Qué es real y qué no en el último capítulo de 'Veneno'
Atresplayer
Qué es real y qué no en el último capítulo de 'Veneno'

'Los tres entierros de Cristina Ortiz' puso fin a 'Veneno' de un modo que entrelazaba lo que ocurrió de verdad con la fantasía y con el homenaje a la figura de Cristina. Pero, ¿cuánto hay de real en el capítulo?

Por Marina Such - 26 Oct 2020

Durante los ocho episodios de Veneno, la serie ha estado contando la vida de Cristina Ortiz tal y como ella la recordaba (o quería recordarla) y como se la contó a Valeria Vegas, la autora de su biografía. En ese relato se mezcla lo que ocurrió de verdad con los adornos y las tergiversaciones introducidas por la propia Cristina, ya fuera porque su memoria no era tan buena o porque prefería acordarse de aquellos eventos de otra manera.

Paca la Piraña ya advierte a Valeria que no se crea a pies juntillas todo lo que le cuente la Veneno. Pero entre mentiras muy evidentes (como que Felipe VI, cuando aún era príncipe, era cliente suyo disfrazado de albañil) y los hechos reales (como la sucesión de hombres abusivos y aprovechados que entraron en su vida) hay en ocasiones un trecho lleno de matices que puede resultar complicado navegar.

Las apariciones de Cristina en televisión sí son reflejadas en la serie de una manera muy fiel, pero hay un terreno donde Veneno se encuentra con muchas incertidumbres y que puede ser complicado de contar: todo lo que rodeó a la muerte de su protagonista.

Veneno termina con el enigma de la muerte de Cristina Ortiz
Veneno termina con el enigma de la muerte de Cristina Ortiz / ATRESplayer PREMIUM

Lo que pasó en realidad

Los hechos comprobables son que Cristina fue encontrada en su casa, con un fuerte golpe en la cabeza, en noviembre de 2016, y que su muerte fue determinada como accidental por la autopsia, en la que se encontraron restos de somníferos y alcohol en su sangre. Su familia, sin embargo, insistía en que había irregularidades en la investigación y que las autoridades ocultaban lo que había ocurrido de verdad, algo que la serie representa en el discurso conspiracionista de Maricarmen.

Llegaron a solicitar una tercera autopsia a cargo del forense Luis Frontela, una figura muy controvertida (como se aprecia en la docuserie El caso Alcàsser), que apuntalaba la tesis de la familia. Otro informe pericial elaborado por otro experto, y publicado el pasado mes de septiembre, apuntaba igualmente a que la muerte de Cristina había sido un homicidio. Sin embargo, no ha habido ningún posicionamiento oficial al respecto.

Lo que cuenta la serie

La actitud de la mayor parte de la familia que se ve en el episodio se ajusta a lo que ocurrió en realidad. También que los hermanos acabaron divididos sobre este tema; Paco ha llegado a asesorar a Javier Calvo y Javier Ambrossi en la fase de escritura de los guiones y su mujer se interpreta a sí misma en el último capítulo (Pepón Nieto es quien da vida a Paco Ortiz).

Una escena de Veneno
Una escena de Veneno / ATRESplayer PREMIUM

Al optar por narrarlo todo desde el punto de vista de Valeria, lo que Veneno cuenta es cómo ella debe reconciliar lo difícil que se había vuelto tratar con ella en los últimos años de su vida con lo importante que había sido en su crecimiento como persona. Es muy significativa la escena en la que Valeria intenta abrir los ojos a Maricarmen sobre cómo era realmente su hermana, mientras ella se aferra a los recuerdos de su infancia en Adra.

Ahí entran los componentes fantásticos, que buscan rendir homenaje a Cristina más allá de sus propias tendencias autodestructivas y del entorno en el que se movía, y del que todo el mundo le decía que nunca podría, ni merecía, escapar. Es una despedida muy emotiva y que hace justicia a lo que representó para el colectivo trans en España, aunque a ella ni se le pasara por la cabeza ser un referente.