'Más Muppets que nunca', la nueva serie de Disney+ que perpetúa el legado de Jim Henson
Disney +
'Más Muppets que nunca', la nueva serie de Disney+ que perpetúa el legado de Jim Henson

Disney+ estrena en noviembre 'Más Muppets que nunca', una nueva serie protagonizada por los personajes que creó Jim Henson. Una buena ocasión para preguntarnos quién es y hasta dónde llega la influencia de su obra.

Por María G. Lomas - 06 Nov 2020

En 2004 la compañía de Walt Disney llegó a un acuerdo con la familia de Jim Henson —el creador de los Muppets (conocidos en España como Los Teleñecos)— para hacerse con los derechos de sus personajes. No era la primera vez que Disney lo intentaba, el interés de la compañía por las creaciones de Henson se remonta a finales de los 80 cuando ya negoció la compra con el propio creador, pero la repentina muerte de éste en 1990 impidió que el acuerdo llegara a buen término.

Más Muppets que nunca es la primera serie de la factoría de The Muppets Studio y también la primera creación original para la plataforma de la compañía de Mickey Mouse. La nueva serie de seis episodios tiene por delante el desafío de recuperar el relumbre y la magia del universo que ha ilusionado a varias generaciones.

Sin embargo, los Muppets no son la única creación de Jim Henson que está de actualidad. La fantástica serie de Netflix Cristal Oscuro: la era de la resistencia (a pesar de su cancelación tras una única temporada); el reboot de los Fraggle Rock, que prepara Apple TV; y el remake cinematográfico de La maldición de las brujas, con Anne Hathaway como protagonista, también forman parte de su legado. Tres ejemplos de que su influencia llega hasta nuestros días.

Quién fue Jim Henson

Jim Henson murió, como hemos dicho, repentinamente en 1990 cuando tenía 53 años dejando una enorme herencia en el mundo del marionetismo, el género fantástico y el entretenimiento para niños y adultos. Su fructífera carrera comenzó a mediados de la década de 1950, cuando creó unas marionetas de tela con gran movilidad a las que bautizó como Muppets, por la unión de las palabras "marionette" (marioneta) y "puppet" (títere).

Henson era un universitario de apenas 20 años cuando sus personajes comenzaron a llamar la atención de la televisión y logró las primeras apariciones en un canal local de Washington con el programa Sam and friends. Un show en el que, además de conocer a la que sería su mujer y colaboradora, también creó a un personaje icónico que le acompañaría durante toda su carrera: la rana Gustavo.

El éxito de Sam and friends dio paso a numerosos trabajos para publicidad, lo que proporcionaba el verdadero sustento a la compañía. Estas experiencias en publicidad y televisión permitieron a Henson innovar y perfeccionar la técnica de manejo de las marionetas adaptándolo y aprovechando las ventajas del medio televisivo.

Sin embargo, antes de que llegara su primer gran éxito con Barrio Sésamo, Henson dirigió su curiosidad hacia el mundo del cine sin mucho éxito en su momento. Posteriormente, sus obras experimentales Timepiece, Youth 68 y The Cube llegaron a ser una referencia para muchos cineastas.

Marionetas para todos los públicos

Cuando en 1969 Henson creó el programa para niños, Barrio Sésamo, no esperaba para nada el éxito que alcanzó, llegando a tener franquicias en una treintena de países. Con un lenguaje directo y sin infantilismos el programa atrapó a pequeños y adultos durante 50 temporadas —es el programa infantil más longevo de la televisión–. A pesar de ser todo un éxito, Barrio Sésamo generaba cierta frustración en su creador ya que supuso el encasillamiento de las marionetas como un contenido exclusivamente infantil cuando él defendía que podían ser un género para el público adulto.

Un poco a modo de reivindicación surgió la idea de Sex and Violence, un programa en el que los Muppets parodiaban la proliferación de sexo y violencia en la televisión y que supuso el germen para la creación de lo que sería el segundo boom de su carrera: The Muppets Show. Un éxito que se extendió a lo largo de cinco temporadas durante las cuales Henson compaginaba las grabaciones en Reino Unido — dónde se producía The Muppets Show— con su sección fija en el programa Saturday Night Live y la gestión de su propia empresa: The Jim Henson Company.

No olvidemos que Henson era el marionetista detrás de personajes como la rana Gustavo, el perro Rowlf, el Chef sueco o el Doctor Dientes, entre otros. En estos años, Frank Oz ya era su más estrecho colaborador y ambos estaban también detrás de los famosos personajes de Epi y Blas.

Richard Hunt, Jim Henson y Frank Oz manejando los hilos de Epi y Blas.
Richard Hunt, Jim Henson y Frank Oz manejando los hilos de Epi y Blas. / IMDB

El universo de los Muppets dio el salto al cine con tres películas mientras Henson aún vivía, y otras tantas después de su muerte gracias a la continuidad de su labor en manos de su hijo Brian Henson. Con todo esto, el padre de los teleñecos aún tuvo tiempo de crear otras obras maestras como el universo de Fraggle Rock o dos clásicos del cine fantástico de los 80 como fueron Cristal Oscuro y Dentro del laberinto.

George Lucas, David Bowie y Jim Henson trabajaron juntos en Dentro del laberinto.
George Lucas, David Bowie y Jim Henson trabajaron juntos en Dentro del laberinto. / IMDB

Su sello también está en la creación en 1990 de los personajes de la película de Las tortugas Ninja, y en la producción de La maldición de las brujas. Fueron los últimos trabajos de Henson antes de que la muerte le llegara con las botas puestas ya que se encontraba en un momento muy productivo de su carrera.

Gracias a la labor de Lisa, Cheryl, Brian y Heather Henson al frente de The Jim Henson Company, el legado de su padre perdura después de su muerte. Ahora es el turno de Disney+, que tiene el reto de volver a ilusionar a pequeños y mayores con la magia de las marionetas que llevan más de medio siglo divirtiendo a generaciones.