Sergio Mur defiende su trabajo como "actor de voz" en 'Memorias de Idhún'
Netflix
Sergio Mur defiende su trabajo como "actor de voz" en 'Memorias de Idhún'

Desde el estreno del tráiler la polémica ha acompañado a la serie de anime Memorias de Idhún. Las críticas por la elección de los actores que daban voz a los personajes no han cesado. Uno de los actores, Sergio Mur, defiende su trabajo.

Por Serielistas - 14 Sep 2020

La polémica comenzó con el estreno del tráiler de Memorias de Idhún, en el que por primera vez se escucharon las voces de los personajes de la serie de anime basada en la trilogía de Laura Gallego. Las críticas llegaron a las redes sociales y la propia autora expresaba su descontento con unas voces que aseguraba "no eran las que ella había elegido con el equipo".

El fondo de las críticas era que se hubiera elegido a actores conocidos en lugar de a actores de doblaje para dar vida a los personajes de animación y se acusaba a los actores de intrusismo por dedicarse a un tipo de trabajo en el que no tienen experiencia.

Los actores encargados de prestar su voz a los personajes de la serie son Michelle Jenner (Los hombres de Paco) como la voz de Victoria y Carlos Cuevas ('Merlí', '45 revoluciones') la de Alsan, Itzán Escamilla (Élite) hará el papel de Jack, Sergio Mur ('Gran Reserva', 'Servir y proteger') el de Kirtash y Nico Romero ('Las chicas del cable') el de Shail.

Tras el estreno, las críticas han continuado y uno de los actores ha querido defender su trabajo. Sergio Mur ha publicado su opinión en redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

Con respecto al trabajo hecho en #memoriasdeidhun

Una publicación compartida de Sergio Mur (@sergio_mur) el 11 Sep, 2020 a las 4:35 PDT

En primer lugar el actor ha querido hacer una corrección y explica que en este caso el término doblaje está mal empleado, y puntualiza la diferencia entre una actor de voz y uno de doblaje ya que asegura que "se suele confundir, pero no es lo mismo". El matiz es que el actor de doblaje sustituye una voz original y en el caso del actor de voz no hay una voz previa sino que la suya es la original.

A pesar de que defiende que los espectadores están en su derecho de apreciar o no el trabajo realizado, Mur explica que se niega a que "se ponga en cuestión la absoluta legitimidad que tienen para hacer su trabajo".

El actor se niega, por tanto, a que se hable de "intrusismo laboral" y pide respeto para su trabajo y el de sus compañeros, que no ha sido otro que ayudar a crear unos personajes con su voz.