'El señor de los anillos' sale por primera vez de Nueva Zelanda: el rodaje de la 2ª temporada se hará en Reino Unido
Amazon Prime
'El señor de los anillos' sale por primera vez de Nueva Zelanda: el rodaje de la 2ª temporada se hará en Reino Unido

Hasta hoy, hablar de Nueva Zelanda era hablar de la Tierra Media. Desde que Peter Jackson eligiese su lugar de nacimiento para el rodaje de la trilogía original allá por principios de los 2000, nuestras antípodas eran sinónimo de elfos, hobbits, orcos y magos. Pero ahora, Amazon ha decidido llevarse la producción a lugares más cercanos. Ha elegido Reino Unido como lugar para producir su serie más cara y ambiciosa. Os contamos los motivos a continuación.

Por Serielistas - 13 Aug 2021

No tiene que haber sido una decisión sencilla para los responsables de la serie de El señor de los anillos. Mover todo el entramado que han ido preparando en los últimos años para poder desarrollar una de las series más ambiciosas de la historia es un reto mayúsculo. Sobre todo cuando han dedicado tanto tiempo a establecer y preparar unos sets de rodaje y unas instalaciones para todo el equipo que iban a usar durante varios años. Se estima que el precio de todo ello ha costado la friolera de más de 450 millones de euros.

Pero con todos esos recursos ya convertidos en algo tangible y tras haber terminado el rodaje de la primera temporada de la serie, ahora han decidido dejar Nueva Zelanda. ¿Por qué? Hay un par de razones de peso. La primera y más importante: el dinero. El vil metal. Rodar en Nueva Zelanda supone unos costes mucho mayores que hacerlo en Reino Unido. Además, Amazon Studios hizo una fortísima inversión hace unos años montando allí unos estudios permanentes en los que han rodado muchos de sus títulos propios y quiere seguir rentabilizándolos. Es decir, prefieren dejar de lado todo lo invertido ya en Nueva Zelanda y volver al viejo continente. Semejante movimiento deja entrever que el ahorro tiene que ser más que considerable.

El maldito coronavirus

El otro motivo es el gran enemigo de nuestros días: el COVID-19. Las restricciones de movimiento en Nueva Zelanda a causa de la pandemia son súper estrictas y eso ha derivado en un montón de problemas logísticos para el equipo de rodaje. Tenemos que tener en cuenta que la mitad del reparto de la serie es británico. Cada vez que salen del país y vuelven a entrar tienen que pasar una cuarentena obligatoria de dos semanas hasta que pueden volver a rodar. Imaginad la cantidad de problemas de agenda para los productores. Además de que hay un límite en el número de personas que pueden dejar la producción cada vez.

Con todo esto, la vuelta al Reino Unido es ya un hecho. Pero los responsables de la ficción han confirmado que toda la postproducción de la primera temporada se va a hacer en Nueva Zelanda tal y como tenían ya programado. Es decir, el equipo va a permanecer allí hasta junio de 2022 aunque la preproducción de la 2ª temporada arrancará en tierras británicas a principios de año.

Ese es el plan de ruta que tienen definido. Y marcado a fuego en su calendario (y en el de todos nosotros) está el estreno de la primera temporada que, os recordamos, llegará el 2 de septiembre del año que viene.