'The Split' y las mujeres triunfadoras en lo profesional que fracasan en lo personal
Noticias
'The Split' y las mujeres triunfadoras en lo profesional que fracasan en lo personal

El sello de Abi Morgan está detrás del último estreno de Filmin sobre una prestigiosa familia de abogadas que se dedica al derecho familiar y, por supuesto, a los divorcios. Con inteligentes diálogos y buena dosis de ironía presenta un reparto encabezado por complejos personajes de mujeres que buscan el complicado equilibrio entre el éxito profesional y éxito personal.

Por María G. Lomas - 18 Nov 2020

Filmin ha estrenado The Split, un drama creado por Abi Morgan, la guionista de películas como Las sufragistas o La dama de hierro y series como The Hour o River, que llega avalada por el éxito en su emisión en Reino Unido con más de siete millones de espectadores para su primer episodio. Ya hay una segunda temporada en marcha que llegará a Filmin en febrero de 2021.

¿Es el fracaso en lo personal el peaje a pagar por las mujeres Defoe a cambio de tener éxito profesional? En The Split, Defoe es el apellido de una familia de mujeres y también es el nombre de una de las firmas legales especializadas en derecho matrimonial y divorcios más prestigiosas de Londres. Ruth Defoe (Deborah Findlay) está al frente de ambas. Hannah (Nicola Walker), Nina (Annabel Scholey) y Rose (Fiona Button), son las tres hijas a las que Ruth ha sacado adelante sola.

La mayor de las tres, Hannah cambia su apellido por el de su marido Nathan Stern (Stephen Mangan) cuando abandona la empresa familiar para buscar su propio camino en una compañía de la competencia, Noble & Hale, en la que además trabaja un antiguo amor de juventud, Christie (Barry Atsma). Nina, la hermana mediana evita el compromiso con relaciones de ida y vuelta mientras en el trabajo trata de hacerse con las riendas a la sombra de su poderosa madre e intentando ocupar el lugar de su hermana. La pequeña, Rose, es la única que no se dedica al derecho, es niñera a tiempo parcial aunque lo único que tiene claro es que no quiere cuidar a los hijos de otros. A punto de casarse y en lucha con sus propios fantasmas, Rose es la más ingenua y soñadora de las tres.

El regreso del padre que las abandonó desestabilizará la vida de la familia Defoe.
El regreso del padre que las abandonó desestabilizará la vida de la familia Defoe. / Filmin

Mientras la carrera de Hannah avanza imparable, su vida personal se tambalea. Cuando la relación con su madre y sus hermanas no pasa por su mejor momento tras su salida de la empresa familiar entra en escena el padre que las abandonó 30 años atrás volviendo a abrir heridas que todas creían cerradas. La matriarca de la familia, Ruth Defoe ha volcado en el trabajo toda su frustración personal tras ser abandonada por su marido y 30 años después descubre como su resentimiento ha marcado a sus hijas. Hannah, Nina y Rose han crecido con el fantasma de un padre ausente y viven su regreso como una amenaza para el pequeño búnker que es su familia.

En el papel de Hannah, Nicola Walker interpreta a una mujer que lidia cada día con el fin de las relaciones y quizá precisamente por eso se resiste a afrontar las dificultades de su propio matrimonio. Las infidelidades, el hastío instalado en las parejas, la lucha por los bienes y la custodia de los hijos que cada día ve en su trabajo a través de los casos que defiende suponen para ella un aprendizaje personal.

Hannah coincide de nuevo con un amor de juventud que supondrá una tentación constante.
Hannah coincide de nuevo con un amor de juventud que supondrá una tentación constante.

¿Se puede considerar el divorcio como un fracaso cuando alrededor del 50% de los matrimonios acaban en ruptura? Como llega a plantear en un momento el personaje de Hannah, quizá sea el momento de cambiar planteamientos, aceptar que los tiempos han cambiado y que si es posible vivir varias vidas amorosas en una ¿por qué conformarse?