The Shrink Next Door

V.O: The Shrink Next Door 2021
  • 1 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Directores/as:
Michael Showalter
Reparto:
Kathryn Hahn
,
Paul Rudd
,
Will Ferrell
Guionistas:
Georgia Pritchett
Ver serie

En su apuesta por apadrinar proyectos respaldados por grandes estrellas de Hollywood, Apple TV lanzó en noviembre de 2021 la miniserie The Shrink Next Door, una comedia negra con Paul Rudd (Ant Man) y Will Ferrell (Stranger Than Fiction), en la que no sólo interpretan a la pareja protagonista, sino que además participan en el proyecto como productores ejecutivos. Dada la implicación de ambos, todo apunta a que este título podría convertirse en una gran revelación.

Para empezar, su argumento sigue los pasos del Dr. Isaac “Ike”Herschkopf, más conocido como “el psiquiatra de los famosos”, y Marty Markowitz, su paciente de muchos años. La suya es una relación profesional como cualquier otra; al menos hasta que el carismático doctor empieza a influir gravemente en Marty, convenciéndole incluso de cederle la empresa familiar o de irse a vivir a su casa en los Hamptons. Es el comienzo de un vínculo tóxico que durará tres décadas.

Curiosamente, la ficción se basa en el podcast homónimo producido por Wondery y Bloomberg Media; según las cifras oficiales, el más escuchado de 2019. En él se relata la historia real del verdadero Marty Markowitz, quien acudió al Dr. Herschkopf para tratar una depresión, fruto de la reciente muerte de su padre y de la responsabilidad de dirigir el negocio familiar. Vulnerable, Marty cayó en las artimañas del terapeuta, experto en lucrarse a costa de pacientes potentados.

“Me sentí como si estuviera en una secta. Se apoderó de mi vida muy rápido”, declaraba Marty en una entrevista para The New York Post. Desde luego, no había motivos para dudar del buen doctor: era alguien muy conocido en el Upper West Side de Manhattan e incluso tenía entre su clientela a personalidades como Courtney Love o Gwyneth Paltrow. Mucho tiempo después, la turbulenta historia saldría a la luz gracias al periodista Joe Nocera, testigo de la relación.

Sin duda, un material apasionante, y más en manos de la guionista Georgia Pritchett, ganadora de 4 Emmys y con experiencia en desarrollar dinámicas de poder viciadas gracias a su increíble trabajo en Succession. En esta ocasión, sin embargo, Pritchett viste el guion como una comedia amable, aunque el contenido tiene poco de divertido: “Es una tragedia. La comedia la usamos para que el público se relaje, baje la guardia y luego choque con temas amargos y difíciles”.

Dirigida por Michael Showalter, implicado en la comedia criminal Search Party, la miniserie está compuesta por sólo 8 episodios, los cuales suponen el reencuentro entre los mencionados Paul Rudd y Will Ferrell, dos de los grandes comediantes del Hollywood actual, a quienes se les vio juntos en El reportero: La leyenda de Ron Burgundy, dirigida en el lejano 2004 por el entonces debutante Adam McKay, realizador que luego firmaría La gran apuesta o El vicio del poder.

Evidentemente, entre los fans de la comedia existe mucha expectación por volver a disfrutar de la dupla Rudd-Ferrell. No obstante, deben saber que no son los únicos grandes nombres dentro del equipo artístico. The Shrink Next Door puede presumir de tener también en pantalla a una genial Kathryn Hahn (Bruja Escarlata y Visión), dos veces nominada al Emmy, y a Casey Wilson (Happy Endings), dos veces nominada al Critic’s Choice TV Award en 2012 y 2013.

Con estos ingredientes, sorprende la división de opiniones que generó el proyecto en la crítica. Las reseñas menos favorables señalan que el principal problema de la serie es el tono, pues no termina de saber “si es seria o desenfadada”. La propia Empire detalla aún más esto, señalando que, pese a que la premisa “es sencilla y suena bien” y hay “talento involucrado”, el resultado es “confuso, quedándose en territorio intermedio entre comedia, drama y thriller”.

Sin embargo, una vez conoces la trágica historia real, no parece descabellado que la propuesta de Apple TV haya querido explorarla desde la mezcla de drama y comedia. Objetivamente, hay momentos en los que es imposible no sonreír por el absurdo de las situaciones; mientras otros te acaban impactando sin remedio en lo emocional. Tal vez ése término medio sea el adecuado para The Shrink Next Door. ¿Incomprensible? La verdad también lo es.