Rosewood

V.O: Rosewood 2015
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Eric Laneuville
,
James Roday Rodriguez
,
Milan Cheylov
Reparto:
Anna Konkle
,
Jaina Lee Ortiz
,
Morris Chestnut
Guionistas:
Diana Mendez
,
Marqui Jackson
,
Todd Harthan
Ver serie

“Cada minuto de vida debe ser vivido y disfrutado al máximo”. Es el lema de un tipo que irradia carisma, de esos que ves por la calle y dices: “Este tío mola”. Es el Dr. Beaumont Rosewood, un especialista forense de Miami cuya personalidad es tan arrolladora que hasta se permite el lujo de ponerle su nombre a este procedimental médico-policíaco. Y lo hace porque puede.

En detalle, la serie sigue los pasos de este encantador patólogo, alguien muy diferente al resto que contagia su carácter extrovertido a quienes le rodean. Incluido a la detective Annalise Villa, una agente expeditiva y con mucha intuición, recién llegada de Nueva York para formar pareja con Rosewood. Él es pura energía; ella inteligente y fría. Así resolverán los casos más complejos de Miami, la ciudad del pecado, montados en un Pontiac GTO descapotable del 68.

Estrenada en septiembre de 2015, Rosewood es el resultado de la cooperación entre Temple Hill Colaboration, Nickles Productions y 20th Century Fox Television, quien tiene a sus espaldas una enorme experiencia en series procedimentales. No en vano, de ahí han salido títulos como Boston Legal, Bones o la propia 9-1-1, entre otros.

Dentro del terreno creativo, la serie viene firmada por Todd Harthan, guionista que debutó en el medio gracias a The Kill Point en 2007 y que luego se curtió en proyectos bastante populares, entre ellos Psych o Dominion. Así, tras haber hecho también sus pinitos en el cine, en 2015 le acabó llegando la oportunidad de trabajar en algo propio, y de ahí surgió Rosewood.

En su primera aventura como creador, Harthan quiso rodearse de colegas experimentados en la pequeña pantalla. Así, entre los créditos de guionistas —16 en total— se encuentran nombres como Lisa Morales (Shameless), Jameal Turner (Miénteme), Marqui Jackson (Lone Star) o Diana Mendez (L.A.’s Finest). Como apunte, no está de más señalar que Jackson también ejerce como co-productor de la serie, algo que ha repetido en The Resident o en el MacGyver de Lucas Till.

Por su parte, la nómina de realizadores incluye a profesionales de la talla del actor James Roday Rodriguez (Psych), cuatro veces nominado al premio ALMA; Milan Cheylov (24); el ganador del Emmy Eric Laneuville (L.A. Law); o Deran Sarafian (House), dos veces nominado. Gran parte del rodaje, por cierto, se llevó a cabo en Huntington Beach City Hall y Police Plaza en Huntington Beach, situada en la costa sur de California.

En lo que se refiere al equipo artístico, destacan sobremanera las actuaciones del dúo formado por Morris Chestnut (The Resident) y Jaina Lee Ortiz (Estación 19), co-protagonistas de la serie. Además de ellos, también se dejan ver algunos rostros conocidos, como Domenick Lombarozzi (The Wire), Lorraine Toussaint (Into the Badlands), Gabrielle Dennis (Luke Cage), Sam Huntington (Casi Humanos) o la nominada al Emmy Anna Konkle (PEN15).

Con todo ello, Rosewood empezó fuerte, con un promedio de 4,8 millones de espectadores en su primera temporada. Una cifra que más tarde se desinflaría estrepitosamente, propiciando la cancelación de la serie tras la segunda temporada. No obstante, a pesar de la audiencia, seguro que tampoco ayudó demasiado la cruda reacción de la crítica especializada.

Y es que, ya desde el primer capítulo, las opiniones sobre la propuesta dejaban poco lugar al optimismo. The Hollywood Reporter, por ejemplo, no se lo piensa: “Otros pilotos de este otoño son peores, pero pocos son más mediocres”. The Washington Post, por su parte, sí que se extiende un poco más: “Apenas hay algún chiste irónico en sus actos, sólo tenemos que aceptar que es el hombre más guay de Miami. Pero sólo es otro detective guapo y aburrido que resuelve sus casos con demasiada rapidez”.

Dicho esto, aventurarse a ver Rosewood parece una misión suicida. Sin embargo, habrá quienes disfruten de este tipo de serie y más especialmente de la química entre los dos protagonistas. Y si eso no funciona y el forense acaba resultando un poco turra, siempre nos quedará la música, el sol, la playa y esos cuerpos bronceados que pasean por Miami. Rico, papi.