Netflix confirma que 'El juego del calamar' es la serie más vista en la historia de la plataforma
Netflix
Netflix confirma que 'El juego del calamar' es la serie más vista en la historia de la plataforma

Ni 'The Witcher', ni 'Stranger Things', ni 'Los Bridgerton'; 'El juego del calamar' ha pulverizado todos los récords de lanzamientos de Netflix y se ha convertido en la serie más vista de la plataforma.

Por Serielistas - 13 Oct 2021

Un total de 111 millones de personas se han unido oficialmente a El juego del calamar desde su estreno, tal y como ha revelado Netflix. A estas alturas ya se sabe que la plataforma no suele aportar datos de audiencias, únicamente lo hace en ocasiones puntuales si son series muy seguidas, y además las visualizaciones cuenta a partir de los dos minutos de visionado. Aún así, no hay ninguna duda de que la serie coreana sobre un grupo de personas desesperadas que participa en macabros juegos infantiles para optar a ganar una fortuna se ha convertido en todo un fenómeno mundial. La serie supera así a otras ficciones de éxito como Los Bridgerton (82 millones), The Witcher (76 millones), La casa de papel (65 millones), Tiger King (64 millones) o Gambito de dama (62 millones).

El éxito de la serie, de la que puedes ver aquí sus mejores momentos, ha sido toda una sorpresa para todos los implicados, empezando por el CEO de Netflix Ted Sarandos que reconocía que no esperaban tanta repercusión para la serie. Para el creador de la serie, Hwang Dong-hyuk no ha sido un camino fácil, ya que como se refleja en un comunicado de la compañía empezó a escribir el guion en 2008 y lo terminó en 2009 con la idea de hacer una película.

"En ese momento resultaba muy excéntrica y violenta", aseguraba el director que tuvo que guardar la historia en un cajón mientras seguía trabajando en otras películas. Finalmente la entrada de Netflix en la ecuación cambió las cosas: "Desaparecieron los límites y conté con toda la libertad creativa para trabajar a mi manera", ha asegurado.

Parte del éxito de la serie reside en el contraste entre la sencillez de los juegos de niños con el dramático final para los que pierden las pruebas de supervivencia y la mezcla de realismo y fantasía que se ha logrado gracias a la colorida estética de los escenarios. Detrás de todo se esconde, como puedes leer en la crítica, una crítica feroz al sistema capitalista.