Sweet Tooth: el niño ciervo

V.O: Sweet Tooth 2021
  • 1 temp.
  • Ciencia ficción

Ficha técnica

Productores/as:
Evan Moore
,
Melanie Turner
Directores/as:
Robyn Grace
,
Toa Fraser
Reparto:
Adeel Akhtar
,
Christian Convery
,
Nonso Anozie
Guionistas:
Beth Schwartz
,
Christina Ham
,
Jim Mickle
Ver serie

El movimiento genera movimiento. La irrupción de Disney+ acabó provocando que Marvel no sólo cancelara series como Daredevil, Jessica Jones o The Punisher, alojadas en Netflix, sino que también se llevara casi todo su contenido de la plataforma roja al streaming de Mickey Mouse. Aquello dejó a Netflix huérfana de series de superhéroes o basadas en cómic, por lo que Reed Hastings y amigos decidieron contraatacar con una nueva alianza con DC Comics. De ahí viene, precisamente, Sweet Tooth: el niño ciervo.

Antes de entrar en materia, conviene aclarar que se trata de una serie enmarcada dentro de la ciencia ficción, pero no dentro del subgénero superheroico. De hecho, tiene bastante poco que ver. En este sentido, entre los pocos que se han atrevido a definirla están los mandamases de la compañía estadounidense, quienes la han definido como “un cuento de hadas postapocalíptico sobre un híbrido niño-ciervo y un solitario errante que se embarca en una aventura extraordinaria”.

En detalle, el argumento narra la historia de Gus, un niño mitad ciervo mitad humano que, tras la muerte de su padre, abandona su hogar en el bosque para adentrarse en un mundo extraño y devastado por una pandemia que cambió a la humanidad hace años. Aprendiendo a valerse por sí mismo, Gus se une a una familia de híbridos como él, embarcándose así en una aventura que, con suerte, le permitirá descubrir el origen de la catástrofe y también el de su especie.

Sweet Tooth: el niño ciervo está basada en el cómic homónimo creado por Jeff Lemire. La obra, considerada de culto por muchos aficionados a las viñetas, consta de un total de 40 números publicados entre 2009 y 2013 por Vertigo, el mítico sello de DC Comics que hasta el verano de 2019 había sido la casa de títulos de la talla de Watchmen, Predicador, The Sandman o La Cosa del Pantano, entre otros muchos. Sweet Tooth también tiene parte de ese toque oscuro y hasta violento, pero a la vez su naturaleza es dulce y conmovedora.

En lo que respecta a la adaptación televisiva, llama poderosamente la atención la presencia de Robert Downey Jr. y su mujer, Susan Downey, quienes participan como productores ejecutivos tras debutar con películas como El Juez o la versión más reciente de Doctor Dolittle, estrenada en 2020. Sin embargo, sus experiencias como productor no se limitan a la gran pantalla, pues el actor, archiconocido por interpretar a Tony Stark en el Universo Cinemático Marvel, también ha estado detrás de, por ejemplo, el Perry Mason de Matthew Rhys.

A cargo de la ficción se encuentran Beth Schwartz, guionista de Arrow, y Jim Mickle, tal vez más conocido por su carrera cinematográfica, donde ha escrito cintas como We Are What We Are, Stake Land o Frío en julio. Les acompaña la guionista Christina Ham, quien ha colaborado en los guiones de Them y antes en los de Las Escalofriantes Aventuras de Sabrina. Por su parte, detrás de las cámaras está el neozelandés Toa Fraser, curtido en televisión gracias a títulos como The Affair, Into the Badlands o Penny Dreadful.

Dentro del equipo artístico, destacan rostros como: el talentosísimo Christian Convery (Legión), triple ganador del premio Young Artist; Nonso Anozie (Dracula); Christopher Sommers (Agencia de Asuntos Mágicos); Christian Tessier (Wayward Pines); el cinco veces nominado al Emmy Will Forte (The Last Man on Earth); Adeel Akhtar (Utopia), ganador del BAFTA TV; Stefania LaVie Owen (The Carrie Diaries); Sarah Peirse (Desplazados); además del doble ganador del Globo de Oro James Brolin (Marcus Welby) como narrador.

Definida como un cruce entre Bambi y La Carretera de Cormac McCarthy, Sweet Tooth: el niño ciervo constituye un original relato postapocalíptico marcado por el éxito del cómic original y por el jovencísimo actor Christian Convery, quien con apenas 12 años ya ha trabajado en cerca de 30 proyectos. Sin duda, su candidez dando vida a Gus es uno de los puntos fuertes de una historia que, en el fondo, es un viaje de autodescubrimiento.