Queer as Folk (UK)

V.O: Queer as Folk 1999
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Charles McDougall
,
Menhaj Huda
,
Sarah Harding
Reparto:
Aidan Gillen
,
Alison Burrows
,
Andy Devine
,
Carla Henry
,
Caroline O'Neill
,
Charlie Hunnam
,
Craig Kelly
,
Denise Black
,
Esther Hall
Guionistas:
Russell T. Davies
Ver serie

Controvertida, atrevida, recordada. La versión británica de Queer as Folk, la original, se estrenó en las pantallas de Reino Unido en el lejano febrero de 1999. Elevada a la categoría de título de culto para algunos, la ficción pivota alrededor de la vida y experiencias carnales de tres jóvenes homosexuales residentes en Manchester. O más concretamente en Canal Street, epicentro gay de la ciudad.

En detalle, el argumento sigue las andanzas de tres amigos muy distintos entre sí, pero que a la vez comparten un sentimiento: el de no sentirse aceptados. Así, este tridente lo forman el rico y guapo Stuart Jones, de gran apetito sexual, Vince Tyler, un tipo divertido enamorado hasta las trancas de Stuart, y el salvaje quinceañero Nathan Maloney, que se adentra por primera vez en las entrañas del universo gay. Y de qué forma, oiga.

Porque la visión de Queer as Folk enseguida fue atacada por los sectores más conservadores de entonces. ¿El motivo? Imágenes tan polémicas como la que muestra a un menor manteniendo relaciones homosexuales con un adulto, el lenguaje de los personajes, sin pelos en la lengua, o la propia naturaleza del relato, que buscaba impactar con escenas que no se caracterizaban por guardarse nada, precisamente.

Detrás de todo esto está el premiado guionista Russell T. Davies, archiconocido en el territorio televisivo por su labor en A Very English Scandal o, por supuesto, Doctor Who. De origen galés, Davies es un narrador más que consolidado en la industria, con más de cuarenta créditos como escritor y más de medio centenar de reconocimientos a sus espaldas. Entre ellos, por cierto, se encuentran una nominación al Emmy y dos premios BAFTA TV.

No obstante, si hablamos de Queer as Folk, es necesario poner la lupa en su obra más personal. Y en este sentido, su trayectoria como creador viene marcada por propuestas muy ligadas al fantástico, como Wizards vs Alien, Las Aventuras de Sarah Jane o Years and Years. Sin embargo, el gran tema de su filmografía es la homosexualidad, y así lo ha demostrado en la colección que forman Tofu, Banana y Cucumber, además de en la desconocida Bob & Rose, que explora cómo la vida de un hombre gay de treintantos cambia cuando se enamora de una mujer.

Antes de todo eso, fue Queer as Folk la que le dio a conocer, cosechando un éxito arrollador de audiencia en Channel 4 durante su primera temporada. Pero la cosa no quedó ahí, ni mucho menos, pues su particular radiografía de la escena gay en los 90 sirvieron para que el proyecto encontrara luego una nueva vida en forma de remake. De hecho, fue la cadena norteamericana Showtime quien estrenó su versión en el año 2000, manteniéndose después en antena durante la friolera de 5 temporadas.

Volviendo a su homólogo británico, hay que decir que el reparto, dirigido por la nominada al BAFTA galés Sarah Harding (Firm Friends) o el ganador del Emmy Charles McDougall (Sexo en Nueva York), está compuesto por intérpretes como: Aidan Gillen (Juego de Tronos), nominado al BAFTA; Craig Kelly, Denise Black y Antony Cotton (Coronation Street); Charlie Hunnam (Hijos de la Anarquía); Esther Hall (Roma); Carla Henry (Frankie); o la veterana actriz de Blackpool Caroline O’Neill (Endeavour), entre otros.

Con todo, la ficción no solo quedó para el recuerdo de la comunidad gay y de otros tantos que disfrutaron con las correrías de Stuart, Vince y Nathan, sino que también tuvo su hueco en la temporada de premios. Es más, la propuesta obtuvo hasta 4 nominaciones en los BAFTA TV del año 2000, incluyendo Mejor Actor, Mejor Edición, Mejor Música Original y Mejor Sonido. Todo ello sin contar la nominación a Mejor Serie en los premios de la Royal Television Society.

Así las cosas, la versión británica de Queer as Folk permanece como una de las series LGTB más atrevidas de la televisión. No solo por su carácter desvergonzado, sino también por el contexto social en que llegó, pues conviene no olvidar que el matrimonio homosexual no se legalizó en Reino Unido hasta finales de 2004. Éste solo es un dato más, pero quizás sirva para poner de manifiesto la audacia de un creador como Russell T. Davies, capaz de hacer de sus experiencias una bandera para millones de seriéfilos.