Las 3 claves de 'The Beatles: Get Back', la docuserie de Disney+ sobre el mítico grupo de Liverpool
Disney +
Las 3 claves de 'The Beatles: Get Back', la docuserie de Disney+ sobre el mítico grupo de Liverpool

A partir de hoy, y hasta el sábado, Disney+ va a estrenar los tres episodios de los que consta 'The Beatles: Get Back', la docuserie que ha dirigido Peter Jackson sobre la última sesión de grabación de los Fab Four, a principios de 1969. Jackson ha contado con casi 60 horas de metraje inédito para componer una imagen del final de la banda que no se corresponde con la historia oficial.

Por Marina Such - 25 Nov 2021

En la primavera de 1970, los Beatles ya habían anunciado oficialmente su separación. Su último disco, Let it be, se publicó en mayo de aquel año y se había extendido la idea de que la relación de John Lennon con Yoko Ono había agriado la colaboración con Paul McCartney hasta el punto de que este la culpara de la disolución final de la banda. Esa narrativa se reforzó con el estreno de un documental, titulado también Let it be, que mostraba las sesiones de grabación de aquel disco como un periodo muy tenso y repleto de discusiones entre todos los Beatles.

Cuatro décadas más tarde, los responsables de Apple Corps., la discográfica original de la banda, empezaron a pensar que, a lo mejor, podía hacerse algo con las horas de imágenes que grabó para aquel documental su director, Michael Lindsay-Hogg. Recurrieron para ello a Peter Jackson, fan confeso de los Beatles que decidió que, mejor que hacer otra película, había que desarrollar una docuserie que mostrara la verdad de aquel momento, una que se salía de la narrativa oficial de tensión y malos rollos.

Así es como nació The Beatles: Get back, una mirada en tres episodios al mes escaso en 1969 en el que los Beatles grabaron su último disco, que se estrena en Disney+ hoy, mañana y el sábado y de las que te contamos estas tres claves.

La narrativa oficial de 'Let it be'

Lo que ha quedado en el imaginario colectivo del último año de vida de los Beatles es que la relación entre los cuatro estaba muy deteriorada y prácticamente no se soportaban. John estaba distanciándose de ellos y centrándose más en su relación con Yoko Ono y George se encontraba incómodo en la banda (llegó a dejarla durante unos días en plenas sesiones de Let it be). El documental que se montó a partir del metraje obtenido por Michael Lindsay-Hogg fomentaba aquella narrativa.

Se veían discusiones entre Paul y George porque el primero criticaba algún solo de guitarra del segundo y la presencia constante de Yoko, al lado de John incluso dentro del estudio, terminaba cimentando la idea de que ella había sido la nota discordante. Ninguno de los cuatro asistió al estreno de la película ni quiso nunca tener nada que ver con ella. Let it be, de hecho, terminó quedando en el olvido.

La idea original de Paul McCartney

Una imagen de 'The Beatles: Get Back'.
Una imagen de 'The Beatles: Get Back'. / Apple Corps. 2021

Aquellas sesiones de enero de 1969 respondían a la necesidad del grupo de volver de alguna manera a sus orígenes. Tras la agotadora grabación del White Album, repleto de orquestaciones recargadas y experimentaciones, McCartney propuso regresar a tocar en vivo. Nada de añadir sonidos más adelante: lo que se grabaría sería a ellos tocando las canciones en directo. Y, de hecho, se planteó volver también a dar conciertos, algo que el grupo había abandonado en 1966.

Se contrató a un equipo de filmación para que registrara las sesiones con vistas a hacer una película de ellas y se empezó a pensar en un único concierto, que debía ser muy espectacular, para cerrarla. El concepto fue cambiando durante el mes que los Beatles tardaron en grabar Let it be.

Casi 60 horas de material inédito

'The Beatles: Get back' está dirigido por Peter Jackson.
'The Beatles: Get back' está dirigido por Peter Jackson.

Michael Lindsay-Hogg montó su documental a partir de casi 60 horas de vídeo y más de cien de audio que, en su mayor parte, han permanecido dormidas en un almacén y llevaban casi cinco décadas sin ver la luz del día. Peter Jackson ha estado unos cuatro años estudiando todo ese material para su docuserie y, por ejemplo, incluye completo el famoso concierto en la azotea de la sede de Apple Corps. en Londres. Aquellos 42 minutos fueron la última vez que los Beatles tocaron en directo.

Jackson, además, ha restaurado y digitalizado las imágenes con la tecnología que utilizó para recuperar las películas de la Primera Guerra Mundial que utilizó en su documental Ellos no envejecerán, dándoles un nuevo brillo y otro aire.