Omar Sy ve a 'Lupin' como el James Bond francés
Netflix
Omar Sy ve a 'Lupin' como el James Bond francés

Si los ingleses tienen a James Bond, los franceses tienen a Arsène Lupin. La principal diferencia es que Lupin no es un espía al servicio del presidente de la república, sino un ladrón de guante blanco que, eso sí, es igual de encantador, de intrépido y tiene tantos recursos como el agente 007. Al menos, así lo ve Omar Sy, protagonista de la serie de Netflix que recupera a ese personaje para el público del siglo XXI.

Por Marina Such - 08 Jan 2021

El público internacional está bastante acostumbrado a que, periódicamente, se estrenen relecturas de personajes clásicos de la literatura anglosajona, ya sea Sherlock Holmes o ese James Bond más conocido por sus películas que por las novelas de Ian Fleming. Sin embargo, es mucho menos común que nos encontremos con nuevas versiones de, por ejemplo, Arsène Lupin, personaje creado por Maurice Leblanc a principios del siglo XX y cuya popularidad llegó a rivalizar con la del mismísimo Sherlock.

Lupin (que inspiró también un anime en el que participó Hayao Miyazaki) es un ladrón carismático que siempre encuentra la manera de salir airoso de cualquier dificultad, que domina a la perfección el arte del disfraz y que tira más de su intelecto que de la violencia. Para Assane, el protagonista de la serie de Netflix Lupin, es un modelo a seguir, y pata su protagonista, Omar Sy, es una perfecta oportunidad de demostrar que puede ser la gran estrella única de una ficción de este estilo.

"Cuando Gaumont me preguntó qué quería hacer, a qué personaje quería interpretar, enseguida dije que a Arsène Lupin", afirma el actor, lanzado a la fama gracias a la película Intocable. La serie está creada por George Kay y dirigida en su mayor parte por Louis Leterrier, acostumbrado a dirigir blockbusters de Hollywood. Y se nota que, aunque a Assane le mueve el deseo de vengar a su padre, acusado injustamente de robar un collar 25 años atrás, lo que todos los responsables buscan en que Lupin sea entretenida, ligera, y que el espectador siempre se sorprenda de las estratagemas montadas por su protagonista.

El primer episodio se centra en un robo en el Louvre que da la medida de lo que vamos a ver más adelante y que es el plan favorito de Omar Sy de todos los que ejecuta Assane. "Es el que más me gusta porque es divertido, inteligente y con recursos", explica el actor, y es también donde es más fácil ver las comparaciones con el modus operandi de James Bond. Sin embargo, Assane está marcado por un pasado de inmigración y discriminación que otorga otro aura a sus acciones.

Los policías que buscan a Assane siempre van varios pasos por detrás.
Los policías que buscan a Assane siempre van varios pasos por detrás.

"Lupin es lo único que tiene (...). Para él, Lupin es como su biblia", explica Sy sobre lo que su personaje ve en ese ladrón de hace un siglo para servirse de él como su modelo en la vida. El subtítulo de la serie, "bajo la sombra de Arsène", no solo hace referencia a lo crucial que fue para Assane tener las aventuras del personaje de Leblanc como refugio durante su adolescencia, pero también puede aplicarse al resto de la serie y a la propia interpretación de Sy, que tira de carisma con una rabia soterrada siempre presente.