Por qué 'The Bold Type' es la serie que deberías ver aprovechando que las cuatro temporadas están en Netflix
Netflix
Por qué 'The Bold Type' es la serie que deberías ver aprovechando que las cuatro temporadas están en Netflix

Quizá 'The bold type' sea una de esas series que ha pasado desapercibida ante tus ojos, pero queremos aprovechar que Netflix ha publicado su cuarta temporada (la quinta será su última entrega) para que le des una oportunidad. No te dejes llevar por prejuicios y disfruta de una serie sobre amistad, feminismo y moda.

Por María G. Lomas - 09 Mar 2021

Las cuatro primeras temporadas de The bold type están disponibles en Netflix. La quinta y última entrega se espera para este año y con ella terminará la serie que retrata la vida laboral y las relaciones personales de tres jóvenes que trabajan en una revista de moda. Quizá lo más fácil sea relacionar una serie sobre el mundo de la moda con un contenido frívolo y por eso queremos darte razones para que le des una oportunidad.

La serie está inspirada en la experiencia de la exeditora jefa de la revista Cosmopolitan, Joanna Coles, que además es productora ejecutiva de la serie creada en 2017 por la guionista Sarah Watson (Parenthood). En la ficción nos metemos de lleno en el universo de la prestigiosa revista de moda Scarlet en la que trabajan Jane (Katie Stevens), Cat (Aisha Dee) y Sutton (Meghan Fahy); tres jóvenes empoderadas que no dudan en reclamar su lugar ya sea en el plano profesional o en el personal. Para describirla podríamos decir que es una versión amable de El diablo se viste de Prada mezclada con el feminismo y la sororidad de Girls. Si esto no te ha convencido, aquí van unas cuantas razones para motivarte.

En The bold type, los personajes femeninos son toda una inspiración y no lo decimos únicamente por las tres protagonistas, que también. Un personaje importante es de la directora de la revista, Jacqueline Carlyle, interpretado por Melora Hardin. Por un lado es un buen referente encontrar a una mujer ejerciendo un puesto de responsabilidad en una serie y además es un ejemplo de que hay otra manera de hacer las cosas en un mundo, que no nos engañemos, también está dominado por los hombres. Ella es fuerte, triunfadora, inteligente, directa y con una gran intuición que le ayuda a sacar lo mejor de sus redactoras. Vamos, la jefa que cualquiera querría tener.

El personaje de Melora Hardin en 'The bold type' es un gran referente femenino.
El personaje de Melora Hardin en 'The bold type' es un gran referente femenino. / Freeform

Tenemos por supuesto a las tres protagonistas, unas jóvenes empoderadas que trabajan en el lugar de sus sueños, tienen la ambición de progresar y lo que es más importante no tienen reparo en admitirlo y luchar por ello. Además de su vida en el trabajo, en la serie somos testigos de sus relaciones personales fuera de las oficinas de la revista. En este sentido lo más importante es que las tres amigas no se limitan a hablar de los hombres, como sucede en algunas ficciones, y tienen conversaciones sobre trabajo, sexo, sentimientos o política. A través de las diferentes tramas de cada capítulo y sin perder el foco de la revista se tratan temas como el racismo, los derechos humanos, la libertad sexual o el cáncer, entre otros. Y llegamos a otro de los puntos a destacar de la serie, la sororidad. Es una serie protagonizada por personajes femeninos que se apoyan entre sí, celebran los éxitos de las otras, se ayudan cuando lo necesitan, son honestas, se dicen la verdad si es necesario aunque duela y si surgen problemas entre ellas, los solucionan. Tan real como la vida misma.

Por supuesto, la moda está muy presente y la serie representa con fidelidad una industria que resulta muy atractiva de puertas para fuera pero que tiene dificultades y es competitiva de puertas para adentro. Lo vemos por ejemplo cuando Sutton, una de las protagonistas, quiere ascender en su trabajo y se debate entre aceptar un puesto muy bien pagado en el departamento de publicidad o entre apostar por su sueño de ser estilista de moda, a pesar de que es más difícil de lograr y está peor pagado.

Por último, la serie hace un buen retrato de la generación millennial a la que claramente pertenecen las protagonistas y las redes sociales tienen un papel importante en la trama, porque además es el ámbito de trabajo de Cat, una de las tres protagonistas. Quizá si tuviéramos que ponerle un pero a la serie sería que peca un poco de ingenuidad y da la impresión de que a las protagonistas, a pesar de los problemas, siempre les acaba saliendo todo bien. Pero por otro lado, se trata de una comedia y probablemente si le añadiésemos demasiada frustración perdería frescura y estaríamos hablando de otra cosa.