Pasión rival

V.O: Enten/Eller 2020
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Martin Winther
Reparto:
Emilie Kruse
,
Nikolaj Dencker Schmidt
Guionistas:
Christian Vangsgaard
,
Malthe Koch
,
Martin Winther
Ver serie

Romeo y Julieta ha tenido muchas adaptaciones y versiones. El amor prohibido entre dos miembros rivales es uno de los tropos más repetidos en la ficción, ya sea adaptando los personajes de Shakespeare o utilizando sus arquetipos. Y, en el caso de la danesa Pasión rival, tenemos una original historia sobre amores que no deberían ser.

Nuestros jóvenes enamorados son William y Maja, que pasan una noche de pasión desenfrenada y son conscientes de lo mucho que se atraen pese a no saber apenas nada el uno del otro. Hasta el punto de que dirían incluso que se están enamorando. ¿No es bonito? A la mañana siguiente, cada uno se marcha por su lado pero feliz, hasta que llega la bofetada de realidad.

Y es que, unas horas más tarde, ambos se reconocen por la calle, aunque lejos de un feliz encuentro es el descubrimiento de una terrible verdad: William es miembro de un partido político ultracapitalista, mientras que Maja pertenece al Partido Socialista. ¿Serán sus ideas políticas capaces de acabar con el creciente amor que ha florecido entre ellos?

Copenhague se convierte en el brutal campo de batalla de la campaña electoral, que les obligará a competir el uno contra el otro. Defender su postura política debería ser fácil, si no fuese porque no pueden dejar de atraerse y ya no saben si hacer caso a su corazón, a su cabeza o alcanzar un equilibrio entre ambos.

Desde luego, nuestros protagonistas lo tendrán más fácil que Romeo y Julieta y no acabarán suicidándose (o sí, aquí no hacemos spoilers), pero tendrán que hacer una elección casi tan difícil como ellos. Una serie que entremezcla amor y política, aunque sin adentrarse tanto en el tema de las instituciones como su compatriota Borgen.

A sus creadores les interesaba más el conflicto moral y romántico que la política. Unos creadores que debutaban como guionistas de una serie tras una larga carrera en el circuito de cortometrajes: Malthe Koch, Christian Vangsgaard y Martin Winther. Este último, además, se colocó tras las cámaras en sus ocho episodios.

Quienes sí que tenían más experiencia eran sus intérpretes principales. Nikolaj Dencker Schmidt, que en apenas tres años dio el salto desde el circuito de cortometrajes hasta un proyecto internacional como Maldita, la serie de Netflix, fue el encargado de dar vida a William. Emilie Kruse, conocida en su país por la serie Dicte, hizo lo propio con Maja.

Pasión rival es un simpático y entrañable romance ambientado en las igualmente románticas y entrañables calles de Copenhague que nos presenta un giro distinto a las series políticas -y menos mal-. Si ya nos hartan a nosotros tantas discusiones y peleas por la política, imaginad a los dos enamorados, que tienen que enfrentarse por sus ideas.