Hombres centollo, Vengadores a la española o canarios con antifaz: 8 superhéroes de nuestro cómic que molaría ver en televisión
Netflix
Hombres centollo, Vengadores a la española o canarios con antifaz: 8 superhéroes de nuestro cómic que molaría ver en televisión

Ante el estreno de la segunda temporada de ‘El vecino’ el próximo viernes, descubrimos un puñado de personajes patrios que podrían tener su propia serie de superhéroes y que muy poco tendrían que envidiar a los mastodontes del cómic norteamericano.

Por Álvaro Ortiz - 20 May 2021

Han pasado más de 20 años desde que X-Men iniciara la edad de oro del género de superhéroes. Desde entonces, vivimos un momento al que nadie se atreve a poner fecha de caducidad y que está marcado por el éxito arrollador del Universo Cinematográfico Marvel, la influencia realista de El Caballero Oscuro de Christopher Nolan y el surgimiento de muy distintas propuestas que pretenden romper con la fórmula estándar: El protegido, Special, Super, Chronicle o incluso la española Capa caída. Pero en esta especie de cajón de sastre también hay series, muchas series. Y es que la televisión, que también atraviesa décadas de esplendor desde The Wire o Los Soprano, tiene en la naturaleza de sus formatos un filón para la experimentación.

En los últimos tiempos, el relato superheroico ha sido testigo de un cruce de géneros que ha multiplicado sus posibilidades al mezclarse con el drama psicológico, la aventura juvenil o el thriller corporativo. Eso ha propiciado que hoy podamos disfrutar de una enorme riqueza en cuanto a diseño de personajes, tonos o formatos. Ejemplos no faltan: The Umbrella Academy, Legión, Watchmen, Doom Patrol, Bruja Escarlata y Visión, The Boys, Invincible o la inminente M.O.D.O.K., que sitúa al megalómano cabezón de Marvel en una sitcom al estilo The Office pero con toda la acidez de Robot Chicken. En España, quizá la apuesta más representativa sea El vecino. La serie de Netflix es, más allá de sus escenas de vuelo, mallas e identidades secretas, una sátira que se alimenta del humor y los conflictos cotidianos para esbozar la idea de un país dominado por la precariedad laboral y las casas de apuestas.

Aunque el cómic original de Santiago García y Pepo Pérez naciera con un espíritu menos combativo, este subtexto social sí ha estado presente en nuestras historietas más importantes. El propio Súperlopez ha tenido períodos de crítica ácida que ayudan a entender parte de nuestro pasado, presente y quién sabe si futuro. Y no es que una obra tenga que hablar de "temas importantes" per se, pero a menudo la presencia de tema, de enjundia, hace que el relato gane en contenido y profundidad. Esto nos hace pensar en la cantidad de historias y personajes patrios que como Titán nacieron en los tebeos y que ahora, en plena efervescencia del streaming, podrían tener una nueva vida en forma de serie, similar a ¡García!, otra creación de Pérez y García. Aquí y ahora vamos a repasar ocho casos. Así que agárrense porque el viaje no tiene desperdicio.

El Guerrero del Antifaz

El éxito de 'El Guerrero del Antifaz' lo llevó a ser reeditado durante cerca de 40 años.
El éxito de 'El Guerrero del Antifaz' lo llevó a ser reeditado durante cerca de 40 años.

El de Manuel Gago fue el primer gran tebeo de nuestro país y uno de los más influyentes. Narra la historia de un guerrero defensor del cristianismo que lucha contra las tropas musulmanas tras descubrir sus verdaderos orígenes. Un relato de redención que durante la dictadura franquista significó una vía de escape para muchos, pero con una visión y unos valores imposibles de defender. No obstante, El Guerrero del Antifaz merecía su hueco en esta lista aunque sólo sea por su trascendencia.

Capitán Pío Pío

Pío Pío es la prueba de que existen los héroes sin iniciativa.
Pío Pío es la prueba de que existen los héroes sin iniciativa.

Las tribulaciones de este personaje nos trasladan hasta el año 2112, con las Canarias convertidas en la primera potencia mundial y el resto del planeta dividido entre los que son canarios y los que quieren serlo. Anodino, con sobrepeso y una curiosa adicción a las papas arrugadas, el héroe de Pedro Rodríguez Carballido protagoniza una parodia que pretende "herir sensibilidades" a través de las peripecias de un pusilánime sin oficio ni beneficio pero con mucho poder. De ser adaptada, sería la que más se acercaría a El vecino.

