Shoah

V.O: Shoah 1985
  • 1 temp.

Ficha técnica

Directores/as:
Claude Lanzmann
Guionistas:
Claude Lanzmann
Ver serie

Pocas veces podemos decir que estamos ante una de las obras cumbre de las series documentales. En este caso hay unanimidad en considerar este trabajo, estrenado en 1985, como una de ellas. Disponible desde marzo de 2020 en Filmin, Shoah demuestra que sigue vigente más de 30 años después como la mejor obra de referencia sobre el holocausto.

La shoah literalmente significa catástrofe, pero tiene un significado que va más allá. Es el término hebreo utilizado para referirse al holocausto. Aquí da nombre a un relato frío y efectivo de lo ocurrido en Europa entre el ascenso de Hitler al poder en Alemania en 1933 y el final de la II Guerra Mundial en 1945. En ese periodo de tiempo los nazis asesinaron a dos de cada tres judíos que vivían en Europa como parte de la llamada “solución final”. Los números no son exactos, pero se habla de más de 15 millones de personas asesinadas, no solo judíos.

En sus más de 9 horas de duración, el documental ofrece el testimonio de supervivientes de los campos de concentración, testigos y exnazis grabados con cámara oculta (más adelante os ampliamos este detalle). El gran logro del director Claude Lanzmann es conseguir que, sin usar ni una sola imagen de archivo ni recreaciones dramatizadas, el espectador se imagine y visualice los horrores del exterminio nazi poniéndose en la piel de las personas que lo vivieron en primera persona.

Lanzmann tardó 11 años en terminar este proyecto, y 6 de ellos los pasó haciendo personalmente todas y cada una de las entrevistas, recorriendo para ello 14 países. Y aquí es donde os ampliamos lo de la cámara oculta: los implicados en el exterminio, exnazis arrepentidos, accedieron a grabar su testimonio, pero solo con voz. Lanzmann ideó entonces una manera de poder grabarles a través de cámara oculta, por eso algunas partes del documental tienen una mala calidad de imagen o se ve en penumbra. El director llegó a ser atacado físicamente cuando uno de ellos descubrió que le estaban grabando sin autorización.

Entre los testimonios no solo aparecen víctimas directas, Lanzmann consiguió entrevistar entre otros al maquinista de uno de los trenes que iba a Auschwitz cargado de judíos. En total fueron 350 horas de rodaje en bruto para generar los 570 minutos que dura documental. Todas las grabaciones no usadas están disponibles como parte de la “Colección Shoah de Claude Lanzmann” en el “Steven Spielberg Film and Video Archive” y son de dominio público.

Cineasta, escritor y periodista, Claude Lanzmann fue el sucesor de Sartre al frente de la revista Les temps modernes y su último director. Opositor del nazismo y defensor acérrimo del Estado de Israel, dedicó su vida a reconstruir y perpetuar la memoria de uno de los capítulos más crueles y despiadados de la historia universal. En cuanto a lo personal, Lanzmann tiene una fascinante biografía recogida en las memorias La liebre de Patagonia (Seix Barral, 2009) donde narra sus orígenes judíos, su papel combatiendo en la primera Guerra Mundial o su romance con su inseparable Simone de Beauvoir.

Shoah consiguió el aplauso de público y crítica: Simone de Beauvoir dijo que era “una pura obra maestra”. En cuanto a premios, Lanzmann consiguió tres en el Festival de Berlín: Caligary, Fipresci y OCIC. Dos Bafta, un César y así hasta 15 premios más. Orgulloso de su trabajo, simple y frío, el director criticó hasta su muerte la ficción audiovisual que representaba el exterminio llevado a cabo por los nazis, tachándolo de superficial y efectista. Públicamente se opuso a La lista de Schindler (Spielberg, 1994) o a La vida es Bella (Roberto Benigni, 1997), películas basadas en hechos reales pero llevadas a la ficción y que se alejaban totalmente de la idea que el director tenía: preservar la memoria a través del testimonio de los que lo vivieron.