Una conspiración sueca

V.O: We Got This 2020
  • 1 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Patrik Eklund
,
Santiago Gil
,
Schiaffino Musarra
Reparto:
Alexander Karim
,
Anki Larsson
,
Schiaffino Musarra
Guionistas:
Patrik Eklund
,
Santiago Gil
,
Schiaffino Musarra
Ver serie

Uno podría pensar que los nórdicos no son muy duchos en materia de comedia, ya que su fuerte carácter parece coincidir más con los fríos 'nordic noir' que tan populares se hicieron e internacionalizaron la ficción de sus países. Nada más lejos de la realidad. Los escandinavos saben reírse, y mucho, tal y como demuestra la comedia Una conspiración sueca.

El desafortunado protagonista de esta historia es George English, un inmigrante norteamericano más parecido al Nota de El Gran Lebowski, con poco conocimiento del idioma, una carrera profesional en caída libre y una deuda que aumenta exponencialmente. Cuando más hundido está, parece encontrar la solución a sus problemas en el transporte público.

Mientras viaja en autobús, conoce a una anciana que le cuenta una teoría conspiranoica: el antiguo Primer Ministro Olof Palme no fue asesinado, sino que murió de SIDA (una teoría que, por cierto, es real y fue presentada por un investigador privado en 2017) y todo fue un montaje para encubrirlo. English obtiene, así, un hilo del que tirar para resolver el crimen y reconducir su vida.

Y es que, por encontrar al culpable del crimen, el gobierno sueco ofrece una recompensa de 50 millones de coronas suecas. Entonces, decide reunir a un equipo (de idiotas) con los que investigar y resolver el caso, pero, cuanto más se adentra en el misterio, más peligrosa se vuelve su misión y el riesgo por ganar ese dinero comienza a ser muy elevado.

Una comedia negra que bebe de las teorías conspiranoicas en torno a uno de los crímenes más importantes de la historia de Suecia en el siglo XX. Olof Palme fue Primer Ministro del país en dos etapas, desarrollándose la segunda entre 1982 y 1986, cuando fue asesinado mientras paseaba con su mujer. Nadie supo nunca quién fue el culpable del primer magnicidio en el estado desde 1792, momento en el que asesinaron al rey Gustavo III.

La serie fue creada por el actor estadounidense Schiaffino Musarra, que también se encarga de interpretar al protagonista de la historia. El intérprete se mudó a Suecia por amor, y no fue hasta que ya vivía allí cuando descubrió la historia de Palme, encontrando la inspiración para la trama de ficción, que guarda aún más paralelismos con la realidad.

Musarra tuvo problemas con la Hacienda sueca y no podía pagar, por lo que buscó formas de conseguir dinero y encontró la recompensa por resolver el crimen. Investigando sobre este se le ocurrió la idea de hacer una comedia con todas esas teorías existentes, como el caso de JFK en su Estados Unidos natal. Tardó siete años en conseguir producirla, porque fue un trauma nacional que es casi un tabú para la sociedad sueca, pero finalmente pudo llevarlo adelante.

Y así es cómo, gracias a una crisis financiera, nació esta comedia negra. Una conspiración sueca que se ríe de todas las teorías conspiranoicas surgidas en torno a crímenes importantes sin resolver y la desesperación de las personas que, no solo las creen, sino que prácticamente basan su vida en encontrar una verdad que, lo más probable, es que no exista.