El Presidente: la serie que puede costarle un juicio millonario a Amazon
Amazon Prime
El Presidente: la serie que puede costarle un juicio millonario a Amazon

Polémica sobre polémica. El Presidente, apuesta de Amazon Prime para verano, y su interpretación del 'FIFA-Gate' desde la voz del fallecido Julio Grondona, le ha acarreado al gigante audiovisual una demanda de la familia del exdirigente argentino.

Por David Martín - 16 Jul 2020

"Están usando la vida de un persona para lucrarse. Es una demanda millonaria". Así de contundente se ha mostrado la abogada de la familia de Julio Humberto Grondona sobre la serie de Amazon Prime El Presidente. Ocho capítulos que narran, sobre todo, las implicaciones sudamericanas del 'FIFA-Gate, uno de los mayores escándalos de corrupción en el mundo del fútbol.

Grondona ni siquiera es el protagonista principal de la acción, pero sí es la voz que nos cuenta la historia de un personaje para quien es guía y fuente de inspiración: la de Sergio Jadue, dirigente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (para aclararnos, el Luis Rubiales del fútbol chileno) y uno de los nombres propios de la trama destapada en 2015. Una trama de lavado de dinero, fraude y sobornos por valor de más de 150 millones de dólares.

Fútbol, poder y mucho dinero

La ficción de Amazon tiene mucho de real. Sigue la trama descrita por las investigaciones de la Fiscalía de Nueva York y se centra en la figura de Jadue, interpretado por el colombiano Andrés Parra (Pablo Escobar en ‘El Patrón del mal’). La de Jadue es la historia del paso de la nada al todo, de llegar a lo máximo, de tocar la gloria en forma de billetes… Y caer estrepitosamente. Con solo 31 años y siendo presidente de un modesto club chileno, el Deportes La Calera, llegó al cargo de presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de su país por ser el único dirigente capaz de asumir lo que suponía para el país destituir a Marcelo Bielsa como seleccionador.

Una trama de lavado de dinero, fraude y sobornos por valor de más de 150 millones de dólares

Su juventud, ideas, descaro y ambición le llevaron en dos años a convertirse en vicepresidente de la Conmebol, la mayor organización del fútbol sudamericano. Hasta ahí todo en orden, una historia casi idílica.

Pero el dinero empieza a aparecer en cada esquina, los favores, los sobornos, los derechos de televisión, el márketing… Dólares y más dólares que Jadue no estaba dispuesto a ver pasar por delante de sus narices sin poder disfrutarlos.

Jadue fue uno de los 26 arrestados, reconoció los hechos y pagó más de un millón de dólares como fianza

Grondona, personaje clave

En ese ascenso a los cielos, el dirigente toma el ejemplo de Julio Humberto Grondona, interpretado magistralmente en la serie por Luis Margani. Grondona fue el jefe del fútbol argentino (AFA) durante 35 años y vicepresidente de la FIFA. Él era quien manejaba las finanzas del mayor organismo del fútbol mundial. Implicado en numerosas causas judiciales, su nombre nunca apareció como imputado en el ‘FIFA-Gate’. De hecho, cuando el escándalo estalló en 2015, Grondona ya había fallecido (2014). Es precisamente desde ahí, desde el momento de su muerte, desde donde Margani nos hace de narrador.

Final apasionante, pero conocido

Esta historia, exagerada en algunos lances para que 'el juego' sea más atractivo aún y que introduce personajes interesantes relacionados con la vida personal del protagonista, tiene un final conocido: Jadue fue uno de los 26 arrestados, reconoció los hechos y pagó más de un millón de dólares como fianza. Dejó la presidencia del fútbol chileno, obviamente, y se trasladó a vivir a Miami, donde colabora con la Justicia estadounidense en la resolución del caso.

Pero la manera arriesgada, directa y sin tabúes en la voz del personaje de Grondona a la hora de contar su ascenso al paraíso y descenso a los infiernos está causando furor en toda Latinoamérica. Eso, y la millonaria demanda de la familia del exdirigente argentino sobrevolando la producción de Amazon Prime, convierten a El Presidente en una serie más que atractiva para futboleros, y también para los amantes de los thriller de corrupción y desenfreno.