We Are the Champions

V.O: We Are the Champions 2020
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Ver serie

El ser humano es competitivo por naturaleza, y prueba de ello son los numerosos campeonatos que existen en torno a prácticamente cualquier cosa. ¿La más absurda que se te ocurra? Seguro que hay un ruso, un estadounidense o un chino experto en esa disciplina. Gracias a esas personas tan peculiares surge We Are the Champions.

Porque sí, haya donde haya dos personas que compitan, habrá un campeón. Este documental repasa algunas de las competiciones más sorprendentes, extrañas y -no vamos a negarlo- ridículas del mundo. Seis episodios en los que nos adentraremos en aquellas comunidades en las que se viven y siguen con pasión estas competiciones.

Pero, ¿dónde está la fina línea que separa el deporte, el ejercicio y la actividad física de lo absurdo? Pues probablemente sobre el borde de la colina por la que se despeñan decenas de personas que ruedan cuesta abajo detrás de un queso (sí, sí, compiten por y contra un queso). Se trata del increíblemente famoso Cooper’s Hill Cheese-Rolling and Wake, también conocido como el Festival del Queso Rodante.

Este es solo uno de los "deportes" que podemos encontrar en We Are the Champions. Algunas de las competiciones que nos muestran ya las conocemos de haberlas visto en películas norteamericanas, como las de comer o las de maestría con los yoyós.

Aunque todo puede ser siempre aún más extravagante, y en este documental descubrimos el insólito concurso de peinados de fantasía. Pero no os penséis que los humanos somos los únicos raritos, ya que también hay una competición de baile protagonizada por perros (ellos no tienen la culpa) y el sorprendente campeonato de salto de rana (el animal, no el juego clásico).

Los fans de The Office seguro que pueden imaginarse a Dwight Schrute participando -y ganando- en todas y cada una de ellas, aunque no tendrán que intentarlo demasiado porque Rainn Wilson es el narrador de este documental. El “autoproclamado experto de lo no convencional” nos trae a algunos “héroes” modernos cuyo poder puede ser algo -en principio- tan banal como comer mucho chili.

Cuando vemos el currículum de los tres directores que se colocan tras las cámaras de este documental, todo cobra mucho más sentido. Los realizadores son Brian Davis, del documental El pato del millón de dólares sobre el concurso de sellos de patos, y Martin Desmont y Nick Frew, directores de la serie documental La religión del deporte.

The Office nos enseñó que también hay belleza en las cosas ordinarias y que algo tan aburrido como una oficina de venta de papel puede ser divertido. Ahora Rainn Wilson nos quiere mostrar la belleza escondida tras la rareza en We Are the Champions, un documental que se construye como una celebración de la pasión y la afición por cualquier tipo de hobby, sin importar lo extraño o ridículo que sea.