El terror y las risas se juntan en 'Zomboat!' pero... ¿mezclan bien?
Movistar
El terror y las risas se juntan en 'Zomboat!' pero... ¿mezclan bien?

Si pensamos en zombis irremediablemente se nos vienen a la cabeza sustos, vísceras, carreras y un mundo que se ha ido por el sumidero. Pero no siempre tiene que ser así. Para demostrarlo llega ahora 'Zomboat!', una serie que quiere apostar por las risas sin olvidarse, claro, de los sustos porque para eso estamos hablando de muertos vivientes. Esta nueva ficción nos ha suscitado una pregunta: ¿qué tal se combina la comedia con el terror? Vamos a verlo con unos cuantos ejemplos.

Por Israel Alejandre Carbajo - 30 Dec 2020

La historia de Zomboat! arranca en la ciudad británica de Birmingham, el escenario de un apocalipsis zombi en el que las hermanas Kat y Jo tratarán de salvar sus vidas con la ayuda de Sunny y Amar, un par de extraños que se convierten en sus compañeros de viaje. La idea que manejan es simple: huir en una pequeña embarcación cruzando los canales de la localidad. Y a partir de aquí, comienzan a sucederles cosas de lo más locas. Cosas que nos harán reir, pero sin olvidarnos de que estamos en un apocalipsis zombi y los fans del género se van a sentir como en casa. Sobre todo con sus guiños a George Romero, 28 Días Después o la propia The Walking Dead.

Mezclar terror de zombis con comedia es salirse un poco de los raíles del género pero es, precisamente por esto, lo que le da a estas ficciones su punto diferenciador. Choca reírse cuando todo lo que estás viendo te invita a sentir miedo. Hay más títulos que se han arriesgado a implementar esta fórmula u otras parecidas y no solo lo hacen las series que hablan de zombis. Os vamos a poner algunos ejemplos...

'Santa Clarita Diet'

Esta serie es una comedia negra que se estrenó en 2017 en Netflix. El gran atractivo es, sin duda, su protagonista: Drew Barrymore. Pero claro, su arriesgada propuesta dejó sensaciones encontradas en el público. La plataforma decidió darle otra oportunidad y renovarla en 2018 y 2019. Un total de 30 episodios en los que su director quiso dar un enfoque a la serie que no se hubiera visto anteriormente. De esta manera, el hecho de incorporar zombis a una temática demasiado explotada en las series norteamericanas, la de la familia de clase media americana con sus problemas de clase media, le dio la posibilidad de crear algo totalmente novedoso aunque la audiencia torciera el gesto en más de una ocasión. No estaban acostumbrados a ver a una madre de familia tradicional comer cerebros para desayunar.

'iZombie'

Otra serie de lo más original por su mezcla de géneros. iZombie es una comedia llena de ironía y humor negro sobre la sociedad actual que nos ofrece un peculiar retrato sobre la juventud e introduce una vuelta de tuerca en el subgénero de la ficción zombi. La trama está basada en una serie de cómics y nos muestra a Liv Moore, una brillante residente de cirugía en Seattle que ve cómo su vida cambia por completo cuando, después de acudir a una fiesta en la que se desata un brote zombi y se convierte en uno de ellos. A partir de aquí viene el girito: Liv mantiene la conciencia y recuerdos de su vida anterior y comienza a trabajar como médico forense para acceder a los cerebros que necesita para alimentarse y mantener su humanidad. La cuestión es que al comérselos también adquiere los recuerdos y hábitos de sus antiguos dueños, una habilidad que le ayudará a resolver diversos crímenes. Como ya supondréis, esto da lugar a decenas de situaciones absurdas y cómicas, pero sin perder de vista el toque de investigación que tiene la serie.

'Daybreak'

'Daybreak' son zombis, adolescentes, institutos y carcajadas.
'Daybreak' son zombis, adolescentes, institutos y carcajadas.

Esta ficción es el resultado de mezclar Mad Max con la serie juvenil Todo en un día. Así como lo leéis. Un accidente nuclear provoca que los adultos se conviertan en una especie de zombis. Los únicos inmunes son los adolescentes, que se han juntado en tribus para sobrevivir. El protagonista es Josh, un chico de 17 años que se junta con una niña pirómana de 12 años y un matón reconvertido a samurái pacifista para buscar a su novia. Como ya supondréis, semejante premisa deja muy lejos el terror puro de una serie sobre terror con zombis. ¿Hay sustos? Sí. Pero no son de lo que más abundan. Daybreak es una serie ligera y amena cargada de aventuras.

'Truth seekers'

Abandonamos a los zombis para irnos al terror paranormal. Aunque bueno, en esta serie ese tipo de terror tiene que pegarse con una pareja que da de todo menos miedo. Hablamos de Nick Frost y Simon Pegg, dos de los principales creativos de esta ficción. Siendo ellos quienes están detrás, hay que dar por hecho que entre fantasma y fantasma va a haber una buena serie de carcajadas. El argumento de esta serie sigue a Gus y Dave, dos compañeros que unen fuerzas con la idea de descubrir qué hay detrás de los avistamientos paranormales que están sucediendo en Reino Unido. Pero lo que empieza siendo un par de vídeos curiosos para YouTube, podría ser el preludio de una amenaza a escala mundial. Está en juego el futuro de la raza humana, eso sí, un futuro del que hay que reírse.

'El sol del maestro'

Esta serie surcoreana de 2013 tiene una premisa de lo más loca. Tae Gong Shil es una encantadora mujer que, tras haber sufrido un terrible accidente y permanecer en coma durante tres años, desarrolla la habilidad de ver fantasmas. Su jefe aprende a confiar en su peculiar subordinada y se va enamorando de ella. Lo habréis intuido en el tráiler porque hemos querido enseñaros la versión coreana. La hemos incluído porque gira más hacia la comedia romántica pero sí que deja en algunos de sus episodios muchas pinceladas de sutil humor que son muy interesantes. Y es que series de terror hay muchas, pero no hay tantas que se atrevan a mezclarlas con la comedia, algo que, como ya habréis visto, si se sabe hacer, les acaba sentando la mar de bien.