Todo va a ir bien

V.O: Everything's Gonna Be Okay 2020
  • 2 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Productores/as:
Debra Spidell
,
Marissa Berlin
,
Vivienne Walshe
Directores/as:
Rachael Holder
,
Rachel Lee Goldenberg
,
Silas Howard
Reparto:
Josh Thomas
,
Kayla Cromer
,
Maeve Press
Guionistas:
Josh Thomas
,
Marissa Berlin
,
Thomas Ward
Ver serie

Estrenada en enero de 2020 en la cadena norteamericana Freeform, Todo va a ir bien es una comedia con tintes autobiográficos que supone el salto a Hollywood del joven australiano Josh Thomas, creador con una breve pero prometedora carrera televisiva que aquí pretende volver a enamorar al espectador con una historia de crecimiento, relaciones familiares y afirmación de la identidad.

Su argumento sigue a Nicholas, un veinteañero independiente y entomólogo de profesión que durante un viaje a Los Ángeles recibe una trágica noticia: su padre está a punto de morir. Tras su marcha, el joven debe ponerse al frente del cuidado de sus dos hermanas preadolescentes, Matilda y Genevieve, convirtiéndose en un tutor legal improvisado.

Así las cosas, Nicholas se encuentra a cargo de una chica en el espectro autista que se prepara para la universidad y de otra que, pese a ser ingeniosa y mordaz, se resiste a aceptar lo que la pubertad le tiene preparado. Ellas, por su parte, tendrán que lidiar con la pérdida devastadora de su padre y también con el hecho de que su hermano neurótico es todo lo que les queda.

Coproducida entre Freeform Studios y Avalon Television, Todo va a ir bien es la segunda ficción televisiva creada por Josh Thomas, quien a los 17 años se convirtió en la persona más joven en ganar el Festival Internacional de Comedia de Melbourne allá por 2005. Aupado como un niño prodigio, Thomas pasó del stand-up a debutar como guionista, actor y productor ejecutivo con Please Like Me.

Aquella serie, galardonada con el premio a Mejor Guion en los Australian Academy of Cinema and Television Awards, ya ponía sobre la mesa los temas principales que después marcarían la obra del autor nacido en Blackwater: las enfermedades mentales, la exploración de la amistad, el descubrimiento de la sexualidad o las relaciones sentimentales y familiares.

En el ámbito creativo, Thomas está acompañado por guionistas como Marissa Berlin (Somos los mejores: Una nueva era), Thomas Ward (Please Like Me) o la debutante Vivienne Walshe. En lo que respecta a la dirección, la serie está comandada por dos nombres propios: la ganadora del Emmy Rachel Lee Goldenberg (Unpregnant) y el nominado Silas Howard (Pose).

Por otro lado, el reparto incluye un puñado de jóvenes intérpretes, con poca experiencia pero mucha frescura. Entre todos ellos cabría destacar a Josh Thomas como Nicholas; Maeve Press (Viviendo con un asesino); Kayla Cromer (South of Hell); Adam Faison (Grace and Frankie); Lori Mae Hernandez (El secreto de Nick); o Lillian Carrier (NCIS: Nueva Orleans).

Con estos ingredientes, hay que decir que la serie cosechó críticas muy positivas en medios de gran envergadura. El propio The New York Times la calificó como “una tragicomedia adorable y maravillosa con una voz extravagante y un toque agridulce”. A la vez, Rolling Stone destacaba la calidad de sus actores: “Tiene dos de las mejores y más naturales interpretaciones infantiles de los últimos tiempos”.

Con una primera temporada de 10 episodios, Todo va a ir bien es un paso más en la carrera de un Josh Thomas del que sólo se pueden esperar títulos interesantes. Es una obra cuyo principal valor se encuentra en su punto de vista, original, perverso y a la vez lleno de corazón. Si buscas una serie que te hable abiertamente sobre el sufrimiento, el sexo o el amor en etapas adultas y adolescentes, no busques más. Porque además es que te vas a reír.