'Snowpiercer' presenta una nueva amenaza para su segunda temporada, que acaba de estrenarse en Netflix
Netflix
'Snowpiercer' presenta una nueva amenaza para su segunda temporada, que acaba de estrenarse en Netflix

Después de una primera temporada que deparó unas cuantas sorpresas para sus protagonistas, 'Snowpiercer' vuelve a Netflix con una nueva amenaza que aleja a la serie del cómic y la película en la que se basa y la adentra por su propio territorio.

Por Serielistas - 26 Jan 2021

La serie de Snowpiercer figura entre los proyectos que ha tenido que superar todo tipo de obstáculos hasta convertirse en realidad. Antes de que pudiera estrenarse vivió un cambio de showrunner, mudanzas de cadena en Estados Unidos entre TNT y TBS como si fuera una pelota de pimpón, críticas tibias y la duda de si podría aguantar durante mucho tiempo su premisa de un tren en constante movimiento que es la única esperanza de la humanidad para sobrevivir en un planeta completamente helado e inhabitable.

Finalmente, la serie parece haber encontrado su público. Netflix España estrena hoy su segunda temporada a ritmo semanal y TNT la ha renovado ya para una tercera para las que la serie ha abierto su mundo y ha introducido nuevas amenazas. ¿Cuáles? No sigas leyendo si no has visto el final de la primera entrega, porque a partir de aquí hay spoilers.

Los nuevos peligros de 'Snowpiercer'

Sean Bean es el gran fichaje de la segunda temporada.
Sean Bean es el gran fichaje de la segunda temporada.

Durante los primeros episodios, la serie siguió, con más o menos fidelidad, Le Transperceneige, la novela gráfica que Bong Joon-ho adaptó al cine en 2013. Los pasajeros de los últimos vagones del tren querían rebelarse contra la rígida estructura social que mantiene en movimiento el convoy y que los condena a ellos a una vida de miseria y trabajo constante. Mientras tanto, en los vagones de cabeza todo son lujos.

Finalmente, consiguen acceder al señor Wilford, el diseñador del tren, solo para descubrir que el suyo no es el único tren que él construyó para poner a salvo a la humanidad. Esta segunda temporada presenta a Big Alice, ese otro tren que se ha unido al principal, nadie sabe con qué intenciones. Melanie, la responsable del convoy, intenta por todos los medios que los pasajeros de Big Alice se mantengan apartados de Wilford, por ejemplo.

Las diferentes reacciones que la llegada de ese otro tren y del cerebro detrás de todo generan en los personajes impulsarán la segunda temporada. Además, Wilford tiene, por supuesto, una agenda oculta y es muy probable que implique un riesgo importante para la supervivencia del Rompenieves.