Sí, Ministro

V.O: Yes Minister 1980
  • 3 temp.
  • Comedia

Ficha técnica

Directores/as:
Peter Whitmore
,
Stuart Allen
,
Sydney Lotterby
Reparto:
Antony Carrick
,
Arthur Cox
,
Derek Fowlds
,
Diana Hoddinott
,
John Nettleton
,
John Pennington
,
John Savident
,
Neil Fitzwiliam
,
Nigel Hawthorne
,
Paul Eddington
Guionistas:
Antony Jay
,
Jonathan Lynn
Ver serie

Sí, Ministro, que se estrenó en su versión original con el título Yes, Minister, es una irreverente comedia llegada desde Reino Unido que se mantuvo en emisión durante los años 1980 y 1984 a través de la cadena de televisión BBC. En esta ficción tendremos la oportunidad de adentrarnos en el funcionamiento del gobierno inglés, aunque desde una perspectiva que dejará en entredicho la efectividad y la seriedad del sistema.

La historia que se nos presenta en esta ficción nos traslada hasta la rutina de un ministerio ficticio del gobierno británico, en el que seremos testigos de las continuas luchas de poder que se producen entre los políticos y los funcionarios. En este contexto seguiremos los pasos de Jim Hacker, un diputado de la oposición que tras la victoria de su partido en las elecciones es nombrado Ministro de Asuntos Administrativos, puesto en el que chocará con los intereses del Secretario Permanente del ministerio, Sir Humphrey Appleby, y el Secretario Personal, Bernard Woolley.

El equipo creativo al frente de esta producción está formado por los nombres de Antony Jay (That Was the Week That Was) y Jonathan Lynn (The Distinguished Gentleman). Ambos habían enfocado su trayectoria profesional en el ámbito de la comedia y, a finales de la década de los 70, decidieron unirse para llevar a cabo un proyecto en el que se profundizase en los entresijos del poder británico desde un tono humorístico. La BBC dio luz verde a un capítulo piloto que se produjo en 1979, aunque este no fue emitido hasta un año después para no influir en las elecciones británicas en las que ganó Margaret Thatcher.

El origen de esta idea se remonta a la época en la que Lynn estudiaba en Cambridge con la esperanza de hacer carrera en política, un período del que salió bastante desencantado y que le hizo reflexionar sobre cómo podía contribuir realmente al mundo de la política, llegando a la conclusión de que lo mejor era reírse de él y de los personajes que lo habitaban.

Entre el elenco de intérpretes destacan los nombres de Paul Eddington (The Good Life), Nigel Hawthorne (The Madness of King George) y Derek Fowlds (Heartbeat), que dan vida al trío protagonista que nos guiará a través de esta elocuente ficción.

Sí, Ministro destaca como una de las sátiras políticas para televisión más inteligentes de la historia y sentó las bases de las que vendrían posteriormente. Mediante un humor ingenioso, esta producción británica se atrevió a reírse de aquellos que decidían el destino de la sociedad británica.

Uno de los elementos más recordados por los seguidores de esta ficción es su cabecera, en la que se nos mostraban una sucesión de caricaturas de Gerald Scarfe, un conocido ilustrador británico que destaca por sus retratos grotescos de personalidades públicas de la realeza y la política.

A modo de curiosidad, merece la pena hacer referencia a que una gran mayoría de los capítulos finalizan precisamente con la expresión “Sí, Ministro”, que pronuncia normalmente el personaje de Appleby para dejar constancia de una victoria o derrota frente a su inmediato superior.

El éxito alcanzado por la creación de Antony Jay y Jonathan Lynn favoreció, además, la creación de una segunda producción, Sí, Primer Ministro (Yes, Prime Minister), que se presenta como una continuación de la primera en la que un giro de los acontecimientos posiciona al personaje de James Hacker como el candidato más firme de su partido para llegar a convertirse en Primer Ministro.

Durante las tres temporadas que se mantuvo en antena, esta ficción fue respaldada tanto por la audiencia como por la crítica especializada y prueba de ello son los tres premios BAFTA a Mejor Serie de Comedia con los que consiguió alzarse en los años 1981, 1982 y 1983.

Si estás buscando una comedia inteligente con la que pasar un buen rato, desde aquí te animamos a sumergirte en la política británica como nunca lo habías hecho de la mano de Sí, Ministro y descubrir por qué ha logrado conquistar a millones de espectadores en todo el mundo (entre ellos, la mismísima Margaret Thatcher).

Capítulos que no te puedes perder:

  • 1x03. 'The Smoke Screen'
  • 1x04. 'The Key'
  • 1x08. 'One of Us'
  • 2x03. 'A Diplomatic Incident'
  • 2x08. 'The Tangled Web'