Talking Heads

V.O: Alan Bennett's Talking Heads 2020
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Ver serie

Corría el año 1987 cuando el prestigioso actor y guionista Alan Bennett creaba una miniserie de monólogos para la BBC. Aquel programa consistía en una variada colección de piezas cómicas expresamente escritas para el medio televisivo, pese a parecer diseñadas para teatro o delante de un micro en directo. Con todo, la propuesta fue un éxito. Tanto así que dos años más tarde, aquella edición de los BAFTA premiaba a la ficción con 11 nominaciones, incluyendo categorías importantes como Mejor Serie Dramática, Mejor Intérprete o Mejor Música Original. Su buena acogida se tradujo también en una continuación estrenada en 1998. Sin embargo, tuvieron que pasar más de 20 años para que Talking Heads regresara a la pantalla.

Lo hizo en 2020, en el que se considera el ‘revival’ definitivo. Una nueva adaptación que nació en plena crisis del COVID-19, curiosamente. Las productoras implicadas, BBC One y London Theatre Company, aprovecharon los meses de confinamiento para sacar adelante el proyecto. Fue posible gracias a su formato minimalista, que solo requiere de una localización y un actor. En cualquier caso, este detalle facilitó cumplir las normas de distancia social y el rodaje pudo desarrollarse con las máximas garantías de seguridad.

A pesar de las condiciones excepcionales, Talking Heads mantiene el espíritu original. La ficción consiste nuevamente en una serie de monólogos a cámara que permite al espectador adentrar su curiosidad en las vidas de personajes corrientes. Así, en la intimidad de sus hogares, pueden verse actrices que saborean las mieles del éxito, hombres mediocres abrumados por el “poder” de sus madres o incluso esposas de párrocos tratando de huir de una vida gris y vacía. Nada es lo que parece y menos conforme pasan los minutos y vas descubriendo secretos.

Estas premisas te sonarán si viste las versiones anteriores, sí. Esto es porque la serie repite gran parte de los monólogos originales. De hecho, vuelven a interpretarse todos menos dos: Talking Heads: A Cream Cracker Under the Settee de 1988 y Talking Heads 2: Waiting for the Telegram de 1998. El motivo es, básicamente, que aquellos estaban protagonizados por actores de más de 70 años, como la tres veces ganadora del BAFTA Thora Hird (Lost of Words), y debido a la complicada situación sanitaria se prefirió no contar con intérpretes de esas edades.

Sin embargo, que nadie se lleve las manos a la cabeza aún, porque Alan Bennett ha pensado en todo. La prueba de ello es que el legendario novelista de Armley, nominado al Oscar en 1995 por The Madness of King George, ha escrito para la ocasión dos monólogos totalmente inéditos —no son los capítulos 2 y 12— y contado con una plantilla renovada de directores. Entre todos ellos cabría destacar al nominado al BAFTA Nicholas Hytner, que ya coincidió con Bennett en el biopic histórico sobre el rey Jorge III de Hannover y que aquí además también produce.

Pero no es la única cara llamativa. Y es que el elenco de la ficción incluye a una terna de actores de primerísimo nivel. Entre ellos: las nominadas al Oscar Imelda Staunton (Harry Potter y La Orden del Fénix), Lesley Manville (El Hilo Invisible) y Kristin Scott Thomas (El Paciente Inglés); Sarah Lancashire (Happy Valley), dos veces ganadora del BAFTA TV; Harriet Walter (Succession), nominada al Emmy; o Martin Freeman (Fargo) y Jodie Comer (Killing Eve), nominados al Globo de Oro, entre otros. No obstante, y a pesar de la gran experiencia de todos ellos, el coronavirus supo hacer mella durante la preparación de sus personajes.

Tal y como cuenta la propia Scott Thomas, el trabajo de los actores también tuvo que adaptarse a condiciones que eran nuevas y complicadas para todos. “Ensayábamos durante dos horas todas las tardes a través de Zoom, lo que resultaba mucho más duro que hacerlo de forma presencial. Hacíamos lo mismo con el vestuario y el maquillaje, pero me encantó aunque resultara una experiencia muy solitaria”, comenta la actriz de Redruth. Su compañera Comer, por su parte, asegura que ensayaba tres horas por la mañana y comía plátanos para concentrar la mente en “pensar como Lesley, sus experiencias y cómo la ven los demás”.

Entre las anécdotas que surgieron durante el rodaje, cabe destacar la que protagonizó el actor Martin Freeman, más conocido por el gran público por interpretar a Bilbo en la saga El Hobbit. Lo que pasó fue lo siguiente: Talking Heads se rodó en el mismo plató que la mítica Eastenders, traducida en España como Gente de Barrio. Se trata de una serie que, tras su estreno en 1985, ha logrado cosechar cerca de 200 premios y casi 300 nominaciones. Cifras de auténtico vértigo que hicieron que Freeman dijera en un descanso: “Estaba en la habitación de Dot Cotton. Ya lo puedo tachar de mi lista de deseos”.

Con todo, la ficción británica está disponible en nuestro país a través de Movistar+ y ya solo por su impresionante reparto, formado por algunos de los mayores talentos de la escena británica, debería ser un ‘must’ para cualquier seriéfilo que se precie. Si a eso le añades un guion firmado por un maestro como Alan Bennett, el resultado es una serie que no puedes dejar escapar. Y si ninguno de estos argumentos te convence del todo, piensa que el ser humano es curioso por naturaleza y que todos los personajes aquí esconden algún secreto inconfesable. Frustraciones, paranoias, sueños imposibles... ¿De verdad te vas a quedar así?

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x01. ‘A Lady of Letters’
  • 1x04. ‘Her Big Chance’
  • 1x06. ‘A Chip in the Sugar’
  • 1x08. ‘Bed Among the Lentils’
  • 1x10. ‘The Hand of God’