Recursos inhumanos: el regreso de Éric Cantona a la pantalla de la mano de Netflix
Netflix
Recursos inhumanos: el regreso de Éric Cantona a la pantalla de la mano de Netflix

Recursos Inhumanos, o Dérapages en su título original en francés, es una alegoría de la crueldad del mercado laboral actual. Si a ello le sumamos la figura del controvertido exfutbolista Éric Cantona, Netflix tiene un filón que ya camina hacia su segunda temporada.

Por David Martín - 24 Jul 2020

A Éric Cantona quizás le recuerdes marcando goles con el Manchester United en los 90. Tal vez te suene más la patada voladora que le propinó a un seguidor del Crystal Palace que le estaba insultando desde la primera fila en el estadio Selhurst Park. Aquello, ocurrido en enero de 1995, le valió un castigo de nueve meses con disculpa incluida, pero esa fama de 'bad boy' le convirtió igualmente en un auténtico icono. Más aún cuando, unos meses después, la marca deportiva Nike le ascendió a estrella de uno de los anuncios futboleros más conocidos de la historia, en el que compartió rodaje con otros astros como Figo, Ronaldo o Maldini. Su gesto levantando el cuello de su camiseta antes de decir 'Au Revoir' y disparar hacia la portería de los seres demoníacos a los que se enfrentaba aquel equipo deslumbrante fue imitado por todos y cada uno de los niños de la época.

Éric Cantona en un partido de fútbol con el Manchester United
Éric Cantona en un partido de fútbol con el Manchester United / Archivo

Un actor llamado Cantona

Cantona se retiró prematuramente, con solo 31 años, después de ganar la última de sus cuatro ligas con el United. 'Eric, el Rojo', como le conocían los aficionados de los 'Red Devils', quería "hacer otras cosas". Y entre esas cosas estaban las cámaras, los focos y los guiones de cine y televisión.

Su fama de bad boy no le impidió convertirse en un icono y llegó a protagonizar el anuncio más famoso de Nike

'La alegría está en el campo' (1995), 'Elizabeth' (1998), 'La fortuna de vivir' (1999) o 'L’Outremangeur' (2003), le familiarizaron con el mundillo cinematográfico hasta que en 'Looking for Éric' (2009) asumió un papel protagonista representándose a sí mismo, en una cinta que se presentó al Festival de Cannes.

Netflix y el triunfo

Pero ha sido Recursos inhumanos, de Netflix, la producción con la que hemos descubierto al Cantona más versátil. El exfutbolista francés da vida a Alain Delambre, un hombre de 57 años (él ahora tiene 54) con una amplia trayectoria laboral en el ámbito de los recursos humanos pero en situación de desempleo desde hace seis años. Una circunstancia, por desgracia, muy familiar para muchos. En ese tiempo ha intentado subsistir con trabajos precarios, convirtiendo su vida personal (mujer e hijas) en una depresión casi constante.

En Recursos Inhumanos Éric Cantona se revela como un actor versátil.
En Recursos Inhumanos Éric Cantona se revela como un actor versátil. / Netflix

Pero tras ser despedido de su último empleo, la suerte parece cambiar. Una gran multinacional le selecciona para un proceso en el que, junto a un grupo de candidatos, vivirán una situación surrealista, cruel y despiadada para saber cuál de todos los participantes tiene menos escrúpulos: un secuestro simulado con rehenes incluidos.

Su éxito en Francia ha sido total y ya hay indicios de una segunda temporada

El objetivo de la contratación, despedir a más de 1.000 empleados, requiere alguien así. Delambre, o Cantona, descubrirá que es capaz de casi todo por volver a ser lo que era. Un hombre duro (de que ese papel lo iba bordar no había dudas), pero a la vez profundo, aunque bien es cierto que su personaje, en el libro en el que está basado, tiene algún recoveco más.

La serie, adaptación de la novela 'Cadres Noirs' (2010), de Pierre Lemaitre, está dirigida por el libanés Ziad Doueiri, nominado a un Oscar a la Mejor Película Extranjera por'El Insulto' (2017). Su éxito en Francia ha sido brutal y ya hay indicios de una segunda temporada. Los seis capítulos que componen la primera comienzan con Cantona hablando desde prisión: cómo llegó hasta ahí es una historia que merece la pena descubrir.