Shameless

V.O: Shameless 2011
  • 10 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Directores/as:
Adam Bernstein
,
Alex Graves
,
Allison Liddi-Brown
,
Anna Mastro
,
Anthony Hardwick
,
Anthony Hemingway
,
Christopher Chulack
,
Craig Zisk
,
Daisy von Scherler Mayer
,
Danny Cannon
Reparto:
Cameron Monaghan
,
Emma Kenney
,
Emmy Rossum
,
Ethan Cutkosky
,
Jeremy Allen White
,
Shanola Hampton
,
Steve Howey
,
William H. Macy
Guionistas:
Alex Borstein
,
Cindy Caponera
,
Daniel Brocklehurst
,
Davey Holmes
,
Dominique Morrisseau
,
Etan Frankel
,
Joe Lawson
,
John Wells
,
Krista Vernoff
,
LaToya Morgan
Ver serie

Shameless destaca como una de las series más gamberras de los últimos años. Aunque es una adaptación de una comedia británica del mismo nombre, esta versión americana emitida por Showtime ha sabido tomar su propio camino, combinando de manera impecable los géneros cómico y dramático y consagrándose como una serie imprescindible.

Esta ficción se centra en los Gallagher, una familia disfuncional que vive en un suburbio de Chicago. Frank es un padre alcohólico abandonado por su mujer que solo se preocupa de sí mismo y recurre a sus hijos cuando le conviene. Su hija mayor, Fionna, es una veinteañera que tuvo que aprender a hacerse cargo de sus hermanos desde muy joven.

Le siguen Lip, un joven muy inteligente pero que no sabe mantenerse alejado de los problemas; Ian, un joven con dudas sobre su condición e identidad sexual; Debbie, una niña con ganas de comportarse como si tuviera más edad de la que le corresponde; y Carl, un auténtico granujilla. A estos se suma Liam, el miembro más pequeño de la familia, del que Frank no es el padre. Junto a sus amigos y vecinos Verónica y Kevin, el protagonista intentará sobrevivir como sea y sacar adelante a su familia.

Acostumbrados a que en televisión viéramos familias norteamericanas totalmente idealizadas, aquí se nos muestra un modelo totalmente opuesto al tradicional, con unos padres ausentes, y unos hijos que tienen que aprender a sobrevivir por sí mismos. La ficción está llena de un humor negro y un gamberrismo desmedidos y, con el paso del tiempo, la grave situación que viven les acabará pasando factura, dando lugar a momentos duros y dramáticos.

Además, a medida que avanza la trama se abordan algunos temas serios e imposibles de ver hace unos años en la pequeña pantalla como pueden ser la desestructuración familiar, el sexo, la pobreza, la orientación sexual, las enfermedades mentales o la adicción a las drogas, entre otros.

Así lo conformó Paul Abott, el también creador de la versión original británica, que junto a John Wells consiguió desarrollar esta adaptación, y, poco a poco, a pesar de partir de la misma premisa, darle su propia identidad.

El reparto está protagonizado por William H. Macy (Fargo) y Emmy Rossum (The Phantom of the Opera), que están espectaculares en sus interpretaciones de Frank y Fiona Gallagher. A estos les acompañan Jeremy Allen White (Rob the Mob), Cameron Monaghan (Gotham) y Emma Kenney (Los Conner), que destacan tanto en su faceta cómica como dramática.

La adaptación fue desarrollada en un principio para la cadena de cable Premium HBO, aunque finalmente fuera emitida por Showtime. Sus resultados de audiencia fueron positivos desde el principio, al igual que las críticas, aunque esos comentarios no hayan sido correspondidos en lo que a premios se refiere. A pesar de haber ganado galardones menores solo ha recibido unas cuantas nominaciones a los Emmy y a los Globos de Oro, algo motivado probablemente por la dificultad de categorizar la serie como una comedia o un drama.

Si todavía no has visto esta ficción, desde aquí te animamos a ponerte cómodo en el sofá y hacer un maratón todas las temporadas, y es que, una vez que te subes a las aventuras de la familia Galagher, es muy difícil que quieras bajarte. Y mientras los productores y el reparto quieran, seguiremos disfrutando de una de las dramedias más interesantes y adictivas de los últimos años.