The Underground Railroad

V.O: The Underground Railroad 2021
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Productores/as:
Jamie Feldman
,
Shawn Petersen
Directores/as:
Barry Jenkins
Reparto:
Chase W. Dillon
,
Joel Edgerton
,
Thuso Mbedu
Guionistas:
Barry Jenkins
,
Jacqueline Hoyt
,
Jihan Crowther
Ver serie

Estrenada en mayo de 2021, The Underground Railroad es, para algunos, uno de los lanzamientos más esperados de su año. Afirmar algo así siempre es atrevido, pero más aún cuando en los meses de alrededor llegaría el desembarco televisivo de Marvel, transatlánticos del tamaño de El Señor de los Anillos o Foundation, o nuevas temporadas de series como The Boys, The Mandalorian o Stranger Things. Así que, efectivamente, son palabras mayores. Por algo será.

Para entender la expectación que despierta la serie habría que remontarse hasta 2016, cuando el director Barry Jenkins levanta el Oscar a Mejor Película por Moonlight en el Dolby Theatre de Los Ángeles. A partir de ese momento, el realizador, al que se le atribuyen 89 premios y más de 130 nominaciones obtenidos en su trayectoria, comenzaría a gestar un ambicioso proyecto que se acabaría convirtiendo en su debut como creador televisivo.

La historia en cuestión nos narra la odisea de la joven Cora en su desesperado intento por ser una mujer libre en el sur de Estados Unidos, antes de la Guerra de Secesión. Allí, Cora descubre que los rumores eran ciertos: existe un ferrocarril subterráneo capaz de cruzar el país a través de estaciones clandestinas, lo que podría significar una vía para escapar de la servidumbre. Eso sí, la huída la hará descubrir realidades que ni siquiera podía imaginar, cruzándose a la vez en su viaje con lo mejor y lo peor de la condición humana.

Como apunte, The Underground Railroad es una adaptación de la novela homónima escrita por el neoyorquino Colson Whitehead, que además le sirvió para ganar el Premio Pulitzer en 2017. Hay que decir que, si bien el relato está construido sobre una base histórica muy detallada, los hechos relacionados con el ferrocarril pertenecen a una versión alternativa de lo ocurrido.

Es más, lo de “Underground Railroad” no se refiere a una vía férrea en el sentido estricto de la palabra, sino a una red clandestina con “conductores” y “maquinistas” —gente que ayudaba a huir a los esclavos, o que incluso les conseguían disfraces o mapas—, “pasajeros” —los fugitivos— y “estaciones” —casas particulares ofrecidas para comer y descansar—. De modo que el argot ferroviario se usaba como una especie de clave secreta para no hablar explícitamente de estas actividades.

Así, el equipo de guionistas liderado por Jihan Crowther (The Man in the High Castle), Jacqueline Hoyt (The Leftovers) y el propio Jenkins, tuvo que traducir al lenguaje televisivo un relato que se enmarca dentro de la ficción histórica y que se vertebra en torno a la idea de qué hubiera pasado si todo esto del “Underground Railroad” hubiera sido en realidad un conjunto de carriles, estaciones y trenes de vapor tangibles.

Cambiando de tercio, hay que hablar de los miembros de un reparto encabezado por: la doble nominada al Emmy Thuso Mbedu (Is'Thunzi); William Jackson Harper (Midsommar), también nominado; Chase W. Dillon (Little America); Aaron Pierre (Krypton); Sheila Atim (Harlots); Lily Rabe (American Horror Story); el triple ganador del AACTA Damon Herriman (Mindhunter); David Wilson Barnes (Perry Mason); o el australiano Joel Edgerton (Loving), nominado al Globo de Oro en 2017.

Calificado como “el mayor desafío de mi carrera” por el propio Barry Jenkins, el rodaje de The Underground Railroad tuvo lugar en la bellísima Savannah, situada en el estado de Georgia, durante nada menos que 116 días. En este sentido, la producción que lidera Amazon Studios fue una de las muchas que se vieron afectadas por la pandemia del COVID-19; sin embargo, lo curioso es que la filmación se detuvo justo cuando quedaban sólo tres días para completarse.

Por suerte, The Underground Railroad acabó llegando a la plataforma de Bezos para acercarnos un drama sobre el esclavismo afroamericano que respira verdad por los cuatro costados. Y es que, por mucho que el relato de Cora no sea real al cien por cien, su viaje podría haber sido el de cualquiera de los 100.000 esclavos que fueron libres gracias al “ferrocarril subterráneo”; así como el de otros tantos que no lograron escapar del yugo de la opresión.