La comedia negra 'Shinning vale', con Courteney Cox y Greg Kinnear, llegará a Starzplay el 6 de marzo
Starzplay
La comedia negra 'Shinning vale', con Courteney Cox y Greg Kinnear, llegará a Starzplay el 6 de marzo

Starzplay ha anunciado el estreno el próximo 6 de marzo de su nueva serie 'Shinning Vale' protagonizada por Courteney Cox, Greg Kinnear y Mira Sorvino, entre otros. Se trata de una ficción que oscila entre varios géneros desde la comedia familiar, al terror más clásico.

Por Serielistas - 17 Nov 2021

Courteney Cox vuelve a protagonizar una serie de televisión desde Cougar Town y el próximo 6 de marzo podremos verla en Shinning Vale junto a Greg Kinnear, al que recientemente vimos en The Stand y House of cards. Además completan el reparto Mira Sorvino (Hollywood), Merrin Dungey (Big Little Lies), Gus Birney (Dickinson) y Dylan Gage (PEN15).

Creada por Jeff Astroff y Sharon Horgan, esta serie con episodios de media hora sigue a una familia en crisis que decide cambiar su pequeño apartamento en Brooklyn por una mansión victoriana en Connecticut que compran a precio de ganga.

Cox y Kinnear interpretan a Pat y Terry Phelps y son padres de los adolescentes Gaynor (Gus Birney) y Jake (Dylan Gage). Pronto se darán cuenta que el precio irrisorio de la vivienda esconde algo detrás cuando Pat empieza a percibir que no están solos al ver el espíritu de una anciana merodeando su dormitorio y los Phelps descubrirán que la inmobiliaria olvidó mencionar detalles de la casa, como que allí se cometió un triple homicidio entre otras atrocidades. Sin embargo, Pat es la única que puede escuchar los ruidos y ver cómo se mueven cosas en la casa y la única que se percata de la presencia de Rosemary (Mira Sorvino), el espíritu de la persona que cometió los asesinatos. Además, es posible que esta ama de casa de los años 50 esté intentando apoderarse del cuerpo de Pat, sin que su familia se dé cuenta.

Pat es una mujer en medio de una crisis personal porque después del éxito de su primera novela de empoderamiento femenino de alto contenido sexual y sustancias tóxicas no ha logrado volver a escribir. Además, aunque se mantiene sobria y limpia no está satisfecha con su vida y ni siquiera recuerda la última vez que se acostó con su marido. De hecho, la pareja intenta superar la infidelidad de Pat con un manitas que fue a arreglar el fregadero de su antigua casa. Por si eso fuera poco, siente que está perdiendo a sus hijos que, en plena adolescencia, manifiestan aversión hacia sus padres. Con este panorama, Pat Phelps deberá hacer frente a su demonios y no únicamente en sentido figurado.