cada episodio que veas.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x02
  • 1x03
  • 1x09
  • 1x10