Outsiders

V.O: Outsiders 2016
  • 2 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Directores/as:
Adam Bernstein
,
Andrew Bernstein
,
Bill Johnson
,
David Rodriguez
,
James M. Muro
,
Jon Amiel
,
Keith Boak
,
Michael Trim
,
Peter Weller
,
Peter Werner
Reparto:
Christina Jackson
,
David Morse
,
Francie Swift
,
Gillian Alexy
,
Kyle Gallner
,
Laurie Klatscher
,
Rebecca Harris
,
Ryan Hurst
,
Thomas M. Wright
Guionistas:
Emily Brochin
,
Gordon Smith
,
Itamar Moses
,
Keith Schreier
,
Linda McGibney
,
Matt Kester
,
Peter Mattei
,
Peter Tolan
,
Ryan Farley
,
Sara Goodman
Ver serie

Estrenada en enero de 2016, Outsiders es la tercera serie original producida por WGN America, quien ya había probado suerte en televisión con Salem y Manhattan en 2014. Aquellos títulos tampoco fueron ninguna panacea, por lo que la nueva propuesta aterrizó con un tráiler que ya dejaba ver algunas de sus principales claves: familia, anarquía y brutalidad.

En detalle, su argumento se ubica en las escarpadas y misteriosas colinas de los Apalaches. Allí habita el clan Farrell, una familia de rebeldes que ha vivido aislada y al margen de la ley desde tiempos inmemoriables. Para desgracia de ellos, en la comunidad empiezan a soplar vientos de cambio que amenazan su destino. Es por ello que, tratando de combatir la lucha de poder que se avecina, los miembros del apellido harán todo lo posible por proteger su mundo y su estilo de vida. Y sí, para ellos el fin justifica los medios.

La ficción viene firmada por el guionista Peter Mattei, quien debutó en los noventa con la serie juvenil Clarissa Explains It All, titulada aquí Las Historias de Clarissa y en la que llegó a ejercer como coordinador de guion durante tres de sus últimos capítulos. Sin embargo, aquella fue la última experiencia del escritor antes de Outsiders, habiendo participado entre medias en Club Dead, un videojuego, y en la cinta Love in the Time of Money, con Vera Farmiga.

En su regreso a la televisión, 22 años después de haber trabajado con una jovencísima Melissa Joan Hart —la inolvidable Sabrina Spellman de 1996—, Mattei reunió a un equipo de guionistas bastante amplio que llegó a contar con hasta diez escritores. De todos ellos, los que formaban parte del círculo de confianza del creador eran Matt Kester y Keith Schreirer, quienes venían de colaborar en Forever y Justified: La Ley de Raylan, respectivamente.

Por su parte, conviene señalar que la dirección de la serie no estuvo menos solicitada. En total, el número de realizadores en nómina fue de once, teniendo que destacar fundamentalmente dos nombres: el del nominado al BAFTA TV Jon Amiel (The Singing Detective) y el del director de fotografía Michael Trim (Orange is the New Black), ganador del Emmy en 2010 y que aquí se atreve a dirigir cuatro episodios.

En lo que respecta al elenco, hay que decir que la cantidad de intérpretes es también alta, con multitud de personajes implicados en el relato. Entre ellos: David Morse (John Adams), doble nominado al Emmy; Ryan Hurst (The Walking Dead); Kyle Gallner (Interrogation); Gillian Alexy (The Americans); Christina Jackson (Boardwalk Empire); Thomas M. Wright (The Bridge); Laurie Klatscher (Las Ventajas de ser un Marginado); o Francie Swift (Gossip Girl), entre otros.

Coproducida por firmas tan importantes como Sony Pictures, llama la atención que el proyecto encontrase un poderoso aliado en Paul Giamatti, nominado al Oscar a Mejor Actor de Reparto por Cinderella Man allá por 2006. Y es que el intérprete de Connecticut, más conocido por los amantes de la pequeña pantalla por títulos como John Adams o Billions, ejerce aquí las labores de productor ejecutivo.

Ahora bien, ¿le bastó a Outsiders con tener un padrino tan influyente? A juzgar por las críticas, probablemente no. Solo hay que ver las reseñas para darse cuenta de que la serie estuvo lejos de enamorar a la crítica, cosechando más bien comentarios tibios en la mayoría de medios. De todas formas, esto es algo que merece la pena desarrollar, pues en ningún caso se lanzaron los tomates, sino que el resultado dio pie a numerosas interpretaciones.

Por un lado están Variety o The Washington Post, que aplauden su humor negro y cómo la historia mejora conforme avanza, explorando las dinámicas de poder y las hostilidades entre empresas y familias; por otro lado, The New York Times o The Hollywood Reporter lamentan que todo se vuelva lento y monónoto tras unos pocos episodios y que la propuesta carezca de fundamento dramático más allá del entretenimiento.

Con todo, Outsiders logró sobrevivir durante dos temporadas, quedándose a las puertas de una tercera que nunca llegó por estrategias empresariales de WGN y cambios en la estructura de la marca. O al menos eso dijeron. Como sea que fuera, nadie podrá negar que el relato de Mattei y cía no ofrece una buena dosis de entretenimiento a costa del choque entre dos modos muy distintos de entender la vida. De premisa original y desarrollo poco revolucionario, pero válida para pasar una horita desconectando del mundanal ruido, que no es poco.