Los 5 motivos para ver 'El juego del calamar' si aún no te decides por el fenómeno que ni Netflix vio venir
Netflix
Los 5 motivos para ver 'El juego del calamar' si aún no te decides por el fenómeno que ni Netflix vio venir

'El juego del calamar' ha traspasado fronteras como sucedió en su momento con 'La casa de papel', convirtiéndose en un fenómeno del que todo el mundo habla y sorprendiendo incluso a los directivos de la compañía de 'streaming'.

Por María G. Lomas - 05 Oct 2021

Los directivos de Netflix son los primeros en afirmar que cuentan un gran conocimiento de los suscriptores y de sus gustos gracia a los datos que manejan y, por eso, en la última junta de accionistas sorprendía la declaración de Ted Sarandos diciendo que el éxito de El juego del calamar no lo vieron venir.

El juego del calamar es una serie que no tiene nada que ver con nada que hayas visto hasta ahora, a pesar de que es inevitable encontrar en ella muchas referencias. Vamos a ver cuáles son y los motivos por los que, si no lo has hecho ya, deberías animarte a verla. Es más, es la primera serie del creador, Hwang Dong-hyuk, que ha asegurado que escribió el proyecto en 2008 y lo guardo en un cajón tras el rechazo de varias productoras hasta que Netflix decidió apostar por él.

Seguramente cuando, inevitablemente, hayas empezado a escuchar hablar a tu alrededor de El juego del calamar tu mente habrá hecho una asociación directa con Los juegos del hambre y es que el parecido es inevitable. En las dos series hay juegos y competiciones, supervivencia y muerte, así como diferencias entre privilegiados y desafortunados.

En la serie coreana de Hwang Dong-hyuk, los jugadores son personas con dificultades económicas que en su desesperación deciden meterse en este juego aparentemente sencillo cuyo premio es una gran suma de dinero, pero que tiene letra pequeña. El que pierde muere.

El contraste de ingenuidad y brutalidad es parte del atractivo de 'El juego del calamar'.
El contraste de ingenuidad y brutalidad es parte del atractivo de 'El juego del calamar'. / Netflix

Viendo las primeras imágenes de la serie en la que unos personajes enmascarados van vestidos con monos rosas es fácil recordar La casa de papel, otro éxito de la plataforma. Y también hay quien relaciona la producción de Netflix con la película surcoreana Parásitos que fue todo un éxito en 2020 o con la saga de Saw, mucho anterior, y a la que se parece por los retos y por el contenido violento y sádico.

En realidad, la inspiración que ha reconocido el creador de la serie, Hwang Dong-hyuk, la encontramos en en dos obras manga, a pesar de que el autor de Kamisama No Itoori, conocido también como As the Gods Will ha llegado a hablar de plagio.

Para Dong-hyuk, las referencias están, en primer lugar, en Battle Royale que, con su historia sobre una clase de chicos que al terminar el instituto se enfrentan a muerte en una isla de la que saldrá un único ganador, marcó un hito en el género. Y en segundo lugar, en la conocida en España como El juego de los mentirosos (Liar Game).

5 Motivos para engancharte a 'El juego del calamar'

Por lo tanto si eres fan de los títulos manga que hemos mencionado, si te te gustó Parásitos y quieres comparar o si has visto todas las entregas de Saw y te apetece ver un sangriento juego a vida o muerte, claramente deberías darle una oportunidad a El juego del calamar.

También debes verla si, además, te gusta la cultura coreana. Verás como la serie apela directamente a la nostalgia al recuperar juegos y dulces de una infancia, eso sí, con menos violencia. De todas formas, esta no es una condición imprescindible para ver la serie ya que ha traspasado fronteras y es lo más visto de la plataforma en América Latina o Europa.

La escena de las escaleras de 'El juego del calamar' se inspira en el famoso dibujo de M.C. Escher.
La escena de las escaleras de 'El juego del calamar' se inspira en el famoso dibujo de M.C. Escher. / Netflix

Otra de las claves de la serie es el contraste entre la violencia y la oscuridad de algunas escenas con una estética infantil e ingenua en otros momentos. La sencillez de la premisa que parte de inocentes juegos infantiles y los convierte en brutales retos a vida o muerte es sin duda alguna uno de los motivos para enganchar al espectador.

Tienes un motivo para verla si además te gustan las series que no terminan con el final, sino que te dejan reflexionando sobre el significado de lo que has visto que en el caso de El juego del calamar es una "feroz crítica hacia el sistema" como se explica en la crítica de la serie.

Por último, tendrás que verla si quieres participar de la conversación en Internet que está inundada de memes con los personajes de la serie, incluida la inquietante muñeca de uno de los macabros juegos. Y, por cierto, la muñeca de la serie es real y existía en un museo desde dónde fue trasladada para el rodaje.

'El Juego del Calamar' va mucho más allá de una simple competición a vida o muerte.
'El Juego del Calamar' va mucho más allá de una simple competición a vida o muerte.