¿Qué pasó con los protagonistas de Tiger King?
Netflix
¿Qué pasó con los protagonistas de Tiger King?

Un criador de tigres en Estados Unidos frente a una defensora de los animales, envuelta en rumores de asesinato. Es la guerra que presenta Tiger King (Netflix). Una historia cero creíble si no fuera porque es real. 34 millones de personas se engancharon a esta miniserie documental en sus primeros 10 días en la plataforma.

Por Cristina Provencio - 28 Aug 2020

El conflicto

Carole Baskin, propietaria del santuario animal Big Cat Recue (Tampa Florida) acusa a Joe Exotic (Josep Allen Schreibvogel), dueño del zoológico Greater Wynnewood Exotic Animal Park, de explotación y abuso de animales salvajes.

Un conflicto real pero que, según Baskin, no se cuenta de forma veraz. La protagonista se queja de que los productores se acercaron a ella para venderle la idea de reflejar una lucha contra el maltrato animal y ha terminado siendo una serie "sensacionalista que sólo busca atraer espectadores", afirma.

Baskin en la actualidad

Carole Baskin vive un presente agridulce. Ganó su pelea contra Joe Exotic. Se quedó con el zoo después de que un juez le diera el control total, como forma de pago de una deuda que tenía Joe de 1 millón de dólares. Cuenta además con el apoyo de la organización internacional PETA.

Pero Baskin, cuyo marido desapareció y de cuyo asesinato la acusa Joe Exotic, se enfrenta ahora a la acusación de la posible manipulación del testamento de su difunto esposo. El dinero de la herencia le sirve para mantener su santuario.

Carole Baskin no ha sido nunca acusada formalmente del presunto asesinato de su marido

Según la cadena 10 Tampa Bay, hay pruebas de que el testamento de Don Lewis fue manipulado para favorecer a la viuda. Una hipótesis apoyada también por Chad Chronister, sheriff del condado de Hillsborough, aunque por la que Baskin ya no puede ser juzgada. Del presunto asesinato nunca ha sido formalmente acusada.

Ella está indignada con la forma en que se describe ese episodio en la serie: "Tiene un segmento dedicado a sugerir, con mentiras e insinuaciones de personas que no son creíbles, que tuve un papel en la desaparición de mi esposo Don en 1997".

Joe Exotic, en la cárcel

Josep Allen Schreivogel (también conocido como Maldonado – Passage, en honor a sus parejas) ha sido trasladado de la prisión de Grady, en Oklahoma, a la cárcel de Fort Worth, Texas, para cumplir el resto de sus 22 años de condena. Justo al llegar a la nueva prisión fue diagnosticado con Covid-19.

Joe Exotic fue condenado en 2019 por 17 cargos de abuso animal y 2 cargos de asesinato a sueldo (caso Carole Baskin), además de tráfico de animales exóticos y estafa.

Él sigue luchando por su libertad y está pendiente de una demanda de 94 millones de dólares contra el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, el departamento de Interior americano, el fiscal que lo procesó y varios testigos del caso.

Según el portal TMZ, quiere llegar incluso al presidente Donald Trump, con un expediente en el que detalla que fue condenado de forma injusta por el complot contra Carole Baskin.

El caso es tan conocido en Estados Unidos que hasta un reportero del periódico New York Post le preguntó a Trump (en una rueda de prensa para hablar del coronavirus) si perdonaría a Joe Exotic, a lo que el presidente respondió que no había visto el documental pero echaría un vistazo al caso.

Según su marido, Dillon, Joe no ha visto la serie pero "está al corriente de lo famoso que se ha vuelto, hasta los guardias de la cárcel le enseñan los memes. Está encantado, se alegra de que la gente conozca su historia".

El director Eric Goode también ha hablado varias veces con él, con la misma sensación. "Creo que va a intentar ser portavoz de la reforma de la justicia criminal. Está encarcelado y por supuesto va a decir que ahora comprende lo que les hizo a esos animales".