Vuelve 'Snowfall' y la adicción por el mundo del narcotráfico: de Maryland a las Rías Baixas
HBO
Vuelve 'Snowfall' y la adicción por el mundo del narcotráfico: de Maryland a las Rías Baixas

De capos históricos a narcos por casualidad. De Medellín a Maryland, pasando por Cambados o Nápoles. Drogas, drogas y más drogas. La cuarta temporada de ‘Snowfall’ añade más competencia al amplísimo catálogo de series con los narcóticos como protagonistas.

Por David Martín - 25 Feb 2021

Cada vez más adictivas, más variadas y más a nuestro alcance. Son mundos peligrosos, excitantes, trepidantes. Y sus historias las protagonizan personajes tan atractivos que nos acaban enganchando… desde el primer capítulo. El subgénero de series con las drogas como personaje clave es cada vez más extenso en todas las plataformas.

En HBO, la última novedad es el estreno de la cuarta temporada de Snowfall, el reflejo de la profunda herida que dejó el crack en la sociedad afroamericana de Estados Unidos de los 80 y de cómo manejó la CIA aquella situación. Un thriller con tintes autobiográficos (el creador de la serie, John Singleton, vivió en primera persona aquella pesadilla, en su propio barrio) y que tiene en Franklin (Damson Idriss), su personaje principal, una figura recurrente en un buen puñado de tramas narcotizadas: un tipo normal que empieza vendiendo drogas blandas por las esquinas y acaba convirtiéndose en un auténtico capo, codeándose con el peligro, la mafia y la muerte mientras todo a su alrededor comienza a desmoronarse. Subida al cielo y caída a los infiernos, ¿os suena? Sí, ya lo hemos visto antes, pero hay muchas manera de hacer ese viaje.

"Plata o plomo" para todos

La serie sobre el auge y caída de Pablo Escobar tuvo un éxito arrollador.
La serie sobre el auge y caída de Pablo Escobar tuvo un éxito arrollador.

Que Pablo Escobar es el narco más explotado es una realidad. Que su historia sigue sorprendiendo, también. Si repasamos los catálogos de las principales plataformas encontramos documentales y series sobre él mismo de la talla de Escobar: el patrón del mal, pero también sobre personajes creados a su alrededor (El chapo). Sin embargo, nadie ha conseguido espectacularizar tanto el nombre de Pablo Emilio Escobar Gaviria como Narcos: muchos aprendimos en esas dos primeras temporadas qué era la DEA, conocimos los entresijos del cártel de Medellín, asistimos a la edificación de un imperio que crecía en dólares al mismo ritmo que el número de muertos en las calles de Colombia y más allá de sus fronteras, y también a la persecución incesante de uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo de los 80. Luego vendrían otros cárteles y el spin-off Narcos México pero no, no fue lo mismo. Es difícil heredar el carisma de Escobar y de Wagner Moura, que nos enseñó a decir "hijueputa" y "malparío" mientras nos ofrecía "plata o plomo".

Fabricando un mito

Walter White es 'Heisenberg', un profesor de química que acaba liderando una red de tráfico de metanfetamina.
Walter White es 'Heisenberg', un profesor de química que acaba liderando una red de tráfico de metanfetamina.

Si de Escobar nos apasiona saber que algo de Narcos ocurrió en la realidad, Breaking Bad nos enseñó cómo un don nadie puede convertirse una pieza fundamental en el complicado engranaje del tráfico de drogas. La evolución del personaje de Walter White (Bryan Cranston), de la mano del de Jesse Pinkman (Aaron Paul) nos traslada por todos los estamentos de este oscuro negocio, desde el laboratorio amateur de un profesor de química con cáncer terminal hasta los asesinatos, las vendettas de los grandes capos sin escrúpulos y la corrupción de quienes deberían perseguir el rastro de la droga. White pasó de personaje a mito en una serie que, 13 años después de su estreno, sigue siendo considerada por muchos como la mejor de la historia en su género...y en general.

No es otra serie de policías

Jimmy McNulty es incorruptible, pero en Baltimore muchos vendían a su madre por un puñado de dólares.
Jimmy McNulty es incorruptible, pero en Baltimore muchos vendían a su madre por un puñado de dólares.

A primera vista, The Wire podría parecer otra serie policiaca más de la factoría americana. Pero no. Ni de lejos. Estamos ante otra de esas series de culto, que ocuparía un buen puesto en un Top 10 de las mejores de la historia. The Wire nos presenta una ciudad, Baltimore, asediada por la droga: crimen, dinero, ambición, mafia, corrupción política y policial. Cinco temporadas, cinco tramas y un puñado de personajes icónicos entre los que es complicado quedarse con uno: Omar, McNutty, Avon Barksdale, Stringer Bell… Aunque el mayor genio es, sin duda, su creador: David Simon, periodista de profesión y curtido en las páginas policiales de la prensa de su ciudad, Baltimore, que retrata de forma inigualable. Imperdible.

Versión española

El boom nacional e internacional de Fariña no fue casualidad. La serie producida por Atresmedia Televisión en colaboración con Bambú Producciones convirtió a Sito Miñanco (Javier Rey) en el Pablo Escobar español. Sus historias tienen cierto paralelismo, sí. La ficción basada en el best-seller de Nacho Carretero supo montarnos en una narcolancha, ponernos en la piel de las cientos de familias gallegas a las que la droga destrozó la vida, pero también de aquellas que se hicieron ricas llenando de fardos de cocaína las Rñias Baixas. Por momentos, el personaje de Miñanco te atrapa en su bando, llegas a creer que sus negocios y los de Ouviña y compañía eran imposibles de rastrear… Y aunque ya conocíamos cómo acababa la historia, Fariña supo cómo engancharnos hasta el final de su única temporada.

Cosas de familia

'McMafia' nos enseña cómo se la gastan los narcos rusos.
'McMafia' nos enseña cómo se la gastan los narcos rusos.

Alex Godman (James Norton) quería hacer las cosas bien, llevar sus negocios de forma transparente. Pero cuando eres hijo de la mafia rusa, estás condenado a acabar entre asuntos turbios. Y pocas cosas más turbias que la droga. En McMafia, el narcotráfico está, pero no se ve. No vemos grandes alijos, ni fardos. Lo que vemos son las altas esferas de ese sórdido mundo. Y ellos, los grandes capos, rara vez se manchan las manos. Una versión refinada que la BBC estrenó en 2018 y llegó a España de la mano de Amazon Prime Video.

Un negocio global

Pocos conocen el submundo de la delincuencia en Italia como el director Stefano Sollima y el escritor Roberto Saviano. Con el exitoso precedente de Gomorra, ambos son los padres de ZeroZeroZero, el último gran producto europeo ligado al narcotráfico estrenado en Amazon Prime Video en la primavera de 2020.

Quizás del libro de Saviano se pierda algo en las microtramas de su adaptación, pero la serie tuvo un gran recorrido al implicar a la mafia italiana, un peligroso cártel mejicano y unos experimentados traficantes estadounidenses en una ejemplo de la globalización del negocio.

Porque, en efecto, el tráfico de drogas se ha convertido en un problema global que, a su vez, genera historias con ingredientes clave para el éxito. Y eso las plataformas lo saben desde hace tiempo. De ahí la apuesta por ellas.