Por qué 'La serpiente', que se estrena en Netflix, ha sido la revelación del año en BBC
Netflix
Por qué 'La serpiente', que se estrena en Netflix, ha sido la revelación del año en BBC

Netflix estrena este fin de semana una de las series que más ha dado que hablar en Reino Unido, 'La serpiente'. Se trata de una historia, basada en hechos reales, que nos traslada hasta el sureste asiático en la década de los 70, cuando un estafador y asesino acecha a los turistas que viajan a la zona en una búsqueda espiritual.

Por Lorenzo Mejino - 01 Apr 2021

La primera gran sorpresa del año 2021 fue el estreno en BBC, el primer día de enero, de La serpiente. Su emisión revolucionó por completo las apacibles aguas postnavideñas británicas y los espectadores españoles por fin podrán verla, de la mano de Netflix, esta Semana Santa. Así podréis disfrutar de uno de los mejores estrenos de los últimos años.

La serpiente está basada en hechos reales y narra la historia del psicópata Charles Sobhraj, uno de los seres más abyectos que circulaba por las autopistas hippies asiáticas durante los años 70. La primera escena nos lo muestra en los 90, detenido y negando su participación en todos los delitos de los que se le acusan, para empezar posteriormente a desgranar su historia centrada en su base de operaciones de Bangkok. A través de continuos saltos temporales y por muchos lugares de Asia, se nos irá detallando su larga lista de delitos y crímenes.

Seremos testigos en primera persona, y desde la más completa impotencia, de su modus operandi, consistente en acercarse a los incautos turistas hippies que aparecían en diversos lugares de India, Tailandia y Nepal para ofrecerles su ayuda desinteresada. De esa manera se iba ganando poco a poco su confianza para desvalijarlos de todas sus pertenencias de valor y seguir financiando su lujoso tren de vida.

Se le pueden encontrar similitudes con un documental de naturaleza donde el depredador psicópata que es Charles Sobrajh (un increíble Tahar Rahim) se camufla, localiza, persigue y abate a sus presas con la ayuda de su amante originaria de Quebec, Marie-André (deslumbrante Jenna Coleman), que ve como su fascinación y admiración por la figura de Charles le va a condenar a su mismo infierno, ya que ella sí es consciente del mal que están haciendo.

Sus antagonistas principales serán un diplomático neerlandés, Herman Knippenberg, que está obsesionado con encontrar el paradero de dos turistas de su país desaparecidos sin dejar rastro en Bangkok. Knippenberg (gran Billie Howle) y su mujer Angela (mágnetica Ellie Bamber) hacen todo lo posible por conocer el destino de sus compatriotas ante la desidia de la policía tailandesa, y posteriormente no cejan hasta encontrar al responsable de los hechos, que no es otro que el infame Charles Sobhraj.

La serpiente mantiene una tensión constante con esos cuatro grandes protagonistas principales. Su rodaje en tierras tailandesas le proporciona ese aroma auténtico que hace que nos estremezcamos todavía más con las felonías del protagonista, que nunca son mostradas de forma explicita o morbosa, algo que siempre es de agradecer en estos tiempos donde la casquería barata es un recurso habitual.