Un escándalo muy británico

V.O: A Very British Scandal 2021
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Anne Sewitsky
Reparto:
Claire Foy
,
Julia Davis
,
Paul Bettany
,
Richard McCabe
Guionistas:
Sarah Phelps
Ver serie

En 2018, A Very English Scandal se convirtió en una de las mejores miniseries británicas modernas con su retrato del escándalo homosexual en los años 60/70 de un político del partido liberal. Tras su éxito, la serie volvió con una segunda entrega, convirtiéndose en una serie antológica. Así nació en 2021 Un escándalo muy británico.

En esta ocasión, volvemos al Reino Unido en los años 60. Margaret e Ian Cambpell, los duques de Argyll protagonizaron uno de los divorcios más sonados del momento. Un escándalo mediático que enfrentó a la sociedad británica frente a su propio conservadurismo y puritanismo en una época en la que el divorcio no estaba bien visto, mucho menos entre la nobleza.

El matrimonio era una de las parejas favoritas de la prensa del corazón por aquella época. Ella era un sinónimo de estilo y belleza, su carisma había encandilado a todos. Hasta que, un día, una foto sexual muy explícita de Margaret lo cambió todo. De ser idolatrada pasó a sufrir ataques constantes por parte de la prensa amarilla.

Junto con la fotografía de su mujer, el duque de Agryll encontró en un escritorio una lista con el nombre de 88 hombres con los que había tenido una aventura su esposa. El aristócrata le pidió inmediatamente el divorcio a su esposa, convirtiéndose en la comidilla de los tabloides sensacionalistas y las clases pudientes de Londres.

La historia de Margaret Cambpell es fascinante. Nacida en el Reino Unido pero criada en Estados Unidos, siempre quiso vivir a su manera y nació demasiado pronto. Su vida está narrada en su autobiografía Forget Not, y cuenta su largo historial de desventuras amorosas. Tras el divorcio del duque de Argyll, fue la primera aristócrata llamada puta por la prensa y vivió un escarnio público.

Esta nueva entrega de la antología cuenta con numerosos cambios. Para empezar, en el apartado creativo. Russel T. Davies (It’s a sin) y Stephen Frears (The Queen) no repiten para contar esta historia. En su lugar, encontramos a Sarah Phelps (Dublin Murders) como responsable del guion y Anna Sewitsky (Castle Rock) a los mandos de la dirección.

En cuanto al reparto, el matrimonio está encarnado por Paul Bettany, que comenzaba a salir del mundo Marvel tras protagonizar la fantástica Bruja Escarlata y Visión, y Claire Foy, que repetía la labor de interpretar a un miembro de la aristocracia tras dar vida de manera inolvidable a la princesa/reina Isabel II en The Crown.

La antología sigue ofreciéndonos los escándalos sexuales de las clases más altas de la sociedad del Reino Unido. En esta ocasión, Un escándalo muy británico nos narra el polémico divorcio de los duques de Agryll y el posterior escarnio público hacia la exaristócrata. Una serie sobre el trato de la prensa hacia los personajes públicos y cómo puedes pasar de estar en la cumbre a descender a los infiernos de un día para otro.