De la realeza británica, a productores en Hollywood: los duques de Sussex firman con Netflix
Noticias
De la realeza británica, a productores en Hollywood: los duques de Sussex firman con Netflix

El matrimonio formado por el príncipe Harry y Megan Markle ha pasado de formar parte de la familia real británica a convertirse en productores en Hollywood. Siguiendo los pasos de los Obama han firmado, además, un acuerdo con Netflix.

Por María G. Lomas - 07 Sep 2020

Nueve meses después de su renuncia a seguir siendo miembros activos de la familia real británica y, por tanto, a recibir financiación pública, y tras mudarse a Estados Unidos, parece que se aclara a qué se va a dedicar la pareja.

El príncipe Harry y Meghan Markle han creado una productora y de momento ya han firmado un acuerdo para varios años con Netflix que se ha cifrado en 150 millones de dólares, si bien no hay confirmación oficial de las cifras. The New York Times publicaba la noticia hace unos días citando un comunicado de la plataforma de "streaming".

Según esta información, su objetivo es crear "contenido con impacto y que desate la acción" en forma de documentales, películas o series. En ningún caso la pareja se dedicará a la interpretación —a pesar de Markle sí lo hacía antes de iniciar su relación con el príncipe Harry— aunque sí podrían aparecer ante las cámaras en los documentales que produzcan.

De hecho así ha sido en La extraordinaria historia de los Juegos Paralímpicos el documental que acaba de lanzar Netflix en el que sale el príncipe Enrique, como fundador de los Juegos Invictus para veteranos militares con discapacidades o lesiones. También Markle —que formaba parte del elenco principal de Suits— ha sido narradora en el documental benéfico Elephants, de Disney Plus.

Además, el comunicado recoge declaraciones de la pareja en las que aseguran que "como nuevos padres" están interesados en los contenidos infantiles y familiares.

Antes de firmar con Netflix, la pareja habría estado en negociaciones con otras plataformas de contenidos como Disney y Apple, o la red televisiva NBC Universal, según medios locales. "Estamos increíblemente orgullosos de que hayan elegido Netflix como casa creativa y emocionados de contar historias junto a ellos que puedan ayudar a crear resiliencia y aumentar el entendimiento de las audiencias de todo el mundo", ha dicho sobre el acuerdo el jefe de contenido y coejecutivo de Netflix, Ted Sarandos.

Ya desvinculados de la monarquía británica, el príncipe Harry, de 35 años, y Meghan Markle, de 39, se trasladaron primero a Canadá y posteriormente a California, en Estados Unidos, donde se han instalado. Viven con su hijo en una mansión que han comprado en el exclusivo barrio de Montecito, en Santa Bárbara, una ciudad costera situada a unos 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles.

Tras la estela de los Obama

Tras el anuncio del acuerdo con Netflix de los duques Sussex es inevitable hacer comparaciones con el caso del expresidente de EEUU Barack Obama y la primera dama Michelle Obama. En ambos casos se habla de crear documentales y contenido familiar y para niños y de contenido "inspirador".

Tras dejar la Casa Blanca, Barack y Michelle Obama también fundaron su propia productora Higher Ground Productions y llegaron a un acuerdo con Netflix. De hecho tienen en marcha siete proyectos: tres películas y cuatro series que incluyen documentales, ficciones o programas para niños.

Entre estos proyectos están una serie sobre Trump, The Fifth Risk; otra sobre el mundo de la moda y las dificultades de las mujeres y las personas negras después de la segunda guerra mundial, Bloom; Overlooked, basada en una columna de obituarios homónima en The New York Times y una serie para niños sobre las historias que hay detrás de la comida y que se llama Listen to Your Vegetables & Eat Your Parents (Escucha a tus verduras y cómete a tus padres).

Además entre los proyectos hay tres películas, una de las cuales, la película documental American Factory, ha sido galardonada con un Oscar como mejor documental largo.