Los jóvenes protagonistas de 'La reina del pueblo' reivindican salirse de los estereotipos
Atresplayer
Los jóvenes protagonistas de 'La reina del pueblo' reivindican salirse de los estereotipos

La protagonista de 'La reina del pueblo' es una chica que quiere ser nombrada reina de las fiestas caiga quien caiga. Los jóvenes actores al frente de la comedia de AtresPLAYER nos cuentan cómo, debajo de esa descripción que puede ser muy arquetípica, hay bastante más de lo que hablar.

Por Marina Such - 06 Jul 2021

El estreno de La reina del pueblo en AtresPLAYER Premium ha llegado en el mejor momento para que nos volvamos a sentir como en esas fiestas locales en las que se juntan las corridas de vaquillas, las verbenas, los puestos de la feria y los planes con los amigos que empiezan ya en la comida en la peña. La serie, creada por Raúl Navarro, toma todos esos clichés y expone lo que hay detrás de ellos, y eso empieza por sus protagonistas principales.

Lucía Caraballo, Omar Banana, Ana Jara y Cristina Colom son los jóvenes actores que dan vida a Inma, sus dos mejores amigos y la prima influencer de una de ellos. Los cuatro tenían un doble reto desde el principio: transmitir que eran amigos inseparables desde hacía tiempo y, por otro lado, no dejar que los aspectos más alocados de la trama apartaran el foco de los problemas muy reales que tenían todos sus personajes. "Todos empiezan con un objetivo y hay un giro un sus vidas que hace que ese objetivo cambie", cuenta Ana Jara (Estefi, la amiga reivindicativa) sobre la evolución de todos ellos.

El propósito de Inma de ser la reina de las fiestas puede sonar en ocasiones a casi fantasioso, pero Lucía Caraballo asegura que trabajaron mucho para mantenerlo anclado a la realidad: "la serie cuenta los problemas reales de la juventud, sin dramas, y los trata desde la comedia (...). Ninguno de los personajes se ajusta a los estereotipos". Por ejemplo, Javi, que podría caer en el cliché del mejor amigo gay de Inma, destaca más por ser el único del grupo que no tiene un objetivo clarísimo que quiere conseguir.

"Es algo que le pasa a mucha gente y se habla poco, que es no tener muchas ambiciones", explica Omar Banana: "Javi no sabe qué quiere hacer con su vida y le da igual (...). Nos presionamos tanto que no nos damos cuenta de que eso (dejarse llevar) es una opción".

En lo que todos coinciden es que les costó muy poco lograr que la amistad entre los cuatro personajes resultara creíble, algo importante porque, en palabras de Cristina Colom, la serie también habla de "el valor de la amistad, cómo es ser leal a tus amigos". "Desde los ensayos se generó algo demasiado divertido", cuenta Ana Jara sobre la relación entre los actores, que vivieron juntos durante el rodaje en Noblejas (Toledo). Para Caraballo, en pantalla se aprecia claramente "el buen rollo que hemos tenido todos", a lo que Banana añade que "creamos ese vínculo previo al rodaje para transmitirlo luego".

Hay pocas cosas tan nuestras como las fiestas patronales, y 'La Reina del Pueblo' consigue llevarnos a nuestra adolescencia a través de las celebraciones de Polvaredas de la Sierra.
Hay pocas cosas tan nuestras como las fiestas patronales, y 'La Reina del Pueblo' consigue llevarnos a nuestra adolescencia a través de las celebraciones de Polvaredas de la Sierra.

La reina del pueblo quiere que el espectador se sienta como si estuviera en las fiestas de Polvaredas de la Sierra. "Al final, es una serie con la que te puedes identificar muchísimo si veraneas en un pueblo o tienes amigos del pueblo", señala Colom mientras Jara apostilla que "es una ficción fácilmente reconocible". Eso no quiere decir que transita por el camino que podríamos pensar. Ni siquiera Zaida, la antagonista de Inma en su pugna por la corona de flores (o de melón), se pliega a lo habitual en un personaje así.

Nicole, por ejemplo, tampoco entra en el arquetipo de la influencer más típico: "(el éxito) le pilló un poco por sorpresa, no la veo como alguien con objetivos en ese estilo", señala su actriz, Cristina Colom, que apunta además que en el trabajo con Raúl Navarro como director se buscó "potenciar lo que podemos dar cada uno a nivel personal".

Ese trabajo para salirse de los clichés y construir unos personajes anclados en la realidad, aunque hicieran algunas cosas bastante locas, acaba por conseguir que La reina del pueblo sea un ideal destino de veraneo seriéfilo. Ana Jara afirma que le gustaría que el espectador "se quedara con el sentimiento de haber ido a las fiestas de un pueblo. Hay mucha música que te lleva a ese lugar".