'The lady and The Dale': ascenso y caída de Liz Carmichael, la emprendedora que desafió a la industria del automóvil de EEUU
HBO
'The lady and The Dale': ascenso y caída de Liz Carmichael, la emprendedora que desafió a la industria del automóvil de EEUU

En 1974, en plena crisis del petróleo, Elizabeth Carmichael lanzó un órdago a la todopoderosa industria del automóvil de Estados Unidos —dominada en ese momento por tres marcas— con el anuncio de un vehículo de tres ruedas y bajo consumo. Este hecho es el punto de partida de 'The lady and The Dale', la nueva docuserie de HBO España producida por los hermanos Duplass, ganadores de un Emmy por 'Room 104'.

Por Serielistas - 01 Feb 2021

Es posible que nunca antes hayas oído hablar de Elizabeth Carmichael ni de su audaz propuesta, el vehículo de tres ruedas y bajo consumo bautizado como The Dale, y eso es lo que hace más interesante a The lady and The Dale. En esta nueva serie documental de cuatro episodios disponible en HBO España, Nick Cammilleri y Zackary Ducker profundizan en la historia de una controvertida empresaria que surgió de la nada saltando a la fama de la noche a la mañana.

Carmichael lanzó una agresiva campaña de promoción para lo que parecía una innovadora propuesta que pretendía revolucionar la industria del automóvil en plena crisis del petróleo de 1974. Su creación era un vehículo futurista de tres ruedas que prometía recorrer 40 kilómetros por cada litro de combustible. Con su audaz propuesta, la empresaria captó la atención de los medios que la sometieron a un cruel escrutinio público y mediático sacando a la luz un pasado delictivo y fraudulento.

Quién es Liz Carmichael y qué fue de ’The Dale’

Elizabeth Carmichael era la identidad que Jerry Dean Michael había adoptado tras iniciar en 1966 su transición para convertirse en una mujer dejando atrás un pasado delictivo y de fraude. Jerry se había pasado media vida huyendo de la policía y de la justicia, dejando a su paso varias exmujeres e hijos a los que no llegó a conocer, hasta que conoció a su última mujer Vivian Barret. Junto a ella y sus cinco hijos recorrieron Estados Unidos como fugitivos sin pasar más de dos meses en el mismo lugar.

Ser transgérnero en la década de los 70 no era fácil, con mucha menos información, el desconocimiento y la incompresión daban lugar a la discriminación y a Liz Carmichael le costó encontrar trabajo hasta que finalmente tuvo una oportunidad y se hizo un nombre en el mundo del marketing, dominado por hombres.

Bajo su nueva identidad fundó la 20th Century Motor Car Company cuyo producto estrella era el famoso coche de tres ruedas que superaba los 100 kilómetros por hora y que apenas gastaba un litro de combustible para recorrer 40 kilómetros. Un producto del que llegó a asegurar que sería lo más importante desde el Ford T. Todo un desafío para la industria automovilística estadounidense, centralizada en Detroit.

The Dale, el vehículo con el que Carmichael pretendía revolucionar la industria y hacerse millonaria.
The Dale, el vehículo con el que Carmichael pretendía revolucionar la industria y hacerse millonaria. / HBO

Con semejantes afirmaciones, Carmichael consiguió acaparar la atención de los medios de comunicación que no se centró únicamente en el producto, sino también en su identidad. A pesar de que el dinero entraba e espuertas no había una idea de negocio solida más allá del marketing, la empresa fracasó antes de que su producto estrella viera la luz y Carmichael que llevada a juicio por fraude y por violaciones del código comercial.

Un juicio histórico por ser uno de los más largos de la historia penal de Los Ángeles que, además de juzgar las dudosas prácticas comerciales y empresariales de Carmichael, se centró en la identidad transgénero de la empresaria.

El documental hace un retrato detallado de la que, sin duda, es una figura controvertida tanto en el mundo empresarial como para el movimiento LGTBI por sus acciones al límite de la ley. La reconstrucción de su vida es posible gracias a las grabaciones tanto de vídeo como de audio de la propia protagonista, así como testimonios de algunos de sus hijos y de otras personas cercanas a Carmichael. También periodistas de la época, abogados, fiscales, empleados de la compañía, la historiadora Susan Stryker y la teórica de género y medios, Sandy Stone, aportan un contexto histórico y legal al documental.