Stath Lets Flats

V.O: Stath Lets Flats 2018
  • 2 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Tom Kingsley
Reparto:
Al Roberts
,
Alex Beckett
,
Christos Stergioglou
,
Dustin Demri-Burns
,
Ellie White
,
Jamie Demetriou
,
Katy Wix
,
Kiell Smith-Bynoe
,
Natasia Demetriou
,
Tom Stourton
Guionistas:
Jamie Demetriou
,
Robert Popper
Ver serie

La segunda temporada de Fleabag la confirmó como la gran favorita para llevarse los premios dentro de la categoría de comedia. Después de ganar el Emmy, todo parecía indicar que repetiría éxito en casa pero, para sorpresa de todos, otra serie se impuso. ¿Quién pudo derrotar a la serie de Phoebe Waller-Bridge en los BAFTA? Pues nada más y nada menos que Stath Lets Flats.

La serie gira en torno a Stath, un comercial de una pequeña agencia inmobiliaria de Londres, la Michael & Eagle. Este es -de lejos- el peor trabajador de la empresa: torpe, incompetente, con una flagrante falta de aptitudes sociales e incapaz de conducir de manera adecuada el alquiler de un piso. El único motivo por el que no le despiden es que es el hijo del jefe.

Su padre es el dueño de la agencia y, a sus 70 años, quiere hacerse a un lado y dejar el negocio en manos de su hijo. Un heredero que está claramente incapacitado para hacerse cargo del negocio. Sin embargo, Stath quiere demostrar su valía y convertirse en un digno sucesor de su padre, pero los precios desorbitados de Londres y la falta de talento juegan en su contra.

Una serie que exprime un humor británico en el que las incómodas situaciones en las que se mete su protagonista nos generan una sensación de vergüenza ajena y ganas de ver más. En cierta manera -y salvando las distancias-, Stath es un heredero espiritual del David Brent que encarnó Ricky Gervais en la The Office original.

Y es que el paralelismo con la serie británica no acaba con la similitud entre sus estilos humorísticos. Si The Office supuso el salto al estrellato para Ricky Gervais, Stath Lets Flats también fue un punto de inflexión para su creador, uno de los jóvenes cómicos británicos más prominentes del momento, al que comparaban con Steve Coogan. Se trata de Jamie Demetriou.

El comediante no solo es el creador de la serie, sino que también firma el guion junto a Robert Popper, escritor de Friday Night Dinner. Además, al igual que ocurría con su competidora en los BAFTA, Demetriou también encarna al protagonista de la serie. Curiosamente, el humorista se dio a conocer precisamente en Fleabag, interpretando al hombre dentudo con el que la protagonista se encuentra en el autobús.

La fortaleza de la serie reside en los momentos incómodos y en la relación de Stath con su hermana, que no le anda muy lejos. Esto se debe en gran parte a la química que hay entre ambos intérpretes. Una química que llevan en los genes, ya que la encargada de darle vida es su hermana, Natasia Demetriou, quien se mete también en la piel de Nadja en Lo que hacemos en las sombras.

Stath Lets Flats es humor británico en estado puro, y vive de la incomodidad de las situaciones que provoca su protagonista y de la surrealista relación entre el comercial y su hermana. Un tipo de comedia que, probablemente, no sea para todos los públicos, pero que logró arrebatarle el BAFTA a la mismísima Fleabag, así que algo tendrá.