The Test

V.O: The Test: A New Era for Australia's Team 0
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Adrian Brown
Ver serie

Si os preguntasen cuál es el deporte más seguido en el mundo, muchos responderíais que el fútbol. Y es cierto. Pero si os preguntasen cuál es el segundo deporte más seguido, casi ninguno adivinaría que la respuesta es el críquet. Y seguro que a sus más de 2.500 millones de seguidores alrededor de la Tierra les gustaría la serie The Test.

Se trata de una de esas historias deportivas de superación, de ir de lo más bajo a lo más alto. Y tiene como protagonista a la selección australiana de críquet. Los aussies son los que mejores de este deporte y los que más veces han ganado el Mundial, pero en 2018 cayó en desgracia tras demostrarse que hacían ball-tampering.

El ball-tampering varía en su forma según el deporte del que se esté hablando. Consiste en que alguno de los jugadores altere la integridad de la pelota. Con esto se consigue en críquet alterar la aerodinámica lógica de la pelota cuando se lanza, consiguiendo así que el que batea no pueda predecir la trayectoria del lanzamiento y no pueda impactarla correctamente.

El de 2018 no ha sido un caso aislado, a lo largo de la historia se ha acusado a diversos equipos u jugadores en numerosas ocasiones y ha ido aumentando en los últimos años. Sin embargo, nunca se había dado que Australia, la mejor selección de la historia, no solo fuese acusada, sino que se demostrase que estaban haciendo ball-tampering.

Ocurrió en marzo, cuando se enfrentaron en una serie de partidos a Sudáfrica. Las cámaras enfocaron a Cameron Bancroft y se descubrió que estaba frotando la pelota con un papel amarillo. Tras aparecer en las pantallas, intentó ocultarlo, pero los comisarios del partido encontraron la cinta adhesiva con arena con la que estaba frotando la pelota.

Tras el partido, salió en rueda de prensa junto con Steve Smith, el capitán del combinado. Admitieron ante la prensa lo ocurrido y Smith reconoció que lo habían preparado todo durante la comida anterior al partido. Tanto Bancroft como Smith como David Warner fueron sancionados sin poder jugar durante 9, 12 y 12 meses, respectivamente.

No solo fue un escándalo a nivel deportivo, por lo que supone para la reputación de Australia, las sanciones que se impusieron y pérdida de jugadores importantes, sino también repercutió en lo económico. Muchas marcas cancelaron sus contratos de patrocinio, tanto con el equipo como con jugadores individuales, y perdieron contratos audiovisuales.

La serie comienza con el día en el que se destapó la trampa. A partir de ahí, seguimos los siguientes 18 meses de competición. Australia ahora se encuentra bajo la capitanía de Tim Paine y Justin Langer como entrenador. La serie termina en 2019 cuando, tras año y medio de horror, Australia consigue retener The Ashes, un Test que se celebra entre Inglaterra y Australia.

Gracias a la narración del actor Brendan Cowell (Los Borgia) y los testimonios de los protagonistas de toda esta historia, tanto los sancionados como los nuevos héroes, The Test nos muestra un caso real de descenso a los infiernos: cómo un equipo puede pasar en un día de la gloria a la humillación y el largo camino hasta la redención.