Las nuevas 'Historias para no dormir' quieren entretener y hacer pensar al espectador
Amazon Prime
Las nuevas 'Historias para no dormir' quieren entretener y hacer pensar al espectador

Uno de los grandes tótems de la televisión española es 'Historias para no dormir', serie antológica supervisada por Chicho Ibáñez Serrador que adaptaba relatos famosos de terror al formato televisivo. Ha tenido varias nuevas vidas y la última llegará a Amazon Prime Video el 5 de noviembre, con capítulos dirigidos por Paco Plaza, Paula Ortiz, Rodrigo Sorogoyen y Rodrigo Cortés. Todos ellos nos cuentan las claves de la serie.

Por Marina Such - 18 Oct 2021

Para varios de los directores de la nueva Historias para no dormir, su contacto con Chicho Ibáñez Serrador estaba limitado a las noches viendo Un, dos, tres con sus padres. La faceta de productor de entretenimiento era la que ganaba a la de director y guionista de historias de terror como La residencia o ¿Quién puede matar a un niño? Sin embargo, es ese género el que le granjeó popularidad y prestigio en la televisión española. Dani Rovira, protagonista del episodio El asfalto, reconoce que es esa última película la que él más asocia a Ibáñez Serrador y su capacidad para crear un terror diurno realmente efectivo.

Influido por Rod Serling y Alfred Hitchcock, Chicho presentaba cada episodio de una manera humorística y juguetona, un tono que se trasladaba a los capítulos en sí y que los responsables de la recuperación de la serie han querido mantener. Los cuatro episodios presentan nuevas versiones de algunos de los más célebres de la emisión original: El asfalto, Freddy, El doble y La broma. Cada capítulo recae, respectivamente, en Paula Ortiz, Paco Plaza, Rodrigo Sorogoyen y Rodrigo Cortes, y cada uno aporta sus intereses y sus influencias.

"Se te da toda la libertad autoral posible, y eso solo se tiene que parecer a ti mismo y las decisiones son las tuyas", explica Cortés sobre el método de trabajo que han seguido. Su episodio es una historia noir con mucha retranca en la que Nathalie Poza, Eduard Fernández y Raúl Arévalo juegan en serio, en palabras de Poza, con unos personajes que parecen sacados de Perdición. "Siempre he sentido que el humor es parte fundamental de cualquier género, y en especial del drama", continúa el director: "El humor no siempre es divertido, pero el humor impone una distancia y una mirada que hace las cosas asumibles y que impide que caigas en la solemnidad".

A ese componente de humor se añade el de juego, de experimento. El formato y el género han abierto a los realizadores la posibilidad de explorar con maneras de narrar la historia que, de otra manera, no habrían sido posibles. Así lo veo Sorogoyen, cuyo capítulo se traslada a un futuro cercano post pandémico: "Ha sido una oportunidad para jugar, para sentirte un poco más libre de lo que te puedes llegar a sentir en una peli, creo que no estoy diciendo nada atrevido con esto. Creo que te lo permite el concepto de la serie".

Vicky Luengo y David Verdaguer son los protagonistas de 'El doble'.
Vicky Luengo y David Verdaguer son los protagonistas de 'El doble'.

El director, que repite con la protagonista de Antidisturbios, Vicky Luengo, vuelca sus obsesiones sobre la pareja y la necesidad (o no) de que haya honestidad en ella en su episodio sobre personas que se compran dobles exactos para que se encarguen de las partes de sus vidas que ellos quieren evitar. También repite Paula Ortiz con su actriz de La novia, Inma Cuesta, y con Dani Rovira en su versión de El asfalto, la historia de un hombre corriente atrapado por el suelo que tiene ecos a La cabina y al Billy Wilder de El gran carnaval.

Para la directora, detrás dela inteligencia y el humor de Wilder y de Rafael Azcona "hay cierto nihilismo, una sequedad muy amarga y muy luminosa al mismo tiempo", y describe su episodio afirmando que "es un terror, en última instancia, aunque sea muy terrenal y muy físico lo que está ocurriendo, muy abstracto. Es un terror a tu propia desaparición sin sentido, sin razón, sin continuidad y sin nada detrás".

Mike Esparbé y el muñeco de ventrílocuo poseído de 'Freddy'.
Mike Esparbé y el muñeco de ventrílocuo poseído de 'Freddy'.

El episodio más abiertamente humorístico, además de La broma, es Freddy, que Paco Plaza apunta que "es más un homenaje que una relectura" y que "tenía muy claro que quería sacar a Chicho como personaje de ficción". De hecho, hasta acaba representando algo así como el Mefistófeles para el Fausto interpretado por Miki Esparbé, un actor desesperado que acaba "poseído" por un diabólico muñeco de ventrílocuo.

Si ese episodio se pregunta hasta dónde podríamos llegar para conseguir nuestros sueños, El doble va más por "no saber quién eres tú ni con quién realmente estás, ese juego es el que me interesa con esta historia", señala Sorogoyen. Todos, no obstante, han estado movidos por el mismo objetivo, que es entretener y hacer pensar al espectador. Ya puede ser el juego de traiciones entre los protagonistas de La broma o la angustia en El asfalto de ese hombre atrapado al que nadie se toma demasiado en serio, los cuatro buscan, a través de los códigos del género, tomar el pulso al estado de la sociedad actual.