The Liberator

V.O: The Liberator 2020
  • 1 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Directores/as:
Grzegorz Jonkajtys
Reparto:
Billy Breed
,
Bradley James
,
Bryan Hibbard
,
David Elliot
,
Finney Cassidy
,
Jose Miguel Vasquez
,
Martin Sensmeier
,
Pedro Leandro
,
Ross Anderson
,
Taylor James
Guionistas:
Alex Kershaw
,
Jeb Stuart
Ver serie

En los últimos tiempos se ha demostrado que los límites entre acción real y animación cada vez son más difusos. A finales de 2018, el primer adelanto de El Rey León protagonizó el debate en redes sociales: ¿ha tocado techo la tecnología, o todavía es capaz de dar más? A esta pregunta, Netflix respondió con más experimentación, estrenando meses después Love, Death & Robots, una antología para mayores que es una auténtica exhibición de estilos y técnicas de animación. Aquello, definitivamente, subió la apuesta. Y tal vez gracias a eso y a los aplausos que recibió, los clientes de la plataforma pudieron disfrutar un año después The Liberator.

En términos generales, The Liberator es una serie bélica de animación que cuenta la odisea por la que pasaron el oficial del ejército de Estados Unidos, Felix Sparks, y su unidad de infantería, inmersos en una misión de combate que duró quinientos días. Así, en el marco de la II Guerra Mundial, el espectador sigue al 157º Regimiento de Infantería de Oklahoma, una unidad de la Guardia Nacional formada por vaqueros, nativos americanos y mexicoamericanos, en su lucha por la liberación de Europa.

Curiosamente, la ficción está basada en la novela del británico Alex Kershaw, publicada en 2012 bajo el título The Liberator: One World War II Soldier’s 500-Day Odyssey. Por otro lado, hay que señalar que la producción de la serie corre a cargo de A+E Studios, habitual en la programación de History Channel y responsable de cantidad de relatos históricos y de época caracterizados por un fuerte componente bélico, como Sons of Liberty, Proyecto Blue Book o Knightfall.

Por su parte, el líder del proyecto no es otro que el veterano Jeb Stuart, guionista de El Fugitivo y sobre todo de la legendaria Jungla de Cristal, referente absoluto dentro del cine de acción. En este sentido, llama la atención que The Liberator supone la primera incursión televisiva del de Little Rock desde que iniciara su carrera profesional a finales de los ochenta.

A su lado se encuentra el realizador Grzegorz Jonkajtys, quien debuta en estos lares al frente de la dirección después de haber sido el gran arquitecto de los efectos especiales en Sin City, El Renacido, Warcraft o la mayoría de películas del Universo Cinematográfico Marvel. Pero lo más curioso es que el artista polaco es, junto al estudio de animación School of Humans, el artífice de la rompedora tecnología T.E.H.A.

En detalle, el llamado Trioscope Enhanced Hybrid Animation es un sistema pionero nunca antes visto en la pequeña pantalla cuyo secreto consiste en fusionar acción real y CGI de vanguardia —imágenes generadas por ordenador—, dando como resultado una estética 3D muy parecida al de los cómics hiperrealistas. Aunque es cierto que su estilo es similar a la rotoscopia vista en series como Undone, la tecnología T.E.H.A. no dibuja sobre imágenes reales, sino que es capaz de mezclar entornos pintados en 3D, acción en vivo y animación 2D tradicional.

Cambiando de tercio, conviene destacar algunos de los nombres que conforman el reparto de la serie. Entre ellos: Bradley James (Merlín); Martin Sensmeier (Westworld); Mike Rowe (Dirty Jobs), triple nominado al Emmy; Finney Cassidy (Evermoor); Billy Breed (Green Book); Kiowa Gordon (Roswell, New Mexico); Ross Anderson (Macbeth); Jose Miguel Vasquez (The Walking Dead); Sam Gittins (Gente de Barrio); o el ganador del BAFTA escocés David Elliot (Bulletproof).

En definitiva, The Liberator no solo es una parada obligatoria para cualquier fan de la animación, sino que además constituye un relato interesantísimo para aquellos que disfrutan las historias de guerra basadas en hechos reales. De hecho, si eres de estos últimos, harás bien en sumar a tu lista la odisea de Felix Sparks y los más de diez mil hombres que llegó a tener a sus órdenes, en la que fue una de las marchas más sangrientas y sacrificadas que dejó la tragedia.