El personaje de Pepe Le Pew no protagonizará más proyectos televisivos de Warner Bros tras ser señalado por "normalizar la cultura de la violación"
Noticias
El personaje de Pepe Le Pew no protagonizará más proyectos televisivos de Warner Bros tras ser señalado por "normalizar la cultura de la violación"

Quizá el nombre no te diga nada pero si te digo que Pepe Le Pew es esa mofeta de los dibujos animados que persigue hasta el agotamiento a una gata que cree que es de su misma especie para que sea su pareja seguro que lo recuerdas. Aunque desde la compañía aseguran que la decisión se tomó hace tiempo, la noticia se ha conocido a raíz de las críticas al personaje por "normalizar la cultura de la violación".

Por María G. Lomas - 09 Mar 2021

No habrá mas proyectos televisivos de Warner Bross protagonizados por Pepe Le Pew, uno de los personajes habituales de la serie de Warner Bros, Looney Toons. Tanto es así que su personaje ha sido eliminado de la película Space Jam 2. Desde la compañía aseguran que ambas decisiones se tomaron hace un año, pero lo cierto es que un reciente artículo de opinión de The New York Times ha puesto a Pepe Le Pew en el foco.

Todo comenzó cuando hace unos días una importante editorial de Nueva York, Dr. Seuss Enterprises, decidía revisar sus publicaciones infantiles y pasar a la acción eliminando de su catálogo seis títulos por considerarlos racistas e insensibles.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Dr. Seuss (@drseuss)

Este hecho dio pie a un artículo de opinión de Charles M. Blow publicado en el New York Times y en el que aboga por eliminar "el racismo de la cultura y especialmente de la cultura infantil". En su artículo, Blow habla de la importancia de los referentes y de cómo él creció creyendo que ser negro era sinónimo de ser inferior.

El autor habla de varios títulos y hace un repaso de controvertidos personajes de dibujos animados empezando por Pepe Le Pew, por normalizar la cultura de la violación: siguiendo con Speedy González, por popularizar un dañino estereotipo sobre los mexicanos; y llegando hasta Tarzán o el género del western.

Por supuesto, tanto la decisión de la editorial Dr. Seuss Enterprises como el artículo de Blow no han hecho otra cosa que alimentar la polémica existente sobre dónde está el límite de la libertad de expresión y de si estamos ante una política de cancelación, igual que hemos visto con el caso de Gina Carano. Hay quién se pregunta si es necesario revisar personajes que como Pepe Le Pew fueron creados en 1945 —como ha pasado con Dumbo y otras ficciones de Disney— y si la solución es eliminarlos o sería suficiente con actualizarlos para enmarcarlos en la sociedad actual.