Supongamos que Nueva York es una ciudad

V.O: Pretend It's a City 2021
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Martin Scorsese
Reparto:
Fran Lebowitz
,
Martin Scorsese
Ver serie

27 de noviembre de 2019. Martin Scorsese estrena El Irlandés, su primera película para Netflix. A pesar del entusiasmo de la crítica, algunos ya auguran que la de Frank Sheeran sería también la última de sus historias en estrenarse vía streaming; sobre todo cuando el cineasta admitió que la razón de que su proyecto, congelado desde 2009, acabara en el canal de Reed Hastings fue “la desesperación”. Pero la vida da muchas vueltas; tantas que acababa de terminar 2020 y el buen director ya estaba otra vez a puntito de sacar nuevo trabajo con la compañía de la “N” carmesí. Aunque para ser honestos hay que decir que en esta ocasión no es un largometraje, ni siquiera una serie de ficción. Entonces, ¿qué es Pretend It’s a City?

Básicamente, es una miniserie documental concebida como una especie de manual de uso de la Gran Manzana. Titulada en España Supongamos que Nueva York es una ciudad, la propuesta explora la vida cotidiana estadounidense con un estilo clásico y urbanita y desde el punto de vista de la enorme Fran Lebowitz, una ensayista conocida por su estilo ácido y sagaz a la hora de criticar a la sociedad. Su labor aquí es, junto al propio director, la de guía turística, enseñándonos todos los rincones de una ciudad que ha sido idealizada desde siempre.

Siguiendo con Lebowitz, hay que decir que su figura es como un imán para el espectador, pues su carácter mordaz hace que los temas que se abordan, desde el turismo o el transporte hasta el arte o el dinero, sean siempre interesantes en su argumentación o incluso en su tono a ratos malhumorado. Ya lo decía la propia Netflix: “Fran sabe lo que le gusta y lo que no le gusta; y no espera una invitación para decírtelo”.

Su influencia es tal que autoras reconocidas como Leslye Headland, guionista de Muñeca Rusa o Terriers, admiten la inspiración que produce Lebowitz: “No hay absolutamente nada como ella (...) Es un icono en el sentido tradicional de la palabra”. Visto lo visto, ¿se te ocurre alguien más capacitado para explicar, por ejemplo, cómo se debe caminar por Times Square? Porque sí, hay una forma específica de hacerlo.

Por su parte, Scorsese se convierte en el perfecto compinche de Lebowitz a la hora de diseñar una radiografía sobre la urbe neoyorquina. El origen de esta dupla, por cierto, viene de lejos. Y es que en 2010 el realizador de Queens firmó Public Speaking para HBO, centrado en la figura de la escritora de Metropolitan Life. Eso sin contar el cameo que hizo en El Lobo de Wall Street tres años después en el que da vida a la jueza Samantha Stogel.

Otras curiosidades que nos deja Supongamos que Nueva York es una ciudad es que la miniserie significa el regreso del director de Taxi Driver al documental televisivo. Si bien es cierto que en la última década Scorsese se ha puesto detrás de las cámaras en The 50 Year Argument, George Harrison: Living in the Material World o la reciente Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story by Martin Scorsese; ninguno de estos documentales son producciones seriadas. Para encontrar la última de este estilo habría que remontarse a American Masters en 1985.

Llegados a este punto, cabría hacerse una pregunta: ¿cómo le habrá ido a Martin en su odisea neoyorquina? A juzgar por la respuesta de la crítica, su asociación con Fran Lebowitz ha vuelto a cosechar resultados muy positivos. The Playlist la califica como “una delicia tremendamente divertida”; mientras que The Hollywood Reporter se muestra aún más optimista: “Una visión inteligente, divertida y tierna de Nueva York desde los ojos de sus cronistas más aclamados”.

En definitiva, Supongamos que Nueva York es una ciudad vuelve a demostrar que a Scorsese se le dan mal muy pocas cosas, siendo éste un ejemplo más en la interesante obra televisiva que ha labrado el director en la última década, con ejemplos tan estimulantes como Boardwalk Empire o Vinyl. Con todo, si eres de los que ve en la Gran Manzana un lugar de ensueño y hasta sus alcantarillas te parecen una monería, no dudes en echar un ojo por aquí. Será un paseo memorable.