Sons of Soil

V.O: Sons of Soil: Jaipur Pink Panthers 2020
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Ver serie

Si ya te parecía imposible superar una prueba de apnea, espérate a saber de qué va el Kabaddi. Con más de 4000 años de antigüedad, este deporte nacido en el Asia meridional es totalmente desconocido en Occidente, a pesar de contar con una extrañísima peculiaridad: para ganar está prohibido respirar. En los últimos tiempos se ha popularizado tanto en la India que la final de la liga celebrada en 2014, por ejemplo, fue vista por 86 millones de asiáticos. Una cifra que tal vez se vea aumentada en siguientes ediciones tras el estreno de Sons of Soil, una serie documental centrada en este juego milenario.

En esencia, la historia que narra es la de los Pink Panthers de Jaipur, un equipo profesional de la Pro Kabaddi League cuyo dueño es el actor Abhishek Bachchan, seis veces galardonado por la Indian Film Academy y considerado una estrella de la industria ‘bollywoodiense’. Él viene a ser el guía de un relato que sigue el camino del club en su intento por levantar un nuevo trofeo de campeón, tratando así de recuperar la gloria perdida unos años atrás, cuando se convirtió en el primer equipo en conquistar la copa en toda la historia del torneo.

Curiosamente, el que es deporte nacional de Bangladesh adquirió la categoría de oficial en los Juegos Asiáticos durante los 90. Incluso participó “de exhibición” en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Pero, ¿qué tiene el juego para resultar tan llamativo? Ante todo, sencillez. Solo se necesita un rectángulo partido por la mitad y dos equipos de siete jugadores. Uno de ellos es enviado al campo contrario con la misión de eliminar a sus rivales. ¿Cómo? Tocándolos y regresando a su zona antes de que le pillen. Y todo ello mientras canta “kabaddi, kabaddi, kabaddi...” para que su jugada sea válida.

Con su estreno previsto en octubre de 2020, el proyecto fue posible gracias al respaldo de BBC Studios, responsable de piezas documentales tan reconocidas como The Marvellous World of Roald Dahl, Life and Death Row o Britain’s Forgotten Slave Owners, galardonada en los BAFTA como Mejor Programa Especializado Basado en Hechos; además de una nominación otorgada por la Royal Television Society a Mejor Presentador para David Olusoga.

En este caso, el equipo creativo de Sons of Soil viene capitaneado por los realizadores Omkar Potdar (I Can You Can) y Alex Gale (Scotland 78: A Love Story), quien cuenta con dos premios BAFTA en su haber que lo reconocen como un director de peso en el panorama documental de Reino Unido. Además, como curiosidad, Gale ha participado en la premiada Glasgow 1967: The Lisbon Lions, que cuenta cómo se forjó aquel legendario Celtic en las calles donde vivieron sus míticos jugadores medio siglo antes. Esto demuestra que la temática deportiva no es para nada ajena a los responsables del proyecto.

Titulada originalmente Sons of Soil: Jaipur Pink Panthers, la docuserie aprovecha la presencia de los miembros reales del equipo, tanto jugadores como profesionales del cuerpo técnico. Entre ellos: Sandeep Dhull, Amit Hooda, Deepak Hooda, Saurabh Mishra, Nitin Rawal, Deepak Narwal, Srinivas Reddy, Nilesh Salunke o Bunty Walia; quien, por cierto, es productor de cine y otro de los propietarios del club indio.

Como apunte, la ficción se une así a una oferta creciente de títulos documentales deportivos disponibles en Amazon Prime Video. Si bien es cierto que es pionera en llevar a la pequeña pantalla un deporte de estas características, hay que decir que los clientes de la plataforma ya han podido disfrutar de Senna, The Trail of the Conquerors o Six Dreams, entre otras; las cuales tratan disciplinas como el automovilismo, el atletismo o el fútbol. Cabe destacar, curiosamente, que la última fue la primera serie original producida por Amazon España.

En definitiva, Sons of Soil es una serie documental que para la mayoría abrirá un nuevo mundo. Y es que habrán pocas disciplinas tan exóticas y en auge como el Kabaddi, que además apunta a ser uno de los entretenimientos de moda en el próximo lustro. Visto lo visto, no resulta mala idea empezar a ponerse al día y ser tú quien explique al resto de qué va ese ‘pilla-pilla’ del que todo el mundo habla y nadie parece entender nada.