Super Drags

V.O: Super Drags 2020
  • 1 temp.
  • Animación

Ficha técnica

Directores/as:
Fernando Mendonça
Reparto:
Brian Firkus
,
Dany David
,
Guilherme Briggs
,
Joshua Allan Eads
,
Sérgio Cantú
,
Suzy Brasil
,
Willam Belli
Guionistas:
Amanda Céline Miller
,
Amanda Layne Miller
,
Anderson Mahanski
,
Brian Strickland
,
Chico Amorim
,
Fernando Mendonça
,
Paulo Lescaut
,
Suzy Brasil
,
Vania Matos
Ver serie

“¿Es un hombre? ¿Una mujer? ¡No! ¡Son las Super Drags!”. Es la carta de presentación de una de las series más llamativas y alocadas del infinito catálogo de Netflix. En esencia, Super Drags es una comedia de animación superheroica repleta de drag queens, arcoiris, aventuras y un estilo de humor bastante bastante específico. De hecho, podría decirse que al igual que sucede con sus protas, la ficción goza también de un poder: el de no dejar indiferente a nadie.

Su argumento gira alrededor de Patrick, Donny y Ramon, tres compañeros de trabajo que cada día tienen que soportar a clientes desagradables y a un jefe más irritante aún. Pero cuando cae la noche y sacan las pelucas, se convierten en Lemon Chiffon, Cran Sapphire y Crimson Scarlet, tres superheroínas travestis que luchan sin cuartel para defender a la comunidad LGTB gracias a las increíbles cualidades que le otorga el poder arcoiris, ése que todo homosexual alberga en su interior. Pero, ¿será suficiente para detener tanta intolerancia?

La respuesta la debe tener otro trío, el de creadores. Son Anderson Mahanski, Paulo Lescaut y Fernando Mendonça quienes diseñaron esta historia desde la ardiente Brasil allá por 2018. En el camino les acompañó el sello de Combo Estúdio, que encabezó la producción. Cabe destacar, por otro lado, la escasa o nula experiencia de la pandilla en el medio audiovisual. No obstante, más tarde Mahanski y Mendonça —que además dirige la serie— volvieron a unirse para crear Any Malu Show, estrenada en mayo de 2020 y también nacida en la tierra de Ronaldinho.

Sin embargo, ninguna de sus obras ha sido tan revoltosa como Super Drags. Dejando de lado la voluntad abiertamente lúdica y provocativa de la serie, plagada de chistes fálicos y alguna que otra orgía, conviene destacar que la fecha de su nacimiento contribuyó a que la ficción fuera el capítulo cero para una ola de polémica y controversia. En este sentido, la serie se estrenó en el mes de noviembre de 2018, justo unas semanas después de la elección de Bolsonaro en Brasil. Es por ello que, en un clima tan viciado de racismo y homofobia, las heroínas y su brilli-brilli se erigieron como las salvadoras de la comunidad ‘queer’. O al menos eso se intentó.

En lo que respecta al elenco, por ejemplo, hubo un puñado de intérpretes que sumaron fuerzas para sacar adelante la historia con el glamour que requería. Entre ellos se encuentran: Willam Belli (Eastsiders), nominada al Daytime Emmy; Joshua Allan Eads (AJ and the Queen); Rod Keller (Qué les pasa a los Hombres); Dany David (Under Pyramiden); Donna Simone Johnson (9-1-1); Brian Firkus (American Horror Story); Kerr Lordygan (Gossip Boy); Jeff Manabat (Half Sisters); o los debutantes Guilherme Briggs, Sérgio Cantú o Wagner Follare.

¿Supo estar la serie a la altura de lo esperado? Difícil cuestión. Entre las principales críticas que se le achacan está el humor, que si bien es uno de los puntales de la propuesta, también es a la vez objeto de odio para muchos por su carácter “repetitivo y vulgar”. Además, muchas bromas tienen un carácter localista que complica que los espectadores ‘pillen’ el chiste por la distancia cultural. Por ejemplo, el nombre de la mala, Elza, posee un significado concreto en la jerga gay brasileña. Viene a ser algo así como “robar” o “robado”. Tampoco ayuda el doblaje, aunque ése es un asunto que merece un párrafo aparte.

Curiosamente, la traducción al castellano ha provocado una serie de cambios notables y de lo más pintorescos, como aquel gag que hace referencia a “Papuchi” cuando en realidad el guion citaba a Matusalén. Sin embargo, la palma se la lleva otro detalle. En esa misma versión, la acción no transcurre en la ciudad ficticia de Guararahêm, sino en Murcia. Éste es un hallazgo que, según reveló el actor de doblaje murciano Manuel Bohajar, más conocido como Keunam, obedece a una mera anécdota: “En la original se desarrolla en una ciudad que no es la capital, y como a mí me eligieron para hacer de Gold Diva y soy de Murcia, pues fue la primera ciudad que se le vino a la cabeza al director”.

Fuera cual fuera el sentido de la broma, lo cierto es que Netflix decidió no renovar la serie por una segunda temporada debido a las bajas audiencias. No obstante, Super Drags permanecerá en el recuerdo por su valentía y descaro a la hora de predicar el amor libre y el derecho a vivir la vida como uno quiera. Un festival de humor tan entusiasta como chabacano que espantará a algunos y atraerá sin condición a otros. A los segundos, cuidado: contiene lenguaje obsceno, imágenes para adultos y mucho, mucho glamour.

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x03. ‘La Cura para la Homosexualidad’