Pafman

Los cómics de Pafman dejaron de publicarse en 2013.
Los cómics de Pafman dejaron de publicarse en 2013.

Fue en 1987, en una tira cómica de apenas cuatro páginas, que nació la versión española de Batman. Su homólogo ibérico, apodado Pafman, se dedica a combatir el crimen en Logroño City, una suerte de Gotham a la riojana, acompañado de un gato humanoide aficionado a crear cachivaches extraños. Cargado de chistes y también de crítica social, el cómic de Joaquín Cera destaca por su extravagancia, sentido del humor y por una ristra de secundarios memorables: el Doctor Pacostein, Malfendi, Ganyulfo o el malévolo Enmascarado Negro.

Capitán Trueno

El Capitán Trueno es un gran estratega, amigo de los oprimidos e invencible con la espada.
El Capitán Trueno es un gran estratega, amigo de los oprimidos e invencible con la espada.

El guionista Víctor Mora y el dibujante Miguel Ambrosio crearon a este valeroso cruzado del siglo XII, que en poco tiempo se convirtió en uno de los imprescindibles de la historieta española. Publicadas entre 1956 y 1968, las aventuras del Capitán Trueno llegaron a vender 350.000 ejemplares a la semana. El suyo era un combate por la justicia, la cultura, la libertad o el progreso, lo que le llevaría incluso a viajar en el tiempo para enfrentarse a enemigos de la talla de Gengis Kan, el temido conquistador mongol.

Centolloman

Antes de protagonizar el cómic, Centolloman llevaba 4 años vendiendo camisetas.
Antes de protagonizar el cómic, Centolloman llevaba 4 años vendiendo camisetas.

Imagina juntar lo mejor de la persona con lo mejor del marisco, la fuerza bruta con la belleza e inteligencia de un centollo. A la vista está que esto no es ninguna quimera, pues allá por 2009, debido al éxito del personaje en una línea de camisetas, nacía en el cómic este aprendiz de 30 años que trabaja en una empresa de tratamiento de residuos y que un buen día, tras caer a un tanque contaminado de centollos, muta hasta convertirse en un crustáceo antropomórfico que se gana el apodo de "el superhéroe de la ría".

Burdinjaun, Señor del Hierro

En el cómic de Burdinjaun, el País Vasco es una gigantesca y violenta ciudad-estado.
En el cómic de Burdinjaun, el País Vasco es una gigantesca y violenta ciudad-estado.

¿Para qué ser superhéroe si ya eres vasco? En 1987, los lectores de La Gaceta del Norte de Bilbao vieron por primera vez a Burdinjaun. Aquel personaje, sindicalista y pelotari en origen, sufre una terrible exposición a las radiaciones y elementos químicos de los Altos Hornos, lo que le convertirían en un hombre hecho de carne e hierro. Su único objetivo es erradicar la injusticia en Euskopolis, un País Vasco alternativo gobernado por el tirano Gran Dakari.

Iberia Inc

Iberia Inc trata de exprimir al máximo la mitología española.
Iberia Inc trata de exprimir al máximo la mitología española.

Rafael Marín y Carlos Pacheco tuvieron un sueño: un equipo de superhéroes al estilo Vengadores o X-Men pero en clave nacional. El resultado fue Iberia Inc, un cómic en el que empezó a trabajarse a principios de los 90 y que quiso romper con la tendencia de parodiar historietas de Marvel o DC. Aquello fue una apuesta por crear personajes nuevos a partir del folklore español, enriqueciendo además el género con seriedad, madurez y con una entidad propia que buscaba llevar a nuestros héroes a otro nivel.

Piel de Toro

'Piel de Toro' es un homenaje a los primeros héroes del tebeo español.
'Piel de Toro' es un homenaje a los primeros héroes del tebeo español.

Años 60. Aún con el eco de la Guerra Civil, en España surge un grupo de héroes que luchan contra todo tipo de amenazas, desde antiguos nazis hasta mafias extranjeras. Dos décadas después desaparecen sin dejar rastro. Hoy, la amenaza de una organización terrorista antisistema llamada "La Garra" les obliga a resurgir y con ello a protagonizar una historia tremendamente actual, que fue financiada mediante crowdfunding y que mezcla tres ingredientes: aventuras, política y mucha crudeza. Entretenimiento del que deja poso.