Premios Emmy 2020: 'Schitt's Creek', 'Watchmen' y 'Succession' triunfan en la primera gala de la pandemia del coronavirus
Premios Emmy
Premios Emmy 2020: 'Schitt's Creek', 'Watchmen' y 'Succession' triunfan en la primera gala de la pandemia del coronavirus

La comedia Schitt's Creek, la miniserie Watchmen y Succession como mejor serie dramática son las triunfadoras de la 72º edición de los Emmy, los premios más importantes de la televisión, entregados en una ceremonia virtual por la pandemia del coronavirus.

Por Serielistas - 21 Sep 2020

Schitt's Creek ha arrasado en el género de comedia al llevarse siete galardones, todos a los que aspiraba en en esta 72 edición de los Premios Emmy 2020 sin dejar opciones a sus competidoras.

Además de coronarse como mejor comedia, también se llevó los premios a actor cómico para Eugene Levy; actriz cómica, Catherine O'Hara; actor de reparto, Dan Levy; actriz de reparto, Annie Murphy; mejor guion de comedia, Dan Levy; y mejor dirección de comedia, Andrew Cividino y Dan Levy.

La serie canadiense hace historia en estos Premios Emmy 2020 ya que nunca antes una serie de comedia había logrado todos los galardones ni tampoco tantos. La ficción cuenta la historia de una familia adinerada que se reinventa tras arruinarse.

Eugene y Dan Levy, padre e hijo en la vida real, son coprotagonistas y creadores de esta ficción que ha sido aplaudida por su tratamiento respetuoso de la comunidad LGBT.

"Nuestra serie, en su punto central, va de los efectos de transformación que tiene el amor y la aceptación. Eso es algo que necesitamos ahora más que nunca antes", dijo Dan Levy sobre esta comedia que ha sido muy reconocida por su tratamiento respetuoso de la comunidad LGBT.

Y Eugene Levy aplaudió a su hijo por haber convertido Schitt's Creek en "una celebración de la inclusividad, un castigo a la homofobia y una declaración del poder del amor".

La sucesora del trono

Succession parece haber tomado el relevo de Juego de Tronos, la serie más premiada en la historia de los Emmy (59 estatuillas), y se ha alzado con un total de siete galardones, incluido el de mejor actor para Jeremy Strong.

De las traiciones y puñaladas reales entre las familias del universo de Juego de Tronos por conseguir el Trono de Hierro, el relevo ha pasado a las puñaladas (figuradas) y traiciones entre los miembros de una rica familia, dueña de un gran emporio mediático.

El de su creador, Jesse Armstrong, ha sido uno de los discursos más políticos de la gala. "Quiero no dar las gracias al presidente Donald Trump por su horrible y no coordinada respuesta al coronavirus, quiero no dar las gracias al presidente Boris Johnson por hacer lo mismo en mi país (Reino Unido), quiero no dar las gracias a todos los gobiernos nacionalistas que están haciendo lo opuesto a lo que necesitamos ahora, y quiero no dar las gracias a todos los magnates de los medios que hacen tanto por la gente en el poder", afirmó.

Watchmen (HBO), mejor miniserie

La otra gran favorita de la noche, Watchmen, se ha llevado 11 de los 26 premios a los que aspiraba. La ficción de HBO se alzó como mejor miniserie y su protagonista, Regina King, ha logrado el cuarto Emmy de su carrera.

King recibió el galardón desde su casa con una camiseta en la que aparecía la imagen de Breonna Taylor, la joven afroamericana que en marzo murió tiroteada por policías siendo inocente. "Tengan claro que su voto en las próximas elecciones cuenta", insistió al final de su discurso.

Watchmen, estrenada antes de que las protestas contra el racismo explotaran en Estados Unidos, se ha convertido en un referente cultural del movimiento Black Lives Matter porque su argumento está relacionado con la Masacre de Tulsa, un suceso acontecido en 1921 y en el que un grupo de supremacistas blancos masacró a ciudadanos afroamericanos.

Una ceremonia atípica

Ante la situación de la pandemia y para respetar todas las medidas de higiene, la ceremonia se ha celebrado sin público en Staples Center y se han distribuido 140 cámaras para conocer las reacciones en directo de todos los nominados y ganadores de la noche. Ya dijo Jimmy Kimmel en una entrevista previa a la gala, "que los Emmy 2020 serían una mezcla entre una entrega de premios y Gran Hermano".

El humorista Jimmy Kimmel, presentador del evento, dio la bienvenida desde el mítico Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.), la sede simbólica de la cita que no ha contado con alfombra roja, ni discursos en el escenario.

"Bienvenidos a los "Pand-Emmys", bromeó Kimmel al comienzo de una gala en la que los pocos invitados presentes han desinfectado ante las cámaras los sobres con el nombre los ganadores, se han realizado test de coronavirus y han mantenido -en la mayoría de ocasiones- la distancia social.