Netflix España dice adiós a 'Friends' con las campanadas de 2020
Netflix
Netflix España dice adiós a 'Friends' con las campanadas de 2020

'Friends' dejará de formar parte del catálogo de Netflix a partir del 1 de enero de 2021, tal y como advierte la plataforma con un mensaje en la esquina superior izquierda cuando comienzas a ver un capítulo.

Por María G. Lomas - 10 Dec 2020

Siguiendo los pasos de Estados Unidos, donde Friends abandonó Netflix el 31 de diciembre de 2019 ante la inminente llegada de la plataforma de vídeo premium de Warner, HBO Max; un año después le llega el turno a España. Y, también en este caso, el fin de los derechos de una de las series más rentables coincide con el anuncio de la llegada de HBO Max a Europa y Latinoamérica en 2021. Hasta entonces, la serie aún podrá verse en HBO España y Amazon Prime Video.

Era cuestión de tiempo que Warner Media (dueña de la licencia de Friends) comenzase a recuperar la exclusividad de la serie y el anuncio de que su propia plataforma de vídeo premium llegará a Europa y Latinoamérica parece la excusa perfecta para que Friends vuelva a casa y ayude a HBO Max a atraer usuarios. De hecho, será la única opción para ver el esperado reencuentro de los actores de Friends, que ha sufrido varios retrasos, el último a causa de la crisis del coronavirus.

La gallina de los huevos de oro de Warner Media

Más de 20 años después de la emisión del episodio piloto en 1994, tanto Warner Media como los actores protagonistas han seguido obteniendo jugosos beneficios gracias a los derechos de distribución de la la serie. Según datos de 2018, Warner ganaba 1.000 millones de dólares al año por los derechos de la serie que también aportaban a las cuentas de cada uno de sus protagonistas 20 millones de dólares al año.

De hecho, ese mismo año, Netflix renovaba el contrato para seguir emitiendo Friends a cambio de alrededor de 100 millones de euros, la misma cantidad que costaba producir una temporada completa de la nada barata Juego de Tronos. Una gran salto, tal y como explicaba el New York Times, desde los 30 millones al año que había pagado inicialmente Netflix por incluir la serie en su catálogo.

Y es que a pesar de los años que han pasado desde la emisión del primer capítulo en 1994 y de cierto rechazo por parte de la generación millenial hacia algunos aspectos que se ven fuera de lugar desde la perspectiva social actual, Friends ha seguido siendo una de las series más vistas en Netflix, lo que justificaría el desembolso de la plataforma para seguir emitiéndola.

Ni el paso del tiempo, ni las reposiciones en bucle de la serie en diferentes canales y plataformas en todo el mundo —en España aún se puede ver en canales tradicionales como Neox y Comedy Central o en las plataformas de HBO España y Amazon Prime Video— parecen hacer mella en el lucrativo negocio de Friends.