Selection Day

V.O: Selection Day 2018
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Karan Boolani
,
Udayan Prasad
Reparto:
Karanvir Malhotra
,
Mahesh Manjrekar
,
Prashannt Jha
,
Rajesh Tailang
,
Ratna Pathak Shah
,
Shiv Panditt
,
Subrat Dutta
,
Vipashyana Dubey
,
Vishwa Bhanu
,
Yash Dholye
Guionistas:
Aravind Adiga
,
Athar Nawaaz
,
Kalyani Pandit
,
Marston Bloom
,
Sumit Arora
Ver serie

India tiene más de 1.300 millones de habitantes. Entre ella y China suman alrededor de un 37% de la población mundial. Evidentemente, estos números no pasan desapercibidos para gigantes del streaming como Netflix, quien lleva bastante tiempo perfeccionando su oferta de ‘originals’ para el mercado indio. Muchos de estos títulos se estrenan de manera exclusiva y no pasan de ahí, pero otros quedan en el fondo del catálogo y están disponibles para su disfrute. El ejemplo que aquí nos compete es Selection Day, un drama deportivo para amantes del críquet.

La ficción narra la historia de Manju Kumar, un chaval de 14 años que, al igual que le sucede a su hermano Radha, se ha criado con un padre sin escrúpulos y obsesionado con el críquet. De origen humilde, ambos tienen ante sí un futuro prometedor en este deporte. Tanto que cuando ven que se acerca el Selection Day, un evento celebrado en Nueva Delhi donde se descubre a las futuras estrellas del críquet, el padre de las criaturas lo apuesta todo para llevar a sus hijos a la capital en busca de alguna beca en una escuela de élite que les permita mejorar su nivel.

Como apunte, hay que decir que el relato está basado en el best-seller homónimo del escritor indio Aravind Adiga, ganador del premio Booker. La novela, de unas 300 páginas, fue publicada en 2016 con enorme éxito. Y seguramente ése sea uno de los argumentos en los que se apoyó Netflix para apostar por su adaptación, anunciada en verano de 2017.

En este sentido, el proyecto fue posible gracias a la colaboración entre Anil Kapoor Company Network y Seven Stories Productions, destacando la participación del productor ejecutivo Anil Kapoor (24), más conocido por su trayectoria interpretativa. No en vano, hasta ese momento había trabajado en más de un centenar de títulos desde que debutara en 1979, siendo además considerado uno de los grandes actores de la India.

Siguiendo con la lista de nombres propios, conviene destacar a los guionistas Sumit Arora (24) y Marston Bloom (Casualty), quienes lideran el equipo de escritura. Por otro lado, la dirección de la serie recae en manos de dos realizadores: Karan Boolani (24), que venía de estrenarse en el medio dirigiendo al agente antiterrorista Jai Singh Rathod, y Udayan Prasad (The Tunnel), doble nominado al BAFTA TV en 1992 y 1999.

Por su parte, el equipo artístico está capitaneado por rostros reconocibles dentro de la escena india. Entre ellos: Rajesh Tailang (Mirapur), nominado a Mejor Actor Principal en los Canadian Screen Awards 2014; Mohammad Samad (Tumbbad); el debutante Yash Dholye; Prashannt Jha (Commando 3); Shiv Panditt (Shaitan); Subrat Dutta y Akshay Oberai (High); Ratna Pathak Shah (Kapoor & Sons), dos veces nominada por los Awards of the International Indian Film Academy; Karanvir Malhotra (The Forgotten Army); Vishwa Bhanu (Jamtara: Espera la Llamada); o el reconocido Mahesh Manjrekar (Slumdog Millionaire).

Ya dentro del terreno de las curiosidades, es interesante destacar una expresamente dedicada a los amantes del críquet. Y es que la campaña de promoción de la serie estuvo protagonizada por Sachin Tendulkar, considerado el mejor jugador de la historia del país. Una leyenda. Esto es como si en España se estrenara una serie sobre el mundo del fútbol y en la tele la anunciara un tal Leo Messi. En definitiva, esto ofrece una idea de la envergadura del proyecto y de la apuesta que Netflix hizo exportándola a medio mundo.

Llegados a este punto, surge la pregunta: ¿cautivará igual tanto dentro como fuera de la India? La respuesta, una vez más, la tienes tú. Aunque todo apunta a que sí, pues pese a la lejanía que pueda existir entre nuestras culturas, la historia de un par de adolescentes que persiguen su sueño llega al corazón de todos, y eso no entiende de colores ni banderas. Ahora bien, mirarte un par de partidos de críquet antes no te vendrá nada mal.